“Des­de el año 2000, las far­ma­céu­ti­cas apues­tan más por las en­fer­me­da­des ra­ras”

las en­fer­me­da­des ra­ras por los in­cen­ti­vos de la UE”

El Economista - Sanidad - - SANIDAD - Ja­vier Ur­ce­lay

La far­ma­céu­ti­ca Shi­re es de las po­cas com­pa­ñías del sec­tor far­ma­céu­ti­co es­pe­cia­li­za­das en la in­ves­ti­ga­ción de me­di­ca­men­tos pa­ra en­fer­me­da­des ra­ras. Ac­tual­men­te cuen­ta con 50 pro­yec­tos en desa­rro­llo pa­ra el área de me­di­ca­men­tos huér­fa­nos y si los pro­gra­mas que tie­nen en mar­cha pro­gre­san es­pe­ran lan­zar 20 nue­vos fár­ma­cos en los pró­xi­mos 5 años. La mul­ti­na­cio­nal bri­tá­ni­ca cum­ple aho­ra 30 años des­de su fun­da­ción y 15 des­de su lle­ga­da a Es­pa­ña y aca­ba de ad­qui­rir la far­ma­céu­ti­ca es­ta­dou­ni­den­se Ba­xal­ta por una can­ti­dad su­pe­rior a los 30.000 mi­llo­nes de eu­ros. El di­rec­tor general en Es­pa­ña, Ja­vier Ur­ce­lay, ex­pli­ca en es­ta entrevista las ca­rac­te­rís­ti­cas de uno de los la­bo­ra­to­rios más di­fe­ren­tes de la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca.

¿Hay más in­te­rés aho­ra de las far­ma­céu­ti­cas en in­ves­ti­gar en en­fer­me­da­des ra­ras?

En el año 2000 la Unión Eu­ro­pea pu­so en mar­cha una se­rie de in­cen­ti­vos a la in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo de me­di­ca­men­tos huér­fa­nos di­ri­gi­dos al tra­ta­mien­to de las en­fer­me­da­des ra­ras, si­guien­do la es­te­la de lo pre­via­men­te he­cho en Es­ta­dos Uni­dos y Ja­pón. El re­sul­ta­do de esos es­tí­mu­los ha si­do, efec­ti­va­men­te, un in­cre­men­to en el nú­me­ro de me­di­ca­men­tos y pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción di­ri­gi­dos a en­fer­me­da­des has­ta aho­ra ol­vi­da­das.

¿Qué se apren­de en una com­pa­ñía que in­ves­ti­ga es­te ti­po de en­fer­me­da­des?

Las en­fer­me­da­des ra­ras afec­tan a mu­chas per­so­nas en su con­jun­to -unos tres mi­llo­nes en Es­pa­ña-, pe­ro a muy po­cas per­so­nas si se con­si­de­ra in­di­vi­dual­men­te ca­da una de las 7.000 en­fer­me­da­des ra­ras que se es­ti­ma que exis­ten. Tra­ba­jar en es­te cam­po per­mi­te, por tan­to, una gran cer­ca­nía con la pro­ble­má­ti­ca de las per­so­nas afec­ta­das, una gran sen­si­bi­li­dad a sus ne­ce­si­da­des, una ma­yor ca­pa­ci­dad pa­ra apre­ciar có­mo nues­tros me­di­ca­men­tos cam­bian la vi­da de los pa­cien­tes.

¿En qué ti­po de en­fer­me­da­des mi­no­ri­ta­rias es­tán cen­tra­dos y de qué es­tá más or­gu­llo­so de lo lan­za­do al mer­ca­do por su com­pa­ñía en los úl­ti­mos años?

Más de la mi­tad de los pro­duc­tos de Shi­re son me­di­ca­men­tos huér­fa­nos pa­ra en­fer­me­da­des ra­ras, en cam­pos co­mo las en­fer­me­da­des li­so­so­ma­les -en­fer­me­da­des de Fabry, de Gau­cher y de Hun­ter-, la trom­bo­ci­te­mia esen­cial, el an­gioe­de­ma he­re­di­ta­rio... De los 60 pro­gra­mas de in­ves­ti­ga­ción de nue­vos me­di­ca­men­tos que te­ne­mos en cur­so, 50 co­rres­pon­den a me­di­ca­men­tos huér­fa­nos pa­ra en­fer­me­da­des de ba­ja pre­va­len­cia.

