In­com­pa­ti­bi­li­da­des pa­ra los far­ma­céu­ti­cos an­da­lu­ces

El Economista - Sanidad - - OPINIÓN -

La Ley 10/2013, de 24 de ju­lio, por la que se in­cor­po­ran al or­de­na­mien­to ju­rí­di­co es­pa­ñol di­ver­sas Di­rec­ti­vas co­mu­ni­ta­rias y se mo­di­fi­ca nue­va­men­te la Ley 29/2006, de 26 de ju­lio, de Ga­ran­tías y Uso Ra­cio­nal de Me­di­ca­men­tos y Pro­duc­tos Sa­ni­ta­rios, ha ser­vi­do a la Jun­ta de An­da­lu­cía pa­ra ini­ciar los pro­ce­di­mien­tos en­ca­mi­na­dos a re­vo­car aque­llas li­cen­cias de dis­tri­bu­ción ma­yo­ris­ta que son ac­tual­men­te pro­pie­dad de far­ma­céu­ti­cos ti­tu­la­res de ofi­ci­na de far­ma­cia.

La nue­va redacción del ar­tícu­lo 3.2 de la Ley de Ga­ran­tías es­ta­ble­ce aho­ra que el ejer­ci­cio pro­fe­sio­nal del far­ma­céu­ti­co en ofi­ci­na de far­ma­cia, se­rá in­com­pa­ti­ble con cual­quier cla­se de in­tere­ses eco­nó­mi­cos di­rec­tos de los la­bo­ra­to­rios far­ma­céu­ti­cos y/o al­ma­ce­nes ma­yo­ris­tas, pre­vi­sión con la que la Con­se­je­ría de Sa­lud es­tá re­qui­rien­do a los far­ma­céu­ti­cos que ad­qui­rie­ron en su día una li­cen­cia de dis­tri­bu­ción pa­ra que en un pla­zo ta­sa­do tras­pa­sen o re­nun­cien a di­cha li­cen­cia, ba­jo aper­ci­bi­mien­to de acor­dar su in­me­dia­ta re­vo­ca­ción.

Se da el ca­so de que la Ley 10/2013 no es­ta­ble­ce nin­gún ré­gi­men tran­si­to­rio pa­ra las au­to­ri­za­cio­nes de dis­tri­bu­ción ma­yo­ris­ta exis­ten­tes con an­te­rio­ri­dad a su en­tra­da en vi­gor, del mis­mo mo­do que no pre­vé en nin­guno de sus pre­cep­tos que se apli­que con ca­rác­ter re­tro­ac­ti­vo a si­tua­cio­nes pre­exis­ten­tes.

El le­tra­do que sus­cri­be en­tien­de que “de una sim­ple lec­tu­ra de las Dis­po­si­cio­nes Tran­si­to­rias y Fi­na­les de la Ley 10/2013, de 24 de ju­lio, re­sul­ta evi­den­te que di­cha nor­ma en­tró en vi­gor al día si­guien­te de su pu­bli­ca­ción en el Bo­le­tín Ofi­cial del Es­ta­do (BOE nº 177, de 25 de ju­lio de 2013), des­ple­gan­do a par­tir de en­ton­ces sus efec­tos, pe­ro no con­tie­ne nin­gu­na pre­vi­sión so­bre su po­si­ble efec­to re­tro­ac­ti­vo, ni un ré­gi­men tran­si­to­rio pa­ra aque­llos li­cen­cia­dos en Far­ma­cia que de­ten­ta­sen con an­te­rio­ri­dad la ti­tu­la­ri­dad de un es­ta­ble­ci­mien­to ma­yo­ris­ta y otro mi­no­ris­ta de ma­ne­ra si­mul­tá­nea” con lo que la Con­se­je­ría de Sa­lud “pre­ten­de apli­car a una si­tua­ción ju­rí­di­ca con­so­li­da­da una cau­sa de in­com­pa­ti­bi­li­dad pro­fe­sio­nal que no en­tró en vi­gor has­ta el día 26 de ju­lio de 2013.

De se­guir las in­di­ca­cio­nes de la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca, el far­ma­céu­ti­co ten­dría que re­nun­ciar o tras­pa­sar una de las dos au­to­ri­za­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas que le­gí­ti­ma­men­te po­see, y en las que ha in­ver­ti­do con­si­de­ra­ble tiem­po, es­fuer­zo y ca­pi­tal pa­ra po­ner en fun­cio­na­mien­to”. No re­sul­ta sen­ci­llo tras­pa­sar un ne­go­cio tan al­ta­men­te es­pe­cia­li­za­do y, mu­cho me­nos a un pre­cio jus­to de mer­ca­do, con lo cual, lo más pro­ba­ble es que tu­vie­ra que ce­rrar, con­tri­bu­yen­do al in­cre­men­to del des­em­pleo en el sec­tor.

Sin nin­gu­na du­da, la con­flic­ti­vi­dad de es­ta me­di­da se­rá gran­de, pues en otras co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas ya se per­ci­ben mo­vi­mien­tos se­me­jan­tes por par­te de las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias. “Sin per­jui­cio de que con­si­de­ra­mos es­ta pre­ten­sión con­tra­ria a De­re­cho, los far­ma­céu­ti­cos per­ju­di­ca­dos de­be­rían re­cla­mar res­pon­sa­bi­li­dad pa­tri­mo­nial a la Ad­mi­nis­tra­ción por ha­ber otor­ga­do en su mo­men­to una au­to­ri­za­ción ad­mi­nis­tra­ti­va cu­ya re­vo­ca­ción pre­ten­de ha­cer­se aho­ra al am­pa­ro de una nor­ma que no fa­cul­ta pa­ra tal fi­na­li­dad, vul­ne­ran­do la bue­na fe, los de­re­chos e in­tere­ses y las jus­tas ex­pec­ta­ti­vas del ti­tu­lar de la au­to­ri­za­ción y pro­vo­cán­do­le un ex­tra­or­di­na­rio per­jui­cio eco­nó­mi­co que no tie­ne obli­ga­ción de so­por­tar”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.