LAS ESPERAS PA­RA OPERARSE CRE­CEN PE­SE A GASTAR MÁS EN SA­NI­DAD

El tiem­po me­dio pa­ra una in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca en la pú­bli­ca es de 89 días, 13 más que en 2012

El Economista - Sanidad - - SANIDAD - JUAN MARQUÉS

Las lis­tas de es­pe­ra si­guen sien­do el in­di­ca­dor más re­ve­la­dor del

quie­ro pe­ro no pue­do de la sa­ni­dad es­pa­ño­la. Los da­tos au­to­nó­mi­cos re­co­pi­la­dos por el Go­bierno en fun­cio­nes mues­tran un nue­vo em­peo­ra­mien­to de los tiem­pos de es­pe­ra qui­rúr­gi­ca y diag­nós­ti­ca en el Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud en 2015, a pe­sar de que las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas in­cre­men­ta­ron su pre­su­pues­to de gas­to y mu­chas re­gio­nes anun­cia­ron pla­nes de cho­que pa­ra re­du­cir­las. Tam­po­co ha ser­vi­do que la po­bla­ción pro­te­gi­da ti­tu­lar o be­ne­fi­cia­ria de la tar­je­ta sa­ni­ta­ria se ha­ya re­du­ci­do en me­dio mi­llón de per­so­nas des­de 2012.

El tiem­po me­dio de es­pe­ra qui­rúr­gi­ca en la sa­ni­dad pú­bli­ca al­can­zó así los 89 días a 31 de di­ciem­bre de 2015, dos días más que el año pa­sa­do y 13 más que en ju­nio de 2012, úl­ti­ma fe­cha com­pa­ra­ble an­te la rup­tu­ra

es­ta­dís­ti­ca que pro­vo­có la in­clu­sión de los da­tos de Ma­drid. Los re­sul­ta­dos con­jun­tos im­pi­den el aná­li­sis com­pa­ra­do de la ges­tión au­to­nó­mi­ca por de­seo ex­pre­so de es­tas úl­ti­mas en el te­rreno que más im­por­ta a los ciu­da­da­nos a juz­gar por los ba­ró­me­tros sa­ni­ta­rios. Pe­ro si se ana­li­zan por se­pa­ra­do los da­tos pre­sen­ta­dos por las co­mu­ni­da­des, Ca­na­rias pre­sen­ta una de­mo­ra me­dia de 175,9 días, mien­tras que en As­tu­rias o Ex­tre­ma­du­ra se ele­van a 144 días y Va­len­cia se si­túa en ca­si cua­tro me­ses de es­pe­ra, des­pués de que la con­se­je­ra Car­men Mon­tón ha­ya cam­bia­do el mé­to­do de cálcu­lo de las de­mo­ras qui­rúr­gi­cas pa­ra in­cluir en sus lis­tas de es­pe­ra a to­dos los pa­cien­tes a los que se les da la op­ción de ser ope­ra­dos en clí­ni­cas pri­va­das, acep­ten o re­cha­cen es­ta po­si­bi­li­dad.

En to­tal, son 549.424 pa­cien­tes los que se en­cuen­tran en si­tua­ción de es­pe­ra es­truc­tu­ral pa­ra operarse de for­ma no ur­gen­te en al­gu­na de las 14 es­pe­cia­li­da­des qui­rúr­gi­cas compu­tadas, 37.501 más que en di­ciem­bre de 2014 y 12.513 más que en ju­nio de 2012, de los que el 10,6 por cien­to lle­va más de seis me­ses es­pe­ran­do -fren­te al 9,3 por cien­to de 2014-. Se po­ne así fin a la ten­den­cia des­cen­den­te re­gis­tra­da so­bre el pa­pel de las es­ta­dís­ti­cas re­gio­na­les des­de ju­nio de 2013, cuan­do se re­gis­tró un má­xi­mo de 583.612 pa­cien­tes en lis­ta de es­pe­ra.

