HA­CIEN­DA SE­LLA LOS PRO­TO­CO­LOS DE GAS­TO CON EL SEC­TOR

Los acuer­dos de cre­ci­mien­to del gas­to far­ma­céu­ti­co y sa­ni­ta­rio, que pre­vén com­pen­sa­cio­nes del sec­tor, se apli­ca­rán es­te año a pe­sar de que no ten­drán ni me­dio año pa­ra de­mos­trar su va­li­dez

El Economista - Sanidad - - FINANCIACI­ÓN - JUAN MAR­QUÉS

Ni seis me­ses ten­drán el Go­bierno y las pa­tro­na­les del sec­tor far­ma­céu­ti­co y de em­pre­sas de tec­no­lo­gía sa­ni­ta­ria pa­ra de­mos­trar la va­li­dez del fu­tu­ro sis­te­ma de con­tra­pe­sos del gas­to en sa­lud, que pre­ten­de fi­nan­ciar la in­no­va­ción sin des­cua­drar los pre­su­pues­tos au­to­nó­mi­cos.

Los tres acuer­dos o pro­to­co­los ne­go­cia­dos en­tre el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da con Far­main­dus­tria, Aeseg y Fe­nin es­tán prác­ti­ca­men­te ce­rra­dos y pre­vén que, en el ca­so de que el gas­to en me­di­ca­men­tos y en tec­no­lo­gía su­pere un lí­mi­te o ta­sa de re­fe­ren­cia li­ga­da a la evo­lu­ción del PIB po­ten­cial a me­dio pla­zo -1,4 por cien­to en 2015 y 1,6 por cien­to en 2016-, las com­pa­ñías de­vol­ve­rán o com­pen­sa­rán las can­ti­da­des que su­peren esa re­fe­ren­cia, se­gún unas con­di­cio­nes que to­da­vía no se han he­cho pú­bli­cas y que po­drían im­pli­car un ma­yor gas­to en I+D o el in­cre­men­to de ex­por­ta­cio­nes o de las ayu­das des­ti­na­das a la for­ma­ción mé­di­ca, en­tre otras me­di­das ba­ra­ja­das.

Con es­te nue­vo mo­de­lo de cre­ci­mien­to, el sec­tor quie­re ase­gu­rar­se a cam­bio un mar­co de es­ta­bi­li­dad que per­mi­ta a las em­pre­sas aco­me­ter sus in­ver­sio­nes sin te­mor a la apro­ba­ción de nue­vas me­di­das de re­cor­te de la fac­tu­ra sa­ni­ta­ria como las apli­ca­das des­de 2010. Son las nue­vas re­glas de jue­go que mar­ca­rán la re­la­ción en­tre los prin­ci­pa­les pro­vee­do­res del SNS y el Go­bierno, pe­ro no por mu­cho tiem­po. En prin­ci­pio, la vi­gen­cia del me­ca­nis­mo se li­mi­ta a 2015, pu­dien­do fi­jar­se pró­rro­gas de un año me­dian­te el acuer­do ex­pre­so de am­bas par­tes.

El re­sul­ta­do de las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas del 24 de ma­yo ha com­pli­ca­do aún más la apli­ca­ción efec­ti­va de los acuer­dos ne­go­cia­dos con el sec­tor. Ha­cien­da desea in­for­mar a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas del con­te­ni­do de los nuevos pro­to­co­los que fi­ja­rán en la prác­ti­ca un te­cho al cre­ci­mien­to del gas­to en me­di­ca­men­tos y en tec­no­lo­gía sa­ni­ta­ria li­ga­do a la evo­lu­ción del PIB, ade­más de abor­dar la fi­nan­cia­ción del Plan Es­tra­té­gi­co pa­ra el Abor­da­je de la He­pa­ti­tis C, que que­da­ría fue­ra del pro­to­co­lo fir­ma­do con Far­main­dus­tria. Es la úni­ca for­ma de ha­cer par­tí­ci­pes a los Go­bier­nos re­gio­na­les del nue­vo mar­co de gas­to, que se com­ple­ta con la re­cien­te re­for­ma de la ley de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca. Pa­ra ello de­be con­vo­car un Con­se­jo de Po­lí­ti­ca Fis­cal y Fi­nan­cie­ra que con to­da pro­ba­bi­li­dad se re­tra­sa­rá has­ta ju­lio, pa­ra dar tiem­po a que se for­men los nuevos go­bier­nos re­gio­na­les.

