Xa­vier Badía, de la con­sul­to­ra Oma­ka­se

Ex­per­to en ac­ce­so al mer­ca­do de nue­vos me­di­ca­men­tos y con­se­je­ro de­le­ga­do de la con­sul­to­ra Oma­ka­se

El Economista - Sanidad - - SUMARIO - AL­BER­TO VI­GA­RIO

Es­te ex­per­to en ac­ce­so al mer­ca­do de nue­vos me­di­ca­men­tos fun­da su pro­pia com­pa­ñía

“Los la­bo­ra­to­rios de­be­rán apos­tar EE por los con­tra­tos de pa­go por re­sul­ta­dos pa­ra sus nue­vos fár­ma­cos”

Oma­ka­se Con­sul­ting es una nue­va con­sul­to­ra cu­yo va­lor aña­di­do es el de ofre­cer a sus clien­tes ini­cia­ti­vas y pro­yec­tos úni­cos de co­la­bo­ra­ción en­tre los

sec­to­res pú­bli­co y pri­va­do en el ám­bi­to sa­ni­ta­rio y health­ca­re. Oma­ka­se na­ce en un pe­rio­do de di­fi­cul­tad ca­da vez ma­yor de lle­gar a acuer­dos de fi­nan­cia­ción de nue­vos me­di­ca­men­tos por la re­duc­ción de pre­su­pues­to pú­bli­co. ¿Es es­te el ob­je­ti­vo prin­ci­pal de la con­sul­to­ra? Así es, aun­que la di­fi­cul­tad pa­ra lle­gar a acuer­dos de fi­nan­cia­ción no es só­lo una cues­tión pre­su­pues­ta­ria, sino mul­ti­fac­to­rial. Du­ran­te años se han fi­nan­cia­do mu­chos tra­ta­mien­tos con es­ca­so va­lor mar­gi­nal eva­lua­dos en pro­ce­di­mien­tos que mez­cla­ban el va­lor te­ra­péu­ti­co, eco­nó­mi­co, so­cial, etc. Y ade­más po­co es­tan­da­ri­za­dos y po­co trans­pa­ren­tes. Des­de ha­ce unos años, en Es­pa­ña se han he­cho es­fuer­zos pa­ra desa­rro­llar pro­ce­di­mien­tos más es­tan­da­ri­za­dos y trans­pa­ren­tes, co­mo los in­for­mes de po­si­cio­na­mien­to te­ra­péu­ti­co. Sin em­bar­go, el ob­je­ti­vo de Oma­ka­se es mu­cho más am­plio. En un con­tex­to glo­bal de re­di­se­ño del sec­tor sa­ni­ta­rio y pa­ra ase­gu­rar sus sos­te­ni­bi­li­dad a me­dio pla­zo, se ha­ce ne­ce­sa­rio que pro­vee­do­res y clien­tes, lo pú­bli­co y lo pri­va­do, los pa­cien­tes y los pro­fe­sio­na­les tra­ba­jen jun­tos con ob­je­ti­vos si­mi­la­res: me­jo­rar los años y la ca­li­dad de vi­da de la po­bla­ción.

