Acuer­do pa­ra desa­rro­llar fi­nes co­mu­nes

Com­pa­ñías tan­to na­cio­na­les co­mo mul­ti­na­cio­na­les del sec­tor far­ma­céu­ti­co han te­ni­do que ha­cer fren­te en los úl­ti­mos años a una re­duc­ción sin pre­ce­den­tes del gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co, que es­tá al ni­vel del año 2003

El Economista - Sanidad - - OPINIÓN SANIDAD - Hum­ber­to Ar­nés

Co­mo sec­tor en gran me­di­da de­pen­dien­te de los pre­su­pues­tos pú­bli­cos, la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca es­tá su­frien­do es­pe­cial­men­te la cri­sis y las di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas por las que atra­vie­sa nues­tro país. Com­pa­ñías tan­to na­cio­na­les co­mo mul­ti­na­cio­na­les han te­ni­do que ha­cer fren­te en los úl­ti­mos años a una re­duc­ción sin pre­ce­den­tes del gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co -con­se­cuen­cia de las me­di­das de con­trol de dé­fi­cit pú­bli­co adop­ta­das es­pe­cial­men­te des­de 2010- con efec­tos per­ma­nen­tes a cor­to, me­dio y lar­go pla­zo que han cam­bia­do ra­di­cal­men­te el mer­ca­do far­ma­céu­ti­co español.

En es­te com­ple­jo con­tex­to, el sec­tor far­ma­céu­ti­co ha da­do so­bra­das mues­tras de su com­pro­mi­so con la sos­te­ni­bi­li­dad del sis­te­ma pú­bli­co de sa­lud, tal y co­mo de­mues­tran los da­tos de evo­lu­ción del mer­ca­do far­ma­céu­ti­co en los úl­ti­mos tres años. De he­cho, el gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co en ofi­ci­na de far­ma­cia ha ex­pe­ri­men­ta­do una re­duc­ción sin pre­ce­den­tes, y hoy es un 29 por cien­to in­fe­rior al de ma­yo de 2010 -fe­cha del má­xi­mo ni­vel his­tó­ri­co de gas­to-, si­tuán­do­se en un ni­vel si­mi­lar al de me­dia­dos de 2003.

Con las me­di­das adop­ta­das, mu­chas de ellas de ca­rác­ter es­truc­tu­ral, el gas­to far­ma­céu­ti­co no só­lo no re­pre­sen­ta ya un pro­ble­ma pa­ra la sos­te­ni­bi­li­dad de las cuen­tas pú­bli­cas hoy sino que, ade­más, se han sen­ta­do las ba­ses pa­ra su con­ten­ción fu­tu­ra. El ob­je­ti­vo a par­tir de aho­ra de­be­ría ser que el gas­to crez­ca al mis­mo rit­mo que lo ha­ce el Pro­duc­to In­te­rior Bru­to (PIB). El sec­tor ne­ce­si­ta re­to­mar una sen­da de cre­ci­mien­to sos­te­ni­ble y re­cu­pe­rar su po­si­ción co­mo una de las lo­co­mo­to­ras en la eco­no­mía es­pa­ño­la ha­cien­do to­do ello com­pa­ti­ble con los ob­je­ti­vos de con­trol de dé­fi­cit pú­bli­co y el ac­ce­so de los ciu­da­da­nos a los me­jo­res y más no­ve­do­sos tra­ta­mien­tos. En es­te en­ten­di­mien­to se en­mar­ca el pro­to­co­lo de Co­la­bo­ra­ción fir­ma­do en­tre el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad y Far­main­dus­tria el pa­sa­do 4 de mar­zo, por el que nos com­pro­me­ti­mos a es­ta­ble­cer y ar­ti­cu­lar un es­pa­cio de co­la­bo­ra­ción pa­ra desa­rro­llar fi­nes co­mu­nes: la sos­te­ni­bi­li­dad pre­su­pues­ta­ria del sis­te­ma, el ac­ce­so de los pa­cien­tes a los me­jo­res y más efi­ca­ces fár­ma­cos dis­po­ni­bles en el tiem­po más cor­to po­si­ble y en igual­dad de con­di­cio­nes en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal, y el impulso de la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca im­plan­ta­da en nues­tro país, un sec­tor que tie­ne mu­cho que se­guir apor­tan­do al desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial. Y to­do ello, en el con­ven­ci­mien­to de que la sa­lud es una in­ver­sión y que de­ben de­di­car­se los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra es­te fin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.