Ma­to fi­ja­rá pre­cios má­xi­mos en los im­plan­tes

La nue­va re­gu­la­ción de la car­te­ra co­mún bá­si­ca afec­ta­rá a un mer­ca­do de 1.128 mi­llo­nes de eu­ros

El Economista - Sanidad - - SUMARIO - JUAN MAR­QUÉS

Mar­ca­pa­sos, des­fi­bri­la­do­res, vál­vu­las, es­tent, pró­te­sis, im­plan­tes vas­cu­la­res, di­ges­ti­vos, of­tal­mo­ló­gi­cos o au­di­ti­vos, en­tre otras téc­ni­cas, tec­no­lo­gías y pro­ce­di­mien­tos que re­quie­ren ci­ru­gía, se ve­rán afec­ta­dos por la fu­tu­ra Or­den que pre­pa­ra el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad. El pro­yec­to pre­sen­ta­do en ju­lio con­cre­ta y ac­tua­li­za la car­te­ra co­mún bá­si­ca de im­plan­tes qui­rúr­gi­cos y afec­ta­rá a un mer­ca­do de 1.128 mi­llo­nes de eu­ros.

La norma pre­vé re­gu­lar tam­bién los es­tu­dios de mo­ni­to­ri­za­ción pa­ra co­no­cer el cos­te, la efi­ca­cia, la efi­cien­cia, la efec­ti­vi­dad, la se­gu­ri­dad o la uti­li­dad sa­ni­ta­ria de es­tas téc­ni­cas y dis­po­si­ti­vos. Un me­ca­nis­mo que ser­vi­rá pa­ra con­tro­lar no só­lo la in­tro­duc­ción de in­no­va­cio­nes, sino tam­bién pa­ra eva­luar los pro­duc­tos que es­tán ya en el mer­ca­do, co­mo des­ta­ca Isa­bel Dá­vi­la, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de Fe­nin.

La pa­tro­nal de em­pre­sas de tec­no­lo­gía sa­ni­ta­ria ve con bue­nos ojos la nue­va re­gu­la­ción por­que su­po­ne “una opor­tu­ni­dad pa­ra ac­tua­li­zar una car­te­ra de pro­duc­tos ob­so­le­ta de una for­ma or­de­na­da”, apun­ta Dá­vi­la.

Fe­nin con­si­de­ra que la re­gu­la­ción no ten­drá un im­pac­to eco­nó­mi­co pa­ra las Ad­mi­nis­tra­cio­nes ni tam­po­co su­pon­drá aho­rros pa­ra el Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud. La pro­pia memoria eco­nó­mi­ca del pro­yec­to pre­sen­ta­do por Sa­ni­dad re­co­no­ce que la nue­va car­te­ra de pro­duc­tos no re­pre­sen­ta­rá un in­cre­men­to del gas­to, ya que si bien se con­cre­ta y ge­ne­ra­li­za la in­clu­sión de nue­vos ti­pos de im­plan­tes que al­gu­nas co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas es­ta­ban ya pro­por­cio­nan­do, tam­bién ex­clu­ye otros con­si­de­ra­dos ob­so­le­tos o bien cu­yas in­di­ca­cio­nes de uso que­dan res­trin­gi­das o aco­ta­das, lo que su­pon­drá una con­ten­ción del gas­to di­fí­cil de cuan­ti­fi­car. Es­te es el di­fí­cil ba­lan­ce que pro­po­ne el Mi­nis­te­rio pa­ra que la nor­ma­ti­va no ele­ve el gas­to pú­bli­co au­to­nó­mi­co.

Sa­ni­dad pre­vé ade­más fi­jar pre­cios má­xi­mos de fi­nan­cia­ción, co­mo pre­vé el Real De­cre­to 1506/2012, que re­gu­la la car­te­ra co­mún su­ple­men­ta­ria de pres­ta­ción or­to­pro­té­si­ca. Se po­nen así las ba­ses pa­ra es­ta­ble­cer im­por­tes má­xi­mos de fi­nan­cia­ción o ajus­tes en los pre­cios que abo­nan las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas en la ad­qui­si­ción de los im­plan­tes más con­su­mi­dos a tra­vés de las cen­tra­les de com­pra au­to­nó­mi­cas o es­ta­ta­les. Es­tos pre­cios per­mi­ti­rán com­pa­rar los pre­cios de com­pra re­gio­na­les gra­cias a una car­te­ra más de­ta­lla­da y con un ma­yor ni­vel de des­agre­ga­ción de pro­duc­tos, se­gún re­co­ge el pro­yec­to de Or­den.

El Go­bierno bus­ca lo­grar así una ma­yor equi­dad en el ac­ce­so y evi­tar las ac­tua­les di­fe­ren­cias en­tre las pres­ta­cio­nes que re­ci­ben los usua­rios en ca­da una de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas.

ISTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.