Las uni­da­des de ac­ce­so al mer­ca­do y de las re­la­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les son ca­da vez más im­por­tan­tes en las com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas. ¿Qué pue­de ofre­cer una con­sul­to­ra co­mo la su­ya? Nues­tra com­pa­ñías se ba­sa en tres va­lo­res: se­nio­ri­dad, to­do nues­tro equi­po es se­nior y tra­ba­ja en los pro­yec­tos di­rec­ta­men­te, eso au­men­ta mu­cho la ca­li­dad de los es­tu­dios y so­bre­to­do la in­cor­po­ra­ción del va­lor es­tra­té­gi­co en los mis­mos; evi­den­cia, to­do lo ba­sa­mos en prue­bas y ex­pe­rien­cia en la to­ma de de­ci­sio­nes del sec­tor pú­bli­co. Nues­tra ofer­ta de ser­vi­cios pa­sa del co­no­ci­mien­to del Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud y los de­ci­so­res sa­ni­ta­rios ( map­ping), la evi­den­cia de rea­li­zar do­sie­res de va­lor y eva­lua­cio­nes téc­ni­cas, eco­nó­mi­cas y del pa­cien­te y ex­pe­rien­cia en la to­ma de de­ci­sio­nes in­cor­po­rán­do­la lo más tem­prano po­si­ble en las eta­pas de desa­rro­llo de un pro­duc­to o tra­ba­jan­do las es­tra­te­gias de ac­ce­so de ma­ne­ra más ade­cua­da cuan­do ya es­tán en el mer­ca­do. En el ca­so de las gran­des far­ma­céu­ti­cas o em­pre­sas de tec­no­lo­gías mé­di­cas, los equi­pos in­ter­nos han cre­ci­do y se es­tán pro­fe­sio­na­li­zan­do, pe­ro hay cier­tas ac­ti­vi­da­des que pue­den rea­li­zar­se más efec­ti­va­men­te y con me­jo­res re­sul­ta­dos por agen­tes ex­ter­nos y ob­je­ti­vos. En al­gu­nos ca­sos ade­más pue­den re­que­rir­se co­no­ci­mien­tos com­ple­men­ta­rios en ac­ce­so al mer­ca­do y en áreas te­ra­péu­ti­cas o tra­ta­mien­to. Pe­ro, so­bre to­do, nues­tra ofer­ta ofre­ce ex­pe­rien­cia en ha­ber tra­ba­ja­do en el sec­tor pú­bli­co y en el pri­va­do y to­ma­do de­ci­sio­nes. Hoy en día aún no se in­cor­po­ra la ex­pe­rien­cia en la to­ma de de­ci­sio­nes pú­bli­ca en el ac­ce­so al mer­ca­do de un nue­vo pro­duc­to y es el pa­so si­guien­te. Exis­ten por otro la­do la­bo­ra­to­rios far­ma­céu­ti­cos, bio­tec­no­ló­gi­cas y em­pre­sas de tec­no­lo­gías mé­di­cas más pe­que­ñas, que no dis­po­nen de los equi­pos ni del co­no­ci­mien­to in­terno pa­ra po­der con­cep­tua­li­zar, pla­ni­fi­car o im­ple­men­tar es­tra­te­gias o he­rra­mien­tas de pre­cio y re­em­bol­so o de ac­ce­so al mer­ca­do. En es­te ca­so Oma­ka­se Con­sul­ting pue­de pro­veer de to­dos los ser­vi­cios ne­ce­sa­rios co­mo si tu­vie­ran un de­par­ta­men­to de Ac­ce­so al Mer­ca­do o una par­te del mis­mo en la em­pre­sa. ¿Es cier­to que se es­tán alar­gan­do los pla­zos de fi­nan­cia­ción de nue­vos me­di­ca­men­tos en Es­pa­ña y la ne­go­cia­ción ca­da vez es más di­fí­cil? En Es­pa­ña se es­tán exi­gien­do ele­men­tos que per­mi­tan una de­ci­sión trans­pa­ren­te y ob­je­ti­va co­mo se ha ve­ni­do re­cla­man­do des­de ha­ce años. La in­cor­po­ra­ción de esos ele­men­tos, -in­clu­yen­do los IPT, el aná­li­sis cos­tee­fec­ti­vi­dad y el im­pac­to pre­su­pues­ta­rio- pue­den es­tar con­lle­van­do un re­tra­so en las de­ci­sio­nes de pre­cio y fi­nan­cia­ción; pe­ro to­do ne­ce­si­ta su tiem­po. Por un la­do se re­cla­man unas eva­lua­cio­nes más téc­ni­cas y trans­pa­ren­tes y por el

“Du­ran­te años se han fi­nan­cia­do mu­chos tra­ta­mien­tos con es­ca­so va­lor mar­gi­nal” “Hoy en día no se in­cor­po­ra la ex­pe­rien­cia en la to­ma de de­ci­sio­nes pú­bli­cas” “Es­pa­ña tie­ne la fa­ma de fi­nan­ciar los fár­ma­cos con los pre­cios más ba­jos”

