Al­mi­rall re­crea una en­fer­me­dad con efec­tos es­pe­cia­les

El Economista - Sanidad - - ACTUALIDAD -

Al­mi­rall ha cons­trui­do una ca­be­za gi­gan­te interactiv­a con dos ob­je­ti­vos: con­tri­buir al re­co­no­ci­mien­to y diag­nós­ti­co de las le­sio­nes pro­pias de la que­ra­to­sis ac­tí­ni­ca; y con­cien­ciar a la po­bla­ción ge­ne­ral so­bre es­ta en­fer­me­dad, a raíz de la cual has­ta un 20 por cien­to de los hom­bres que la pa­de­ce po­dría desa­rro­llar un cán­cer de piel. Crea­da por el co­no­ci­do es­tu­dio DDT Efec­tos es­pe­cia­les con la co­rres­pon­dien­te ayu­da mé­di­ca, mi­de 1,30 me­tros de al­tu­ra y pe­sa 80 kg.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.