Los la­bo­ra­to­rios y Ha­cien­da ne­go­cian un te­cho má­xi­mo de gas­to en fár­ma­cos li­ga­do al PIB

La in­dus­tria bus­ca un lí­mi­te de cre­ci­mien­to del gas­to con el Go­bierno que os­ci­la en­tre su pro­pia pre­vi­sión ne­ga­ti­va del - 0,8% pa­ra 2015 y el avan­ce de la eco­no­mía más op­ti­mis­ta del 2,4%

El Economista - Sanidad - - SANIDAD -

El mi­nis­tro de Ha­cien­da, Cris­tó­bal Mon­to­ro, dio por ce­rra­do en no­viem­bre un acuer­do de cre­ci­mien­to del gas­to far­ma­céu­ti­co que el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Luis de Guin­dos, no veía tan cla­ro y que hoy si­gue muy abier­to. Lo úni­co que pa­re­ce se­gu­ro es la vo­lun­tad de al­can­zar un pac­to que fi­nal­men­te no se plas­ma­rá en un Real De­cre­to y cu­yo ob­je­ti­vo es pro­por­cio­nar “un mar­co es­ta­ble que pro­por­cio­ne sos­te­ni­bi­li­dad y ga­ran­tías de ac­ce­so a nue­vos me­di­ca­men­tos”, en pa­la­bras del mi­nis­tro de Sa­ni­dad, Al­fon­so Alon­so.

El Go­bierno es­tá in­ten­tan­do apre­tar al má­xi­mo en la ne­go­cia­ción don­de

es­tá en jue­go el te­cho de cre­ci­mien­to pa­ra 2015 de es­ta par­ti­da que ab­sor­be cer­ca del 20 por cien­to del gas­to pú­bli­co en sa­ni­dad, se­gún las úl­ti­mas ci­fras del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad, así co­mo el me­ca­nis­mo pa­ra re­in­te­grar a las ar­cas del Es­ta­do las can­ti­da­des que so­bre­pa­sen el ci­ta­do lí­mi­te o el fu­tu­ro del ac­tual sis­te­ma que obli­ga a los la­bo­ra­to­rios a rea­li­zar apor­ta­cio­nes en fun­ción de su vo­lu­men de ven­tas.

Es la ra­zón por la que Mon­to­ro ins­tó a la in­dus­tria a “po­ner de su par­te” pa­ra al­can­zar el acuer­do, tras el úl­ti­mo pleno del Con­se­jo de Po­lí­ti­ca Fis­cal y Fi­nan­cie­ra del pa­sa­do 23 de di­ciem­bre don­de es­ta­ba pre­vis­to apro­bar el nue­vo sis­te­ma, al tiem­po que pre­sio­na­ba al pre­ci­sar que “ha­brá pac­to o no, en fun­ción de la dis­po­ni­bi­li­dad de la in­dus­tria”.

El con­te­ni­do de las con­ver­sa­cio­nes en­tre Ha­cien­da y Far­main­dus­tria se man­tie­ne en se­cre­to y nin­gu­na de las dos par­tes se ha pres­ta­do a ex­pli­car pú­bli­ca­men­te las ra­zo­nes que han re­tra­sa­do el acuer­do has­ta 2015. En pri­mer lu­gar, no es­tá de­ci­di­do to­da­vía el lí­mi­te de gas­to. Des­de la pa­tro­nal de la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca se ha ha­bla­do siem­pre de un te­cho li­ga­do al cre­ci­mien­to de la eco­no­mía. Es uno de los ob­je­ti­vos de un sec­tor in­no­va­dor que as­pi­ra a con­ver­tir­se en un “mo­tor in­dus­trial y eco­nó­mi­co” y a “asu­mir el rol de pro­ta­go­nis­tas del sis­te­ma y del nue­vo mo­de­lo eco­nó­mi­co que ne­ce­si­ta nues­tro país”, se­gún afir­mó el pre­si­den­te de Far­main­dus­tria, An­to­ni Es­te­ve, an­te Al­fon­so Alon­so.