otro se las cri­ti­ca cuan­do se in­ten­tan im­ple­men­tar. Hay que ser más so­li­da­rio con lo que el sis­te­ma pú­bli­co pue­de ofre­cer y te­ner una men­ta­li­dad de be­ne­fi­cio mu­tuo, no de be­ne­fi­cio pro­pio. Al fi­nal la di­fi­cul­tad es­tri­ba en có­mo po­der man­te­ner to­do lo que te­ne­mos e in­cor­po­rar to­do lo que vie­ne con ca­da vez me­nos di­ne­ro. Hay que dar­le un tiem­po a que se en­cuen­tren fór­mu­las de be­ne­fi­cio mu­tuo, no se ha­ce de la no­che a la ma­ña­na. ¿Es­tá sien­do así en el res­to de paí­ses eu­ro­peos, o en Es­pa­ña prin­ci­pal­men­te? En ge­ne­ral es­tá sien­do así en to­dos los paí­ses, unos con una fór­mu­la y otros con otra. El Reino Uni­do usa el cos­te por Avac pa­ra in­cluir, re­tra­sar o re­cha­zar, Ale­ma­nia el IQWIG y la efec­ti­vi­dad com­pa­ra­ti­va, Fran­cia el CES

e Ita­lia el Ai­fa. Aun­que las apro­xi­ma­cio­nes son dis­tin­tas, los re­sul­ta­dos prác­ti­cos son muy si­mi­la­res. A Es­pa­ña co­mo tie­ne fa­ma de dar los pre­cios más ba­jos se la apro­xi­ma al fi­nal en la se­cuen­cia de so­li­ci­tud de pre­cio. Se­gún el úl­ti­mo bo­rra­dor de pre­cios de re­fe­ren­cia Es­pa­ña ten­drá por de­cre­to los pre­cios de re­fe­ren­cia más ba­jos de la UE. ¿Con­si­de­ra acer­ta­da es­ta me­di­da? Es­ta­mos ha­blan­do de que nues­tros pre­cios de­be­rán ser los más ba­jos in­clu­so que en otros paí­ses de la UE co­mo Es­to­nia, Le­to­nia, Gre­cia, o Li­tua­nia, paí­ses con los que se­gu­ra­men­te pre­fe­ri­ría­mos no com­pa­rar­nos en tér­mi­nos de ren­ta per cá­pi­ta o ri­que­za. Es cier­to que no nos fa­vo­re­ce com­pa­rar­nos con los más ri­cos, pe­ro tam­po­co de­be­ría­mos te­ner los mis­mos pre­cios que los me­nos ri­cos. Pe­ro in­sis­to es­te no es un te­ma es­pe­cí­fi­co, si no que hay que usar di­ver­sas me­di­das de ra­cio­na­li­za­ción del gas­to y así se re­par­te el im­pac­to. Eso lo sue­len ha­cer los de­ci­so­res del sec­tor pú­bli­co y hay que te­ner ex­pe­rien­cia en ello. ¿Los nue­vos fár­ma­cos in­no­va­do­res tam­bién se es­tán fi­jan­do al pre­cio me­nor en Eu­ro­pa? Si, sin du­da, ¿quién quie­re pa­gar más por un bien que pue­de com­prar más bajo de pre­cio? ¿Có­mo se con­ven­ce a la Ad­mi­nis­tra­ción de que un nue­vo tra­ta­mien­to es cos­te-efec­ti­vo a lar­go pla­zo? In­vo­lu­crán­do­la en el pro­ce­so de to­ma de de­ci­sio­nes del cos­te-efec­ti­vi­dad. Lo más im­por­tan­te es de­mos­trar la uti­li­dad clí­ni­ca del me­di­ca­men­to. Si el be­ne­fi­cio te­ra­péu­ti­co es sig­ni­fi­ca­ti­vo, la eva­lua­ción eco­nó­mi­ca nor­mal­men­te es rá­pi­da e in­do­lo­ra. Las di­fi­cul­ta­des em­pie­zan cuan­do las me­jo­ras son mar­gi­na­les o a lar­go pla­zo don­de se pre­sen­tan mo­de­los in­com­pren­si­bles has­ta pa­ra los téc­ni­cos y no se sa­be que va a ocu­rrir en el fu­tu­ro en tér­mi­nos prác­ti­cos. La in­dus­tria le da cos­te por Avac y la Ad­mi­nis­tra­ción tie­ne que dar Oma­ka­se!. ¿Se im­pon­drá po­co a po­co en Es­pa­ña el sis­te­ma de con­tra­to de ries­go com­par­ti­do o de pa­go por re­sul­ta­dos? ¿Qué Ad­mi­nis­tra­cio­nes y com­pa­ñías lo es­tán lle­van­do ya a ca­bo? ¿Hay com­pa­ñías que no creen en es­tos sis­te­mas por su di­fi­cul­tad de me­di­ción. ¿Qué opi­na?

