Es­pa­ña: una sa­ni­dad de ri­cos, ¿con el mí­ni­mo gas­to?

Pro­fe­sio­na­les, pa­tro­na­les y par­ti­dos re­cla­man un sue­lo pre­su­pues­ta­rio o un ni­vel de fi­nan­cia­ción mí­ni­mo pa­ra man­te­ner la ca­li­dad del Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud y fi­nan­ciar los nue­vos tra­ta­mien­tos

El Economista - Sanidad - - SUMARIO - JUAN MAR­QUÉS

Pro­fe­sio­na­les y par­ti­dos re­cla­man un sue­lo pre­su­pues­ta­rio o un ni­vel de fi­nan­cia­ción mí­ni­mo pa­ra man­te­ner el sis­te­ma

El cre­ci­mien­to del gas­to pú­bli­co español en sa­ni­dad se fre­nó en se­co en 2009 y, des­de en­ton­ces, acu­mu­la cua­tro años de ba­ja­das que es­tán de­te­rio­ran­do la ca­li­dad de las pres­ta­cio­nes sa­ni­ta­rias y di­fi­cul­tan­do el ac­ce­so a las in­no­va­cio­nes. Só­lo en­tre 2009 y 2011, úl­ti­mo año de la se­rie del Sis­te­ma de Cuen­tas de Sa­lud que ela­bo­ra el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad, el des­em­bol­so pú­bli­co se re­du­jo en 3.161 mi­llo­nes de eu­ros. Si se su­man los 5.427 mi­llo­nes de eu­ros que las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas se aho­rra­ron en­tre 2012 y 2013, se­gún re­co­ge el Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad 2014-2017 del Go­bierno, el re­cor­te to­tal su­pera los 8.500 mi­llo­nes de eu­ros. ¿Se pue­de man­te­ner la ac­tual car­te­ra de pres­ta­cio­nes del SNS con se­me­jan­te ajus­te?

Sin­di­ca­tos de pro­fe­sio­na­les, pa­tro­na­les del sec­tor y par­ti­dos co­mo el PSOE con­si­de­ran que no es po­si­ble y re­cla­man ya un sue­lo pre­su­pues­ta­rio o un ni­vel mí­ni­mo de fi­nan­cia­ción de ca­ra a la fu­tu­ra re­for­ma del sis­te­ma de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­co. Des­de las fi­las so­cia­lis­tas, por ejem­plo, se ha pe­di­do un gas­to pú­bli­co del 7 por cien­to del PIB pa­ra sa­ni­dad, lo que su­pon­dría una in­yec­ción pre­su­pues­ta­ria de más de 7.000 mi­llo­nes de eu­ros.

El pe­so eco­nó­mi­co del gas­to pú­bli­co en la ac­tua­li­dad se si­tua­ría en­tre el 6,2 y el 6,3 por cien­to, des­pués de que el es­fuer­zo pú­bli­co lle­ga­se a ab­sor­ber el 7,2 por cien­to del PIB en 2009 tras acu­mu­lar al­zas anua­les me­dias del gas­to del 6,1 por cien­to en­tre 2000 y 2009. Es ca­si un pun­to me­nos de gas­to en ape­nas cua­tro años. Es­te por­cen­ta­je, ade­más, se­gui­rá re­du­cién­do­se es­te año y en 2015, se­gún el Pro­gra­ma Na­cio­nal de Re­for­mas re­mi­ti­do a Bru­se­las, que si­gue re­cla­man­do nue­vos re­cor­tes an­tes de 2015 y más “efi­cien­cia” y “ra­cio­na­li­za­ción” en par­ti­das co­mo el gas­to far­ma­céu­ti­co y hos­pi­ta­la­rio pa­ra cum­plir los ob­je­ti­vos de dé­fi­cit.

El por­ta­voz so­cia­lis­ta en la Co­mi­sión de Sa­ni­dad del Con­gre­so, Jo­sé Mar­tí­nez Ol­mos, car­gó las tin­tas al de­nun­ciar en la Cá­ma­ra en ma­yo que la re­for­ma sa­ni­ta­ria em­pren­di­da por el Go­bierno en 2012 ha pro­vo­ca­do “más desigualda­d, in­su­fi­cien­cia fi­nan­cie­ra a pe­sar de los re­cor­tes, preo­cu­pa­ción pro­fe­sio­nal y ciu­da­da­na por el de­te­rio­ro de la ca­li­dad y ba­rre­ras de ac­ce­so a la in­no­va­ción”. Es un diag­nós­ti­co político que tam­bién se ha con­ver­ti­do en una preo­cu­pa­ción trans­mi­ti­da por al­gu­nas pa­tro­na­les co­mo Far­main­dus­tria. Los la­bo­ra­to­rios se en­cuen­tran, sin du­da, en­tre los más cas­ti­ga­dos por los re­cor­tes, ya que ca­si 3.000 mi­llo­nes de ba­ja­da del gas­to en los dos úl­ti­mos años co­rres­pon­den a far­ma­cia. La pa­tro­nal ha so­li­ci­ta­do al mi­nis­tro de Ha­cien­da y Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas, Cris­tó­bal Mon­to­ro, que el nue­vo sis­te­ma de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca per­mi­ta fi­nan­ciar “ade­cua­da­men­te” la

sa­ni­dad, ade­más de ofre­cer so­lu­cio­nes es­truc­tu­ra­les a la deu­da con pro­vee­do­res. Por­que es­ta úl­ti­ma si­gue sien­do la au­tén­ti­ca con­de­na de los la­bo­ra­to­rios, las em­pre­sas de tec­no­lo­gía sa­ni­ta­ria o las far­ma­cias en Es­pa­ña, a pe­sar de los tres pla­nes de pa­go a pro­vee­do­res y el fon­do de li­qui­dez au­to­nó­mi­co ha­bi­li­ta­dos por el Go­bierno pa­ra so­lu­cio­nar es­te pro­ble­ma.