Sois una com­pa­ñía y co­mo tal el ob­je­ti­vo fi­nal pa­sa por ga­nar di­ne­ro a fi­nal de año. ¿Có­mo se con­si­gue in­ves­ti­gan­do en es­te ti­po de en­fer­me­da­des?

El mo­de­lo de ne­go­cio de Shi­re es­tá adap­ta­do a la in­ves­ti­ga­ción y co­mer­cia­li­za­ción de pro­duc­tos di­ri­gi­dos a pe­que­ños gru­pos de po­bla­ción afec­ta­dos por en­fer­me­da­des ra­ras o ul­tra­rra­ras. Pa­ra ello he­mos desa­rro­lla­do com­pe­ten­cias en cam­pos co­mo la ace­le­ra­ción del diag­nós­ti­co, pro­gra­mas de apo­yo a los pa­cien­tes, la for­ma­ción mé­di­ca con­ti­nua­da, los in­ter­cam­bios cien­tí­fi­cos, etc.

La in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca, en general, no tie­ne una bue­na ima­gen. ¿Qué men­sa­je pue­de trans­mi­tir co­mo par­te de ella pa­ra cam­biar es­ta per­cep­ción?

La in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca es res­pon­sa­ble de una muy bue­na par­te del pro­gre­so de la me­di­ci­na de nues­tro tiem­po, que ha cam­bia­do el cur­so de mu­chas en­fer­me­da­des, ha in­cre­men­ta­do la ca­li­dad de vi­da de la po­bla­ción y ha po­si­bi­li­ta­do una pro­lon­ga­ción de la ex­pec­ta­ti­va de vi­da a ni­ve­les im­pen­sa­bles ha­ce só­lo unas dé­ca­das. Sin la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca in­ves­ti­ga­do­ra na­da de es­to hu­bie­ra si­do po­si­ble. Di­cho lo an­te­rior, es ló­gi­co que la sociedad ten­ga el ojo pues­to so­bre un sec­tor cu­ya ac­ti­vi­dad afec­ta a bie­nes tan im­por­tan­tes co­mo la sa­lud y la vi­da hu­ma­na, y a los que las so­cie­da­des mo­der­nas ne­ce­si­tan de­di­car im­por­tan­tes re­cur­sos eco­nó­mi­cos pú­bli­cos.

Su com­pa­ñía in­ves­ti­ga un ti­po de tras­torno, el TDAH, que se ve sal­pi­ca­do a ve­ces co­mo un ejem­plo de en­fer­me­dad in­ven­ta­da por las far­ma­céu­ti­cas. ¿Qué pue­de res­pon­der?

En Es­pa­ña hay más de 70 aso­cia­cio­nes de pa­cien­tes, sur­gi­das es­pon­tá­nea­men­te de la preo­cu­pa­ción de los pa­dres y las fa­mi­lias afec­ta­das. Por otra par­te el con­sen­so cien­tí­fi­co ac­tual so­bre la exis­ten­cia del tras­torno y sus se­cue­las es abru­ma­dor. Quien pien­se que el TDAH es un in­ven­to es que no ha ha­bla­do con nin­gún es­pe­cia­lis­ta o no co­no­ce nin­gún ca­so. Si lo tu­vie­ra en su ca­sa, en su cla­se, en su fa­mi­lia, ten­dría una opi­nión muy di­fe­ren­te.

Con unos años di­fí­ci­les don­de han caí­do las ven­tas del mer­ca­do far­ma­céu­ti­co na­cio­nal, ¿có­mo han si­do es­tos años de ven­tas en Es­pa­ña? ¿Có­mo fue 2015 y qué es­pe­ra de 2016?