A mí me gus­tan si es­tán ba­sa­dos en re­sul­ta­dos de sa­lud. Sin em­bar­go, el

“Que­dan mu­chos ajus­tes por ha­cer

EE

en la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca” “Los la­bo­ra­to­rios se

es­tán con­cen­tran­do

por áreas te­ra­péu­ti­cas”

con­tra­to de ries­go com­par­ti­do no es apli­ca­ble a to­das las áreas te­ra­péu­ti­cas ni a to­dos los pro­duc­tos. El con­trol y se­gui­mien­to re­quie­ren sis­te­mas de in­for­ma­ción vá­li­dos y los ac­tua­les son muy li­mi­ta­dos por eso su uso se li­mi­ta a tra­ta­mien­tos de al­ta com­ple­ji­dad con un ele­va­do im­pac­to so­cio-sa­ni­ta­rio co­mo son los tra­ta­mien­tos on­co­ló­gi­cos y/o en­fer­me­da­des ra­ras. Pe­ro por su­pues­to que po­dría ha­cer­se con an­ti­coa­gu­lan­tes y trombosis vas­cu­lar; pe­ro pa­ra eso se ne­ce­si­ta una bue­na in­te­gra­ción de la in­for­ma­ción pri­ma­ria y se­cun­da­ria que no exis­te. Res­pec­to a qué com­pa­ñías lo quie­ren lle­var a ca­bo, los de­ci­so­res me di­cen que ca­si to­das tie­ne al­gún pro­duc­to y pro­po­nen al­go; aun­que só­lo unas po­cas co­mo Ro­che, Am­gen o As­tra Ze­ne­ca, en­tre otras lo es­tán con­si­guien­do. Se­gún mi in­for­ma­ción los con­tra­tos no son con la co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas sino con los hos­pi­ta­les. Pien­so que en la me­di­da que se va­ya co­gien­do con­fian­za, pue­de ir a más. ¿Cree que las com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas en Es­pa­ña han rea­li­za­do ya los ajus­tes ne­ce­sa­rios pa­ra su­pe­rar es­ta cri­sis? No, ni mu­cho me­nos. Aún que­da mu­cho ca­mino por ha­cer, pues gran par­te del cam­bio de­be ser he­cho en pro­fun­di­dad, y tar­dan mu­cho tiem­po en po­der­se im­ple­men­tar. El pre­su­pues­to pú­bli­co en sa­ni­dad de­cre­ce en la ma­yo­ría de co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas y el Mi­nis­te­rio im­ple­men­ta­rá nue­vas me­di­das pa­ra con­te­ner cos­tes; por lo que re­que­ri­rá nue­vos es­fuer­zos. Eso no quie­re de­cir que po­da­mos pre­ver nue­vas re­duc­cio­nes de per­so­nal, sino rea­dap­ta­ción de es­tra­te­gias, pro­ce­sos y per­fi­les; en ge­ne­ral, me­nos re­des de ven­tas, un mar­ke­ting que dis­mi­nui­rá el múscu­lo o se mo­ve­rá a mar­ket

ac­cess, y un de­par­ta­men­to mé­di­co que cre­ce­rá al al­bor de desa­rro­llar evi­den­cias y un un mar­ket ac­cess que cre­ce­rá al de los de­ci­so­res. ¿Có­mo in­ter­pre­ta las úl­ti­mas ope­ra­cio­nes de com­pras y fu­sio­nes en el sec­tor? ¿Cuál cree que es mo­de­lo de fu­tu­ro de las far­ma­céu­ti­cas? To­das las cri­sis obli­gan a re­plan­tear­te lo que es­tás ha­cien­do. To­do pa­re­ce in­di­car que las far­ma­céu­ti­cas apun­tan a con­cen­trar­se en las áreas te­ra­péu­ti­cas que co­no­cen más y son más efi­cien­tes y bus­car si­ner­gias que les per­mi­tan op­ti­mi­zar las in­ves­ti­ga­cio­nes y el ac­ce­so al mer­ca­do de fár­ma­cos y ser más pro­duc­ti­vas y efi­cien­tes. Por otro la­do se des­ha­cen de aque­llo que no cum­ple con lo an­te­rior. El mo­de­lo Ro­che pa­re­ce que se im­po­ne y la in­ce­san­te pre­sión en los pre­cios de los fár­ma­cos tam­bién les exi­ge bus­car fór­mu­las pa­ra ma­xi­mi­zar la pro­duc­ti­vi­dad del pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.