IVI, 25 años em­pren­dien­do en me­di­ci­na re­pro­duc­ti­va

El Economista - Sanidad - - OPINIÓN -

En es­tos tiem­pos en los que el tér­mino em­pren­der es­tá de ac­tua­li­dad, quie­ro vol­ver la vis­ta atrás has­ta lle­gar al año 1990 don­de dos jó­ve­nes vi­sio­na­rios se lan­za­ron a re­vo­lu­cio­nar los pa­ra­dig­mas de la me­di­ci­na re­pro­duc­ti­va. Los pro­fe­so­res An­to­nio Pe­lli­cer y Jo­sé Re­mohí ci­men­ta­ron las ba­ses de IVI con in­no­va­ción con­ti­nua, investigac­ión cons­tan­te y ex­ce­len­cia pro­fe­sio­nal. Ellos son el ejem­plo de que el em­pren­di­mien­to no es una cues­tión de mo­das, sino de ac­ti­tud y lo han trans­mi­ti­do a los más de 1.500 pro­fe­sio­na­les que ya for­man par­te de nues­tra ins­ti­tu­ción mé­di­ca.

Am­bos, pre­si­den­tes de la com­pa­ñía, im­por­ta­ron el mo­de­lo ame­ri­cano a Valencia, cuan­do los tra­ta­mien­tos de re­pro­duc­ción asis­ti­da ape­nas al­can­za­ban el 6 por cien­to de éxi­to. Qui­zás no ha­ya­mos si­do los pri­me­ros en rea­li­zar me­di­ci­na re­pro­duc­ti­va en Es­pa­ña, pe­ro po­de­mos de­cir con or­gu­llo que he­mos re­vo­lu­cio­na­do es­ta es­pe­cia­li­dad mé­di­ca en nues­tro país y en el mun­do. Hoy, des­pués de 25 años, nues­tra investigac­ión y tra­ba­jo clí­ni­co ha si­tua­do la ta­sa de em­ba­ra­zo en un 69 por cien­to -en tra­ta­mien­tos de fe­cun­da­ción in vi­tro con óvu­los do­na­dos-. So­mos re­fe­ren­tes mun­dia­les gra­cias a es­tos re­sul­ta­dos y a los 100.000 be­bés que he­mos ayu­da­do a traer al mun­do. Es­te lar­go ca­mino de in­no­va­ción ha es­ta­do mar­ca­do por un en­fo­que in­ter­na­cio­nal con la aper­tu­ra de nuevos cen­tros IVI pa­ra ha­cer lle­gar la me­di­ci­na re­pro­duc­ti­va a cual­quier par­te del mun­do. De he­cho, ya so­mos 35 clí­ni­cas re­par­ti­das en ocho paí­ses y te­ne­mos pre­vis­to ex­pan­dir­nos ha­cia nuevos mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les como Orien­te Me­dio e Ita­lia. Un em­pren­di­mien­to sin lí­mi­tes que tras­pa­sa fron­te­ras de tiem­po y es­pa­cio.

Pe­ro el éxi­to no ha eclip­sa­do el ca­rác­ter fa­mi­liar y cer­cano de la com­pa­ñía y los pa­cien­tes no han de­ja­do de ser ni un so­lo mi­nu­to el ob­je­ti­vo de la exis­ten­cia de IVI como gru­po. Nues­tra me­di­ci­na es por y pa­ra ellas, las mu­je­res que desean ges­tar y no lo con­si­guen de ma­ne­ra na­tu­ral. Tam­bién pa­ra aque­llas que quie­ren apla­zar su ci­ta con la ma­ter­ni­dad por el mo­ti­vo que sea. Y por su­pues­to, pa­ra los que en su lu­cha por te­ner un be­bé sano, ne­ce­si­tan de nues­tros avan­ces ge­né­ti­cos. Mu­chos son nues­tros mo­ti­vos, pe­ro más nues­tros re­tos.

Los tiem­pos han cam­bia­do y la me­di­ci­na no pue­de ha­cer otra co­sa que acom­pa­ñar a las fa­mi­lias en es­te cam­bio. Ese es nues­tro com­pro­mi­so con nues­tros pa­cien­tes, con la me­di­ci­na y con la so­cie­dad en ge­ne­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.