Los pa­cien­tes son los ver­da­de­ros per­de­do­res. En Neu­ro­ci­ru­gía, la de­mo­ra me­dia al­can­za los 160 días, 135 en Ci­ru­gía Plás­ti­ca o 112 en Trau­ma­to­lo­gía. Sal­vo a la ho­ra de ope­rar ca­ta­ra­tas o pró­te­sis de ca­de­ra, el res­to de pro­ce­sos qui­rúr­gi­cos ha su­fri­do un de­te­rio­ro sig­ni­fi­ca­ti­vo. Sí se ha re­gis­tra­do una me­jo­ra en el úl­ti­mo año en la de­mo­ra pa­ra con­se­guir ci­ta con un mé­di­co es­pe­cia­lis­ta, que se re­du­jo en una se­ma­na, pa­san­do de los 65 a 58 días de me­dia en 2015.

Ma­qui­lla­je

Pe­ro de­trás de los da­tos que fa­ci­li­tan las Ad­mi­nis­tra­cio­nes re­gio­na­les hay, sin du­da, mu­cho ma­qui­lla­je. Se da así la pa­ra­do­ja de que, mien­tras los pre­su­pues­tos au­to­nó­mi­cos men­gua­ban en­tre 2012 y 2014, los da­tos de lis­tas de es­pe­ra que pro­por­cio­na­ban al Mi­nis­te­rio se re­du­cían des­de el má­xi­mo de 571.395 pa­cien­tes re­gis­tra­do en di­ciem­bre de 2012, has­ta los 511.923 compu­tados en di­ciem­bre de 2014. Ca­si 60.000 pa­cien­tes me­nos compu­tados, a pe­sar de re­cor­tar en plan­ti­llas y equi­pos, la cua­dra­tu­ra del círcu­lo. Los cam­bios de Go­bierno re­gis­tra­dos en las co­mu­ni­da­des en ma­yo de 2015 han pues­to fin a es­te es­pe­jis­mo y los nue­vos res­pon­sa­bles se han es­for­za­do en co­rre­gir o aflo­rar pa­cien­tes a las lis­tas de es­pe­ra pa­ra la­mi­nar la ges­tión an­te­rior y pre­pa­rar el te­rreno pa­ra ven­der un nue­vo cam­bio de ten­den­cia en el pró­xi­mo se­mes­tre. Así ha si­do el ca­so de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na o Cas­ti­lla-La Man­cha, en­tre otras re­gio­nes. En cual­quier ca­so, se cie­rra así una le­gis­la­tu­ra de for­ma peor que co­mo em­pe­zó, don­de la re­duc­ción del gas­to sa­ni­ta­rio pú­bli­co en 7.000 mi­llo­nes de eu­ros, se­gún el Pro­gra­ma de Es­ta­bi­li­dad re­mi­ti­do por el Eje­cu­ti­vo a Bru­se­las en 2015, ha te­ni­do un im­pac­to ne­ga­ti­vo en los pa­cien­tes en lis­ta de es­pe­ra

qui­rúr­gi­ca de la sa­ni­dad pú­bli­ca.