El di­rec­tor ge­ne­ral de Far­main­dus­tria, Hum­ber­to Ar­nés, cree que ha lle­ga­do el mo­men­to de es­ta­ble­cer un mar­co eco­nó­mi­co y re­gu­la­to­rio “es­ta­ble y pre­de­ci­ble a me­dio y lar­go pla­zo, que per­mi­ta la fi­ja­ción de ob­je­ti­vos de evo­lu­ción del gas­to far­ma­céu­ti­co pa­ra un ho­ri­zon­te tem­po­ral de al me­nos tres años, ali­nea­dos con los cre­ci­mien­tos del PIB”, se­gún se­ña­ló du­ran­te una re­cien­te jor­na­da en AEFI. Otra de las preo­cu­pa­cio­nes ex­pre­sa­das por la in­dus­tria es que las me­di­das adop­ta­das du­ran­te la cri­sis se pue­dan ex­ten­der en el pe­rio­do de re­cu­pe­ra­ción, lo que pue­de “se­guir com­pro­me­tien­do la lle­ga­da ágil y equi­ta­ti­va de los nue­vos tra­ta­mien­tos en to­da Es­pa­ña, y po­ner en ries­go la cohe­sión te­rri­to­rial en ma­te­ria de pres­ta­ción far­ma­céu­ti­ca”, han in­di­ca­do. La otra al­ter­na­ti­va pa­ra man­te­ner las pres­ta­cio­nes sa­ni­ta­rias es in­cre­men­tar los co­pa­gos de la po­bla­ción, una op­ción que el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad ha des­car­ta­do a pe­sar de las pre­sio­nes del Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da y de fi­gu­rar en el pro­pio pro­gra­ma de re­for­mas del de­par­ta­men­to de Ana Ma­to.

Des­de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas se ve con muy buenos ojos cual­quier pro­pues­ta de in­cre­men­to del gas­to. No en bal­de el Tri­bu­nal de Cuen­tas ha cues­tio­na­do re­cien­te­men­te los pre­su­pues­tos au­to­nó­mi­cos en sa­ni­dad al de­tec­tar “una per­ma­nen­te in­su­fi­cien­cia es­truc­tu­ral de los cré­di­tos ini­cia­les” pa­ra cu­brir los gas­tos de ca­da ejer­ci­cio, a pe­sar de que se co­no­ce “el gas­to real pro­du­ci­do en ejer­ci­cios an­te­rio­res”, pre­ci­sa el ór­gano fis­ca­li­za­dor. En su in­for­me, el Tri­bu­nal de­nun­cia que las co­mu­ni­da­des han re­cu­rri­do “de for­ma pe­rió­di­ca a ge­ne­rar gas­to que ex­ce­de las con­sig­na­cio­nes pre­su­pues­ta­rias”. Ade­más, aler­ta que es­ta con­duc­ta “im­pli­ca la ten­den­cia ge­ne­ra­li­za­da de rea­li­zar gas­tos en el ejer­ci­cio sin la ne­ce­sa­ria co­ber­tu­ra fi­nan­cie­ra, lo que con­lle­va la no con­ta­bi­li­za­ción en es­te de un re­le­van­te mon­to eco­nó­mi­co de gas­to”. Es­ta prác­ti­ca con­ta­ble de hui­da ha­cia de­lan­te al con­sig­nar com­pro­mi­sos de gas­tos con car­go a ejer­ci­cios fu­tu­ros “pue­de dis­tor­sio­nar la sos­te­ni­bi­li­dad fi­nan­cie­ra del sis­te­ma au­to­nó­mi­co de ges­tión sa­ni­ta­ria”, ase­gu­ra es­te ór­gano. Has­ta la fe­cha es­ta cues­tión se ha re­suel­to con res­ca­tes fi­nan­cie­ros ex­tra­or­di­na­rios, co­mo los tres pla­nes de pa­gos a pro­vee­do­res o el fon­do au­to­nó­mi­co de li­qui­dez. Ba­lea­res apro­bó la se­ma­na pa­sa­da una pro­pues­ta en la que ins­ta al Go­bierno cen­tral a mo­di­fi­car el sis­te­ma de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca pa­ra re­co­ger un cálcu­lo “más ajus­ta­do a las ne­ce­si­da­des reales del gas­to sa­ni­ta­rio de Ba­lea­res”. Es de­cir, te­nien­do en cuen­ta los cri­te­rios de fi­nan­cia­ción que más le fa­vo­rez­can: in­su­la­ri­dad, po­bla­ción flo­tan­te, deu­da his­tó­ri­ca, ... Na­da nue­vo co­mo se ve en el rom­pe­ca­be­zas fi­nan­cie­ro que to­dos los go­bier­nos tie­nen en­ci­ma de la me­sa des­de que se completó la des­cen­tra­li­za­ción sa­ni­ta­ria en 2001.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.