El mer­ca­do far­ma­céu­ti­co ha su­fri­do ex­tra­or­di­na­ria­men­te la cri­sis eco­nó­mi­ca, re­tro­tra­yén­do­se a los ni­ve­les de ha­ce más de una dé­ca­da, aun­que pa­re­ce que em­pie­za a mos­trar sig­nos de reac­ti­va­ción. Y ello no por­que la de­man­da so­cial de sa­lud ha­ya de­cre­ci­do con la cri­sis, sino por las me­di­das adop­ta­das por las au­to­ri­da­des pa­ra la con­ten­ción del gas­to sa­ni­ta­rio, una par­te muy im­por­tan­te de las cua­les han re­caí­do so­bre el con­su­mo de me­di­ca­men­tos.

¿Cuál es el ta­ma­ño ac­tual de Shi­re en Es­pa­ña? ¿Ha cre­ci­do en los úl­ti­mos años? ¿Ha te­ni­do que ha­cer ajus­tes o re­or­ga­ni­zar­se pa­ra su­pe­rar la caí­da del mer­ca­do?

Shi­re es una com­pa­ñía jo­ven. Ce­le­bra­mos aho­ra el 30 aniver­sa­rio de nues­tro na­ci­mien­to co­mo em­pre­sa far­ma­céu­ti­ca en el mun­do, y el dé­ci­mo aniver­sa­rio de nues­tra im­plan­ta­ción en Es­pa­ña. Es­tá pues en fa­se de ple­na vi­ta­li­dad y ex­pan­sión, lo que nos ha per­mi­ti­do cre­cer sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te a pe­sar de la cri­sis, al­can­zan­do una fac­tu­ra­ción que ron­da los 100 mi­llo­nes de eu­ros y una plan­ti­lla de al­go más de 100 em­plea­dos. A ello ha ayu­da­do el per­fil in­no­va­dor de nues­tros pro­duc­tos y nues­tro po­si­cio­na­mien­to en pa­to­lo­gías don­de hay ne­ce­si­da­des mé­di­cas no re­suel­tas en las que los nue­vos fár­ma­cos apor­tan gran va­lor aña­di­do.

“Es­te cam­po per­mi­te una gran cer­ca­nía con las per­so­nas afec­ta­das” “La in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca es res­pon­sa­ble de bue­na par­te del pro­gre­so” “Quien pien­se que el TDAH es un in­ven­to no ha co­no­ci­do nin­gún ca­so”

¿Qué úl­ti­mos lan­za­mien­tos han te­ni­do en Es­pa­ña?

Nues­tros úl­ti­mos pro­duc­tos se han di­ri­gi­do al tra­ta­mien­to de la en­fer­me­dad de Gau­cher, el an­gioe­de­ma he­re­di­ta­rio, el TDAH del que an­tes he­mos ha­bla­do, y la co­li­tis ul­ce­ro­sa.

¿En qué otras áreas es­pe­ra en­trar la com­pa­ñía pró­xi­ma­men­te?

Los pró­xi­mos lan­za­mien­tos pre­vis­tos son un nue­vo fár­ma­co re­vo­lu­cio­na­rio pa­ra el lla­ma­do sín­dro­me del in­tes­tino cor­to -pa­cien­tes que de­pen­den pa­ra vi­vir de lar­ga ho­ras de nu­tri­ción pa­ren­te­ral- y un me­di­ca­men­to del gru­po de los no es­ti­mu­lan­tes que for­ma­rá par­te del tra­ta­mien­to mul­ti­mo­dal del TDAH.

Us­ted es­tá al fren­te de la fi­lial de una mul­ti­na­cio­nal. ¿Có­mo les ex­pli­ca a sus je­fes que de­ben se­guir apos­tan­do por Es­pa­ña?

Es­pa­ña ha atra­ve­sa­do una du­rí­si­ma cri­sis eco­nó­mi­ca, pe­ro ha de­mos­tra­do sa­ber en­ca­rar­la pa­ra sa­lir de ella. A pe­sar de to­das las di­fi­cul­ta­des, nues­tro país con­ser­va cua­li­da­des y po­ten­cia­li­da­des pa­ra man­te­ner­se co­mo una de las eco­no­mías más di­ná­mi­cas de nues­tro en­torno eu­ro­peo. Per­so­nal­men­te me sien­to or­gu­llo­so de que, den­tro de nues­tra em­pre­sa, Es­pa­ña sea un país de re­fe­ren­cia en cuan­to a mu­chas ini­cia­ti­vas in­no­va­do­ras, a la ca­li­dad de sus equi­pos pro­fe­sio­na­les y a la con­se­cu­ción de re­sul­ta­dos.