Sin em­bar­go, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Sa­ni­dad, Ru­bén Mo­reno, apun­tó el 29 de di­ciem­bre, que ese lí­mi­te de cre­ci­mien­to po­dría si­tuar­se en el 1,3 por cien­to, ci­fra que se co­rres­pon­de con la pre­vi­sión de cie­rre del gas­to far­ma­céu­ti­co pú­bli­co con­jun­to de es­te año (1,4 por cien­to) avan­za­da por Far­main­dus­tria, cin­co dé­ci­mas por de­ba­jo del 1,9 por cien­to que mar­ca el úl­ti­mo in­di­ca­dor de no­viem­bre pa­ra re­ce­tas fac­tu­ra­das al Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud.

Jue­go de pre­vi­sio­nes

Si­tuar el lí­mi­te de cre­ci­mien­to del gas­to pú­bli­co en me­di­ca­men­tos en el 1,3 por cien­to en 2015, fren­te al 2 por cien­to pre­vis­to por el Go­bierno que cre­ce­rá la eco­no­mía son sie­te dé­ci­mas de di­fe­ren­cia que equi­va­len a cer­ca de 100 mi­llo­nes de eu­ros, te­nien­do en cuen­ta que el gas­to en re­ce­tas y en me­di­ca­men­tos hos­pi­ta­la­rios ron­da los 14.000 mi­llo­nes de eu­ros al año. No pa­re­ce una can­ti­dad su­fi­cien­te pa­ra im­pe­dir un acuer­do en cu­yas ba­ses ge­ne­ra­les es­tán de acuer­do tan­to Ha­cien­da co­mo Sa­ni­dad y los la­bo­ra­to­rios. Pe­ro tam­po­co es des­pre­cia­ble te­nien­do en cuen­ta que el sec­tor ha atra­ve­sa­do su peor ci­clo en Es­pa­ña al re­gis­trar tres ejer­ci­cios en ne­ga­ti­vo y cuan­do sus pre­vi­sio­nes pa­ra 2015 avan­zan un nue­vo re­tro­ce­so del -0,8 por cien­to que con­ver­ti­rían el 1,3 por cien­to en una bue­na no­ti­cia pa­ra sus in­tere­ses.

Hay que te­ner en cuen­ta ade­más que la pre­vi­sión de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del Go­bierno pa­ra 2015 su­pera el 2 por cien­to re­co­gi­do en los pre­su­pues­tos ge­ne­ra­les pa­ra el pró­xi­mo año, se­gún ha de­cla­ra­do el pro­pio Ma­riano Ra­joy. Un pro­nós­ti­co que es­tá más en lí­nea con lo ade­lan­ta­do por la Fun­da­ción de las Ca­jas de Aho­rro (Fun­cas), que es­pe­ra un cre­ci­mien­to del 2,4 por cien­to, fren­te al 2 por cien­to por el que apues­ta el Ban­co de Es­pa­ña. De con­fir­mar­se la pre­vi­sión más op­ti­mis­ta y man­te­ner­se el te­cho de gas­to far­ma­céu­ti­co en la pre­vi­sión de cie­rre de es­te año, el sec­tor su­fri­ría una mer­ma de 154 mi­llo­nes de eu­ros y per­de­ría la opor­tu­ni­dad de re­cu­pe­rar par­te del te­rreno per­di­do en los úl­ti­mos tres años. No con­vie­ne lan­zar las cam­pa­nas al vue­lo, por­que en­tra­mos en pe­rio­do elec­to­ral y la pre­vi­sión de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co pa­ra Es­pa­ña de la Co­mi­sión Eu­ro­pea se re­ba­ja has­ta el 1,7 por cien­to en 2015 y el 2,2 por cien­to en 2016. Ade­más del te­cho de gas­to, es­tá en jue­go el me­ca­nis­mo pa­ra re­in­te­grar las can­ti­da­des in­gre­sa­das de más por los la­bo­ra­to­rios y có­mo se di­vi­di­rían en­tre las com­pa­ñías, una cues­tión mal re­suel­ta en el pre­ce­den­te de acuer­do de 2001. O si con el pac­to se man­ten­drá el ac­tual sis­te­ma de apor­ta­cio­nes que obli­ga a los la­bo­ra­to­rios a de­vol­ver ca­da cua­tro me­ses un por­cen­ta­je que os­ci­la en­tre el 1,5 y el 2 por cien­to de sus ven­tas fi­na­les al SNS, ci­fra que las com­pa­ñías pue­den re­ba­jar se­gún sea su va­lo­ra­ción en el pro­gra­ma Pro­far­ma. Tam­po­co se ha pre­ci­sa­do el des­tino fi­nal de es­tos mon­tan­tes, si se uti­li­za­rá de for­ma fi­na­lis­ta pa­ra

su­fra­gar el gas­to sa­ni­ta­rio pa­ra in­cor­po­rar in­no­va­cio­nes o quién lo in­gre­sa­rá fi­nal­men­te, si el Es­ta­do o las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas.

