Cos­tes de­ri­va­dos de las in­fec­cio­nes hos­pi­ta­la­rias

El Economista - Sanidad - - OPINIÓN -

Las in­fec­cio­nes hos­pi­ta­la­rias o no­so­co­mia­les, que cons­ti­tu­yen la par­te más im­por­tan­te de las in­fec­cio­nes re­la­cio­na­das con la asis­ten­cia sa­ni­ta­ria (Iras), pro­du­cen un au­men­to de la mor­bi­li­dad, mor­ta­li­dad y du­ra­ción de la es­tan­cia hos­pi­ta­la­ria, lo que su­po­ne no só­lo un pro­ble­ma de sa­lud pa­ra los pa­cien­tes, sino tam­bién una enor­me car­ga eco­nó­mi­ca pa­ra to­do el sis­te­ma sa­ni­ta­rio. Te­ner un co­no­ci­mien­to pre­ci­so de los cos­tes fi­nan­cie­ros de es­tas in­fec­cio­nes es es­pe­cial­men­te útil a la ho­ra de in­ver­tir re­cur­sos en los pro­gra­mas de vi­gi­lan­cia y pre­ven­ción.

Los es­tu­dios de los cos­tes eco­nó­mi­cos in­di­can que, a ni­vel glo­bal, los cos­tos son más que con­si­de­ra­bles, aun­que exis­ten di­fe­ren­cias no­ta­bles en­tre los dis­tin­tos ti­pos de in­fec­ción y en­tre paí­ses. En los Es­ta­dos Uni­dos, don­de to­dos los años apro­xi­ma­da­men­te 1.7 mi­llo­nes de pa­cien­tes su­fren una in­fec­ción no­so­co­mial, el cos­te anual del con­jun­to de es­tas in­fec­cio­nes se es­ti­ma en­tre 28.000 y 45.000 mi­llo­nes de dó­la­res (ci­fras del año 2012). En el con­jun­to de paí­ses de la Unión Eu­ro­pea, la pre­va­len­cia de es­tas in­fec­cio­nes es del 7,1 por cien­to, lo que su­po­ne un to­tal de 16 mi­llo­nes de días adi­cio­na­les de es­tan­cia hos­pi­ta­la­ria y un cos­te de 7.000 mi­llo­nes de eu­ros anua­les, con­si­de­ran­do só­lo los cos­tes di­rec­tos.

Vi­ncat es un pro­gra­ma ins­ti­tu­cio­nal que es­ta­ble­ce un sis­te­ma uni­fi­ca­do de vi­gi­lan­cia de las in­fec­cio­nes no­so­co­mia­les en Ca­ta­lun­ya. Se­gún es­ti­ma­cio­nes de es­te pro­gra­ma, du­ran­te el año 2013, el cos­te de las cin­co in­fec­cio­nes no­so­co­mia­les más re­le­van­tes -bac­te­rie­mia de ca­té­ter, neu­mo­nía aso­cia­da a la ven­ti­la­ción me­cá­ni­ca e in­fec­ción de lo­ca­li­za­ción qui­rúr­gi­ca en ci­ru­gía co­lo­rec­tal, en ar­tro­plas­tia de ca­de­ra y en ar­tro­plas­tia de ro­di­lla- fue de más de 30 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra el con­jun­to de hos­pi­ta­les ca­ta­la­nes, sien­do las bac­te­rie­mias de ca­té­ter ve­no­so cen­tral y las in­fec­cio­nes de he­ri­da en la ci­ru­gía co­lo­rec­tal las que com­por­ta­ron un ma­yor cos­te.

Por otra par­te, du­ran­te el pe­río­do 2008-2013, se pro­du­jo una re­duc­ción pro­gre­si­va de las ta­sas de és­tas cin­co in­fec­cio­nes, con el con­si­guien­te aho­rro eco­nó­mi­co, es­ti­ma­do en­tre tres y cua­tro mi­llo­nes de eu­ros anua­les. Só­lo la re­duc­ción de las ta­sas de bac­te­rie­mia de CVC, que es la in­fec­ción que ge­ne­ra un ma­yor cos­te, su­pu­so un aho­rro es­ti­ma­do de 10 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra el to­tal del pe­río­do. Es­tos re­sul­ta­dos po­si­ti­vos de­ben atri­buir­se al pro­pio efec­to de la vi­gi­lan­cia epi­de­mio­ló­gi­ca, a la apli­ca­ción de los pro­yec­tos Bac­te­rie­mia Ze­ro y Neu­mo­nía Ze­ro en las UCIs y a las dis­tin­tas me­di­das im­plan­ta­das por los equi­pos de con­trol de in­fec­ción hos­pi­ta­la­rios.

Los pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios se­gui­re­mos cen­tra­dos en la aten­ción al pa­cien­te y la re­duc­ción de las en­fer­me­da­des no­so­co­mia­les. Es­pe­ra­mos en los pró­xi­mos años con­ti­nuar me­jo­ran­do pa­ra ha­cer nues­tro sis­te­ma más sos­te­ni­ble y se­gu­ro pa­ra to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.