CON­SUL­TAS DE ATEN­CIÓN PRI­MA­RIA Y OPI­NIÓN MÉ­DI­CA AL INS­TAN­TE POR VI­DEO­CON­FE­REN­CIA

Una em­pre­sa es­pa­ño­la que se di­ri­ge a per­so­nas con po­co tiem­po li­bre que ne­ce­si­tan ob­te­ner una opi­nión mé­di­ca in­me­dia­ta, fá­cil y ac­ce­si­ble, a tra­vés de una vi­deo­con­fe­ren­cia con un mé­di­co des­de cual­quier lu­gar

El Economista - Sanidad - - SANIDAD CASO - ELE­CO­NO­MIS­TA

An­te las ne­ce­si­da­des que ac­tual­men­te se le plan­tea a la me­di­ci­na, sur­gió Handy­med ( http://handy­med.es), em­pre­sa que se di­ri­ge a per­so­nas con po­co tiem­po li­bre que ne­ce­si­tan ob­te­ner una opi­nión mé­di­ca in­me­dia­ta, fá­cil y ac­ce­si­ble, a tra­vés de una vi­deo­con­fe­ren­cia con un mé­di­co des­de cual­quier lu­gar y dis­po­si­ti­vo. El pri­mer con­cep­to de Handy­med na­ció en el IE Bu­si­ness School, una es­cue­la que pro­mue­ve es­pe­cial­men­te el em­pren­di­mien­to, don­de Óscar Bailly-Bai­lliè­re, Gian­lu­ca Sta­me­rra y Luis Es­co­bar, mé­di­co in­ter­nis­ta, a tra­vés de la in­cu­ba­do­ra Ven­tu­re Lab, desa­rro­lla­ron es­te pro­yec­to de te­le­me­di­ci­na. “El usua­rio de Handy­med es una per­so­na con cual­quier preo­cu­pa­ción mé­di­ca, acos­tum­bra­da a na­ve­gar en In­ter­net, a uti­li­zar dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos y que va­lo­ra su tiem­po”, ase­gu­ran los fun­da­do­res.

Handy­med se es­ta­ble­ce como in­ter­me­dia­rio tec­no­ló­gi­co en­tre los pa­cien­tes y los mé­di­cos ofre­cién­do­les unas he­rra­mien­tas que po­ten­cian la co­mu­ni­ca­ción a dis­tan­cia en­tre ellos sin in­ter­fe­rir en el pro­ce­so de de­ci­sión del mé­di­co. “Es una pro­pues­ta idó­nea pa­ra re­sol­ver to­das las cues­tio­nes de sa­lud que no re­quie­ren una ex­plo­ra­ción fí­si­ca, que equi­va­len a un 35 por cien­to del to­tal de acuer­do con nues­tras en­cues­tas. Se­gún las cua­les, un 35 por cien­to de las 395 mi­llo­nes de con­sul­tas de aten­ción pri­ma­ria en Es­pa­ña al año se pue­den re­sol­ver on­li­ne. Los pa­cien­tes ne­ce­si­tan op­ti­mi­zar su tiem­po al má­xi­mo, re­du­cien­do los eter­nos tiem­pos que pa­sa­mos es­pe­ran­do a ser aten­di­dos en la sa­la de es­pe­ra. A la vez, los mé­di­cos quie­ren po­der ga­nar un di­ne­ro ex­tra y po­der de­di­car a los pa­cien­tes el tiem­po que creen ne­ce­sa­rio pa­ra ga­ran­ti­zar una aten­ción mé­di­ca de ca­li­dad”, afir­man des­de la com­pa­ñía. En­tre los be­ne­fi­cios que ofre­ce Handy­med nos en­con­tra­mos con que los pa­cien­tes pue­den ac­ce­der a su his­to­ria clí­ni­ca elec­tró­ni­ca des­de cual­quier lu­gar y los mé­di­cos pue­den re­vi­sar ese his­to­rial clí­ni­co y ele­gir li­bre­men­te pa­sar las vi­deo­con­sul­tas des­de su des­pa­cho pri­va­do, su vi­vien­da o don­de ellos con­si­de­ren el me­jor en­torno que ga­ran­ti­ce la pri­va­ci­dad del pa­cien­te.

EE

Óscar Bailly-Bai­lliè­re, Gian­lu­ca Sta­me­rra y Luis Es­co­bar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.