Es­pa­ña aún es­tá en pa­ña­les en el ne­go­cio del tu­ris­mo sa­ni­ta­rio

El Economista - Sanidad - - EDITORIAL 3 -

Es­pa­ña tie­ne el me­jor clima, unos ex­ce­len­tes hos­pi­ta­les pri­va­dos, y una re­la­ción ca­li­dad-pre­cio in­me­jo­ra­ble pa­ra los ser­vi­cios de tu­ris­mo sa­ni­ta­rio. Y, sin em­bar­go, ocu­pa­mos aún el lu­gar nú­me­ro 12 en el rán­king de ne­go­cio de es­te sec­tor. ¿La ra­zón? Que has­ta ayer mis­mo -no más de cin­co años- ni las ins­ti­tu­cio­nes ni la pro­pia sa­ni­dad pri­va­da se ha­bían to­ma­do real­men­te en se­rio es­te vía de fac­tu­ra­ción. Por suer­te en los úl­ti­mos tiem­pos, con la en­tra­da de la pro­pia Se­cre­ta­ría de Es­ta­do de Tu­ris­mo, junto a nue­vas or­ga­ni­za­cio­nes pri­va­das sur­gi­das al efec­to, co­mo el clus­ter Spain­ca­res, y la par­ti­ci­pa­ción del Idis -la au­tén­ti­ca pa­tro­nal del sec­tor sa­ni­ta­rio- nues­tro país ha des­per­ta­do del le­tar­go.

El ob­je­ti­vo de Spain­ca­res es du­pli­car los cer­ca de 500 mi­llo­nes de eu­ros que el sec­tor es­pa­ñol fac­tu­ra en la ac­tua­li­dad en 2020, gra­cias al fuerte rit­mo de cre­ci­mien­to del 20 por cien­to anual que re­gis­tra el tu­ris­mo mé­di­co, tan­to en in­gre­sos, co­mo vo­lu­men de pa­cien­tes. La OCDE cal­cu­la que es­te seg­men­to eco­nó­mi­co ge­ne­ra en el mun­do más de 75.000 mi­llo­nes de eu­ros al año. Pe­ro pa­ra lo­grar es­te ob­je­ti­vo hay que cam­biar mu­chas di­ná­mi­cas y ha­cer fren­te a la com­pe­ten­cia in­ter­na­cio­nal de Es­ta­dos Uni­dos, Ale­ma­nia o Fran­cia, ade­más de los emer­gen­tes, ca­so de Tur­quía o Ta­li­lan­dia. Por aho­ra, cer­ca de 100.000 pa­cien­tes ex­tran­je­ros se des­pla­za­ron el año pa­sa­do a Es­pa­ña pa­ra re­ci­bir un tra­ta­mien­to de sa­lud en un hos­pi­tal, bal­nea­rio o cen­tro re­si­den­cial, se­gún la es­ti­ma­ción que ma­ne­ja el clus­ter Spain­ca­res. Ci­fras que to­da­vía es­tán muy por de­trás de otros des­ti­nos co­mo el tur­co, ca­paz de cap­tar a más de 300.000 pa­cien­tes al año.

Se tra­ta de una opor­tun­diad pa­ra po­der de­jar atrás de­ba­tes ca­du­cos en torno a la sa­ni­dad. Aquí no de­be ha­ber ideo­lo­gías. To­do lo que sea in­cen­ti­var es­te ni­cho de mer­ca­do se­rá bueno pa­ra nues­tro país, pa­ra la sa­ni­dad pri­va­da y tam­bién pa­ra la sa­ni­dad pú­bli­ca. Pa­ra ello, la ce­le­bra­ción de la Cum­bre Mun­dial del Tu­ris­mo de Sa­lud en Madrid a fi­na­les del mes de ma­yo, don­de se re­uni­rán más de 200 ex­po­si­to­res, de­be ser el es­pal­da­ra­zo de­fi­ni­ti­vo pa­ra el des­pe­gue de es­te ne­go­cio. El seg­men­to del tu­ris­mo de sa­lud su­po­ne una gran opor­tu­ni­dad pa­ra si­tuar la sa­ni­dad es­pa­ño­la a la ca­be­za de los des­ti­nos mun­dia­les en sa­lud, co­mo co­rres­pon­de al se­gun­do país del mun­do que más tu­ris­tas re­ci­be y que cuen­ta con uno de los me­jo­res sis­te­mas sa­ni­ta­rios.

Ocu­pa­mos aún el pues­to nú­me­ro 12 en es­te in­ci­pien­te ne­go­cio. Por suer­te, la Se­cre­ta­ría de Es­ta­do de Tu­ris­mo ha to­ma­do car­tas en es­te asun­to y el sec­tor ya va por fin de la mano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.