¿Cree que las com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas en Es­pa­ña han rea­li­za­do ya los ajus­tes ne­ce­sa­rios pa­ra su­pe­rar es­ta cri­sis?

Sí, a lo lar­go de los úl­ti­mos años el sec­tor se ha vis­to en la ne­ce­si­dad de adap­tar­se a un en­torno que ha re­que­ri­do sa­cri­fi­cios. Vi­vi­mos en una épo­ca ca­rac­te­ri­za­da por el cam­bio in­ce­san­te y ace­le­ra­do. La ca­pa­ci­dad de adap­tar­se a los cam­bios es, hoy en día, el pri­mer re­qui­si­to pa­ra so­bre­vi­vir y pa­ra com­pe­tir, y creo que, en su con­jun­to, la em­pre­sa far­ma­céu­ti­ca lo tie­ne bien in­te­gra­do en su ADN.

¿Con­si­de­ra que Es­pa­ña gas­ta po­co en su sis­te­ma sa­ni­ta­rio com­pa­ra­do con otros paí­ses eu­ro­peos?

El gas­to por ha­bi­tan­te es de los más ba­jos de nues­tro en­torno. Sin em­bar­go los cos­tes de la in­no­va­ción son cre­cien­tes, y la de­man­da de sa­lud de la po­bla­ción au­men­ta sin ce­sar, en bue­na me­di­da a cau­sa de dos lo­gros en los que la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca ha te­ni­do mu­cho que ver: la cro­ni­fi­ca­ción de en­fer­me­da­des an­tes mor­ta­les, y la ma­yor lon­ge­vi­dad y es­pe­ran­za de vi­da. La sociedad ten­drá que plan­tear­se a dón­de quie­re di­ri­gir sus re­cur­sos, que ob­via­men­te no son nun­ca ili­mi­ta­dos.

Shi­re ha com­pra­do Ba­xal­ta. ¿Qué su­po­ne pa­ra la com­pa­ñía? ¿Qué pre­sen­cia tie­ne Ba­xal­ta en Es­pa­ña?

Efec­ti­va­men­te, Shi­re ha lle­va­do a ca­bo una pro­pues­ta de ad­qui­si­ción de Ba­xal­ta, una im­por­tan­te em­pre­sa far­ma­céu­ti­ca in­ter­na­cio­nal es­pe­cia­li­za­da en los cam­pos de la He­mo­fi­lia, la In­mu­no­lo­gía y la On­co­lo­gía. Una vez apro­ba­da la in­te­gra­ción de Ba­xal­ta por par­te de las au­to­ri­da­des re­gu­la­do­ras y los ac­cio­nis­tas, la nue­va Shi­re pa­sa­rá a ser una com­pa­ñía bio­tec­no­ló­gi­ca lí­der glo­bal en el cam­po de las En­fer­me­da­des Ra­ras y otras pa­to­lo­gías de es­pe­cia­lis­tas. La in­te­gra­ción de Ba­xal­ta re­fuer­za ex­tra­or­di­na­ria­men­te tan­to la for­ta­le­za co­mer­cial del gru­po en los prin­ci­pa­les mer­ca­dos mun­dia­les -in­clui­do Es­pa­ña, don­de Ba­xal­ta es apro­xi­ma­da­men­te la mi­tad del ta­ma­ño ac­tual de Shi­re-, co­mo las áreas de in­ves­ti­ga­ción y fa­bri­ca­ción. Nues­tra pre­vi­sión es po­der lan­zar 20 nue­vos pro­duc­tos en los pró­xi­mos cin­co años.

“Es­pa­ña si­gue sien­do una de las eco­no­mías más di­ná­mi­cas de Eu­ro­pa” “Nues­tra pre­vi­sión es lan­zar 20 pro­duc­tos en cin­co años”

EE

EE

JA­VIER UR­CE­LAY

EE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.