El mer­ca­do del au­to­cui­da­do, en al­za

Las ven­tas de es­te seg­men­to cre­cie­ron en 53 mi­llo­nes de eu­ros el año pa­sa­do

El Economista - Sanidad - - SUMARIO SANIDAD - JUAN MAR­QUÉS

El mer­ca­do de pro­duc­tos de au­to­cui­da­do es­tá ga­nan­do pe­so en la fac­tu­ra­ción to­tal de la far­ma­cia, una bue­na se­ñal pa­ra un sec­tor muy cas­ti­ga­do por el con­ti­nua­do re­cor­te del gas­to pú­bli­co en re­ce­tas, que cons­ti­tu­ye el grue­so de sus in­gre­sos. Es el pri­mer in­di­ca­dor po­si­ti­vo en los úl­ti­mos tres años, don­de las bo­ti­cas han per­di­do un 13,5 por cien­to de su fac­tu­ra­ción me­dia.

Des­de el ter­cer tri­mes­tre de 2013, se ad­vier­te un cam­bio de ten­den­cia, so­bre to­do, en el mer­ca­do de au­to­cui­da­do, que in­clu­yen me­di­ca­men­tos pu­bli­ci­ta­rios, se­mi­éti­cos y ho­meo­pá­ti­cos, ade­más de cos­mé­ti­cos o com­ple­men­tos ali­men­ti­cios, en­tre otros pro­duc­tos sa­ni­ta­rios de venta li­bre. Las ven­tas de es­te seg­men­to cre­cie­ron en 53 mi­llo­nes de eu­ros el año pa­sa­do, un 1,3 por cien­to más que en 2012, has­ta su­mar 4.835 mi­llo­nes de eu­ros en la far­ma­cia, le­jos to­da­vía de re­cu­pe­rar los 5.120 mi­llo­nes fac­tu­ra­dos en 2010.

Los úl­ti­mos da­tos con­fir­man el des­pe­gue de es­te mer­ca­do im­pul­sa­do por las ven­tas de los pro­duc­tos OTC y, en es­pe­cial, de nue­vos pro­duc­tos de con­su­mo in­ge­ri­dos, in­ha­la­dos y com­ple­men­tos ali­men­ti­cios, ade­más de los pro­duc­tos de hi­gie­ne per­so­nal tras cua­tro años de caí­da. Pa­ra el di­rec­tor ge­ne­ral de la Aso­cia­ción pa­ra el Au­to­cui­da­do de la Sa­lud (Anefp), Jau­me Pey, “es­ta­mos al co­mien­zo de una ten­den­cia po­si­ti­va pa­ra el au­to­cui­da­do de la sa­lud”.

El au­to­cui­da­do re­pre­sen­ta así el 26,8 por cien­to de los in­gre­sos de es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos, un 1,8 por cien­to más que en 2010, a pe­sar de re­gis­trar un de­cre­ci­mien­to del 4 por cien­to en uni­da­des dis­pen­sa­das, que ha si­do com­pen­sa­do por el au­men­to de pre­cios, se­gún da­tos de IMS Health.

Una de las cla­ves de es­te re­pun­te es­tá en la des­fi­nan­cia­ción pú­bli­ca de me­di­ca­men­tos apli­ca­da en sep­tiem­bre de 2012, se­gún ha re­co­no­ci­do Jau­me Pey, cu­yos fru­tos co­mien­zan aho­ra a re­co­ger­se, así co­mo el cre­ci­mien­to del mer­ca­do de pa­to­lo­gías res­pi­ra­to­rias. La fac­tu­ra­ción de los des­fi­nan­cia­dos en 2012 só­lo dis­mi­nu­yó un 2 por cien­to a pe­sar de que el nú­me­ro de uni­da­des

ven­di­das ca­yó el 10 por cien­to, se­gún apun­ta An­ta­res Con­sul­ting en un re­cien­te in­for­me so­bre el sec­tor, gra­cias a una es­tra­te­gia de au­men­to de pre­cios y la im­pli­ca­ción de la far­ma­cia en el con­se­jo y dis­pen­sa­ción de es­ta ca­te­go­ría de pro­duc­tos. Pe­ro en los úl­ti­mos me­ses se apre­cia una re­cu­pe­ra­ción tan­to en fac­tu­ra­ción co­mo en nú­me­ro de uni­da­des, des­ta­ca la con­sul­to­ra. El mer­ca­do pri­va­do de pres­crip­ción ya au­men­tó, de he­cho, el año pa­sa­do 2013 has­ta un 7 por cien­to en vo­lu­men y un 3 por cien­to en va­lor.