La apli­ca­ción del nue­vo mar­co se pue­de re­tra­sar así un mes más y de­jar es­ca­so mar­gen pa­ra eva­luar los re­sul­ta­dos de un me­ca­nis­mo que ya se en­sa­yó en 2001 con es­ca­so éxi­to, al cre­cer el gas­to en re­ce­tas muy por en­ci­ma de los lí­mi­tes pre­vis­tos.

No es el úni­co obs­tácu­lo pa­ra po­ner en mar­cha la me­di­da re­co­gi­da en el Pro­gra­ma Na­cio­nal de Re­for­mas re­mi­ti­do a Bru­se­las. Tan­to An­da­lu­cía como As­tu­rias se han mos­tra­do re­ce­lo­sas de que es­te ins­tru­men­to de con­trol del gas­to sea efi­caz pa­ra ga­ran­ti­zar el ac­ce­so a la in­no­va­ción a un cos­te que no pon­ga en pe­li­gro la sos­te­ni­bi­li­dad de las cuen­tas sa­ni­ta­rias. Es­te fren­te opo­si­tor se am­plia­rá des­pués de que con­clu­yan los pac­tos de for­ma­ción de nuevos go­bier­nos. El por­ta­voz so­cia­lis­ta en la Co­mi­sión de Sa­ni­dad del Con­gre­so, Jo­sé Martínez Ol­mos, ya ha he­cho pú­bli­ca su opo­si­ción y ha anun­cia­do que de­ro­ga­rán la me­di­da en el ca­so de go­ber­nar.

La Or­ga­ni­za­ción Mé­di­ca Co­le­gial tam­bién se ha ma­ni­fes­ta­do en con­tra al en­ten­der que así los ajus­tes del gas­to au­to­nó­mi­co re­cae­rían en el ca­pí­tu­lo I de los pre­su­pues­tos re­gio­na­les.

A pe­sar de es­tas di­fi­cul­ta­des, la vo­lun­tad del Go­bierno y de las pa­tro­na­les del sec­tor es ce­rrar es­te Pro­to­co­lo cuan­to an­tes, pa­ra pro­por­cio­nar a las re­gio­nes y a lo pro­vee­do­res del sec­tor un es­ce­na­rio de cre­ci­mien­to pre­vi­si­ble que per­mi­ta fi­nan­ciar las in­no­va­cio­nes in­tro­du­ci­das en el mer­ca­do.

El pre­si­den­te de Far­main­dus­tria, An­to­ni Es­te­ve, pre­ci­sa a elE­co­no­mis­ta que no se es­tá ha­blan­do de un te­cho de gas­to pa­ra far­ma­cia, “por­que el gas­to en far­ma­cia lo de­ter­mi­nan las ne­ce­si­da­des sa­ni­ta­rias de la po­bla­ción y ha­cer­lo su­pon­dría po­ner lí­mi­tes al ac­ce­so a las in­no­va­cio­nes”. El ob­je­ti­vo del Pro­to­co­lo es “bus­car fór­mu­las que ofrez­can com­pen­sa­cio­nes en ca­so de que ese gas­to crez­ca por en­ci­ma de lo que lo ha­ga la eco­no­mía”, sub­ra­ya.

Por su par­te, el pre­si­den­te de Cin­fa, En­ri­que Or­die­res, se­ña­ló el pa­sa­do mar­tes que la in­dus­tria es­tá dis­pues­ta a de­vol­ver par­te de su cre­ci­mien­to, aun­que du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años ape­nas ha­ya si­do po­si­ti­vo, siem­pre y cuan­do las ad­mi­nis­tra­cio­nes asu­man el com­pro­mi­so de “pre­vi­si­bi­li­dad y cri­te­rio a lar­go pla­zo”, con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra que las com­pa­ñías si­gan in­vir­tien­do, sub­ra­yó el res­pon­sa­ble del lí­der de ge­né­ri­cos en Es­pa­ña.

ISTOCK

EFE

El mi­nis­tro de Ha­cien­da y Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas, Cris­tó­bal Mon­to­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.