En ma­nos de las CCAA

Más du­das exis­ten so­bre el pa­pel de las re­gio­nes des­pués de que el se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas, An­to­nio Bete­ta, se­ña­la­se en di­ciem­bre en el Con­gre­so que los acuer­dos de te­cho de gas­to se pre­sen­ta­rán a las co­mu­ni­da­des “con el ob­je­ti­vo de que vo­lun­ta­ria­men­te se pue­dan ad­he­rir a es­tos me­ca­nis­mos”. Una po­si­bi­li­dad que de­ja­ría en ma­nos de los go­bier­nos au­to­nó­mi­cos la de­ci­sión de su­mar­se o no al pac­to y que no en­ca­ja­ría en las pre­ten­sio­nes de Far­main­dus­tria, ya que el ob­je­ti­vo es que vin­cu­le y obli­gue a to­das las par­tes por igual, con el fin de evi­tar re­cor­tes adi­cio­na­les por par­te de los go­bier­nos au­to­nó­mi­cos.

El pro­ble­ma es­tri­ba en que son mu­chas las co­mu­ni­da­des que han pre­sen­ta­do pre­su­pues­tos de gas­to far­ma­céu­ti­co in­fe­rio­res a los del pre­sen­te año, por lo que po­drían no es­tar in­tere­sa­das en ava­lar un acuer­do de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas que im­pul­sa­ría el gas­to far­ma­céu­ti­co, aun­que sea siem­pre por de­ba­jo del PIB. Y es que tam­po­co po­drán con­tar, se­gún acla­ró Mon­to­ro, con un nue­vo real de­cre­to pa­ra re­cor­tar en 2015 el gas­to en far­ma­cia, una de las par­ti­das que más aprie­tan en las cuen­tas au­to­nó­mi­cas y que has­ta aho­ra se ha re­suel­to con el re­cur­so de la deu­da del Fon­do de Li­qui­dez Au­to­nó­mi­co y los dis­tin­tos pla­nes de pa­gos a pro­vee­do­res.

No es el úni­co obs­tácu­lo. La Or­ga­ni­za­ción Mé­di­ca Co­le­gial ha ta­cha­do de “inacep­ta­ble” que Ha­cien­da vin­cu­le el gas­to far­ma­céu­ti­co al cre­ci­mien­to del PIB y si­gue cues­tio­nan­do la com­pa­ti­bi­li­dad de la ini­cia­ti­va con los ob­je­ti­vos del Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad Pre­su­pues­ta­ria re­mi­ti­do a Bru­se­las y con las me­di­das con­tem­pla­das en Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do de 2015, don­de se sub­ra­ya el po­ten­cial de aho­rro en gas­to far­ma­céu­ti­co. La cor­po­ra­ción que pre­si­de Juan Jo­sé Ro­drí­guez Sen­dín ve ame­na­za­dos los sa­la­rios y em­pleos de los pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios si se ga­ran­ti­za un ni­vel de gas­to far­ma­céu­ti­co li­ga­do al PIB y se pre­ten­de cum­plir el ob­je­ti­vo de re­du­cir el gas­to sa­ni­ta­rio pú­bli­co del 6,74 por cien­to de 2009 al 5,3 por cien­to del PIB mar­ca­do en el Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad 2014-2017. No se en­tien­de, se­gún los mé­di­cos, que has­ta 2017 se re­cor­ten otros 6.000 mi­llo­nes más de eu­ros de gas­to sa­ni­ta­rio, mien­tras se pro­po­ne un mar­co de cre­ci­mien­to pa­ra la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca du­ran­te los pró­xi­mos años.

De­ma­sia­das cues­tio­nes abier­tas que han re­tra­sa­do a 2015 un acuer­do que ape­nas ten­drá un año de re­co­rri­do pa­ra de­mos­trar su va­li­dez.

ISTOCK

JUAN MAR­QUÉS F. VI­LLAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.