Dos me­di­das ade­más han con­tri­bui­do tam­bién a la re­cu­pe­ra­ción del mer­ca­do. Por un la­do, la in­tro­duc­ción del Se­llo de Ga­ran­tía pa­ra la pu­bli­ci­dad de me­di­ca­men­tos no su­je­tos a re­ce­ta den­tro de un sis­te­ma de au­to­rre­gu­la­ción que, por fin, pres­cin­de de la cen­su­ra del Con­trol Pre­vio Sa­ni­ta­rio vi­gen­te du­ran­te 25 años. Jun­to a Sa­ni­dad y Au­to­con­trol, la pa­tro­nal que pre­si­de Jor­di Ra­men­tol fir­ma­rá ade­más en los pró­xi­mos me­ses un con­ve­nio que res­pal­da­rá de for­ma ofi­cial el Se­llo de Ga­ran­tía que ya es­tá fun­cio­nan­do. De los 430 pro­yec­tos de pu­bli­ci­dad de me­di­ca­men­tos sin re­ce­ta y pro­duc­tos sa­ni­ta­rios pre­sen­ta­dos en 2013, 353 ob­tu­vie­ron el se­llo de Anefp.

El otro gran re­vul­si­vo que di­na­mi­za­rá en el fu­tu­ro el mer­ca­do pu­bli­ci­ta­rio se­rá la pues­ta en mar­cha del No­men­clá­tor Maes­tro del Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud, en el que se in­clu­yen tam­bién los me­di­ca­men­tos de au­to­cui­da­do, pa­ra que los mé­di­cos tam­bién pue­dan pres­cri­bir­los con nor­ma­li­dad tam­bién en el sis­te­ma de re­ce­ta elec­tró­ni­ca.

Se­llo de Ga­ran­tía

El Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad quie­re apo­yar es­te mer­ca­do, cons­cien­te de que qui­ta pre­sión al gas­to pú­bli­co en me­di­ca­men­tos. El sub­di­rec­tor ge­ne­ral de Ca­li­dad de Me­di­ca­men­tos y Pro­duc­tos Sa­ni­ta­rios de Sa­ni­dad, Car­los Lens, ya ha ofre­ci­do pú­bli­ca­men­te su apo­yo pa­ra se­guir avan­zan­do en el mer­ca­do del au­to­cui­da­do, a tra­vés de me­di­das co­mo la su­pre­sión del Con­trol Pre­vio Sa­ni­ta­rio pa­ra la pu­bli­ci­dad de los me­di­ca­men­tos sin re­ce­ta, ade­más de abo­gar por eli­mi­nar “cor­sés co­mo la vie­ja idea de que los mé­di­cos no de­ben re­ce­tar me­di­ca­men­tos de au­to­cui­da­do”, se­gún apun­tó en la re­cien­te Asam­blea Ge­ne­ral de Anefp.

Uno de los mer­ca­dos que el sec­tor de la far­ma­cia pue­de im­pul­sar es la nu­tri­ción, cu­yas ven­tas en far­ma­cia si­guen re­gis­tran­do un re­tro­ce­so des­de 2010. Los 684 mi­llo­nes de eu­ros fac­tu­ra­dos en pro­duc­tos pa­ra la ali­men­ta­ción in­fan­til o com­ple­men­tos co­mo vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les en 2010 se han vis­to re­cor­ta­dos has­ta los 602 mi­llo­nes de eu­ros el año pa­sa­do, de­bi­do a la com­pe­ten­cia de otros es­ta­ble­ci­mien­tos co­mo gran­des su­per­fi­cies.

GETTY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.