Con­tras­tan es­tas esperas con los re­sul­ta­dos avan­za­dos por la sa­ni­dad pri­va­da. El tiem­po de res­pues­ta de los cen­tros pri­va­dos es­tá fi­ja­do en 43,5 días de me­dia, me­nos de la mi­tad de las de­mo­ras pú­bli­cas. Un da­to que no pue­de ser com­pa­ra­do por la de­sigual pre­sión asis­ten­cial de am­bos sis­te­mas, si bien el sec­tor pri­va­do es­tá de­mos­tran­do más fle­xi­bi­li­dad y agi­li­dad pa­ra res­pon­der a las de­man­das de los ciu­da­da­nos y ofre­cer tiem­pos de reac­ción rá­pi­dos pa­ra ini­ciar tra­ta­mien­tos. Es la ra­zón por la que las lis­tas de un cen­tro de ges­tión pri­va­da co­mo el Hos­pi­tal La Ri­be­ra en Va­len­cia se si­túan en los 47 días fren­te a los 118 días de de­mo­ra me­dia que re­gis­tran los hos­pi­ta­les pú­bli­cos de la Co­mu­ni­dad o su ta­sa de in­ter­ven­cio­nes sus­pen­di­das del 0,62 por cien­to, fren­te al 3,90 de me­dia en el ser­vi­cio va­len­ciano, se­gún da­tos de la Ge­ren­cia del Hos­pi­tal. Es el re­sul­ta­do del ren­di­mien­to y fun­cio­na­mien­to de qui­ró­fa­nos ope­ra­ti­vos sin li­mi­ta­cio­nes ho­ra­rias y con fle­xi­bi­li­dad de tur­nos de las plan­ti­llas pa­ra reac­cio­nar an­te las si­tua­cio­nes de ma­yor pre­sión asis­ten­cial. Jus­to lo que no dis­po­ne la sa­ni­dad pú­bli­ca.

Pac­tos de Ges­tión

La Co­mu­ni­dad de Ma­drid es un ejem­plo de los pro­ble­mas que hay que su­pe­rar pa­ra apli­car un plan de cho­que con el fin de re­du­cir las lis­tas de es­pe­ra. Los Pac­tos de Ges­tión pues­tos en mar­cha en no­viem­bre por el con­se­je­ro de Sa­ni­dad, Je­sús Sán­chez Mar­tos, pa­ra la aper­tu­ra de qui­ró­fa­nos y rea­li­za­ción de prue­bas diag­nós­ti­cas en turno de tar­de y fi­nes de se­ma­na se han vis­to así fre­na­dos, que no sus­pen­di­dos, por la de­ci­sión del pa­sa­do 22 de mar­zo del Juz­ga­do de lo Con­ten­cio­so Ad­mi­nis­tra­ti­vo nú­me­ro 26 de Ma­drid de anu­lar to­do lo re­fe­ren­te a la ne­go­cia­ción de las con­di­cio­nes la­bo­ra­les de los pro­fe­sio­na­les que sus­cri­ben es­tos acuer­dos por vul­ne­rar el de­re­cho de li­ber­tad sin­di­cal y fal­ta de ne­go­cia­ción co­lec­ti­va pre­via, se­gún el au­to.

La sen­ten­cia, que la Con­se­je­ría ha re­cu­rri­do, no ha lo­gra­do sin em­bar­go pa­ra­li­zar los pac­tos a pe­sar de de­cla­rar­los nu­los y la sa­ni­dad ma­dri­le­ña ha con­ti­nua­do sus­cri­bien­do acuer­dos has­ta al­can­zar los 71 pac­tos en ma­yo en­tre las ge­ren­cias de los hos­pi­ta­les del Ser­vi­cio Ma­dri­le­ño de Sa­lud y los di­fe­ren­tes ser­vi­cios mé­di­cos de los cen­tros en cer­ca de una do­ce­na de es­pe­cia­li­da­des mé­di­cas que es­tán ple­na­men­te vi­gen­tes, se­gún fuen­tes de la Con­se­je­ría. Fru­to de es­te ins­tru­men­to se es­tán rea­li­zan­do en torno a 1.000 in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas más ca­da mes en la sa­ni­dad ma­dri­le­ña pa­ra re­du­cir las lis­tas de es­pe­ra.

Ma­drid te­nía pre­vis­to des­ti­nar 80 mi­llo­nes de eu­ros en­tre 2016 y 2019 pa­ra que la es­pe­ra me­dia en ope­ra­cio­nes no ur­gen­tes no su­pere los 30 días. En to­tal ha­bía 79.737 per­so­nas en la lis­ta de es­pe­ra ma­dri­le­ña en abril, con una de­mo­ra me­dia de 43 días, fren­te a los 20.000 re­gis­tra­dos con el an­te­rior sis­te­ma de re­cuen­to im­pues­to por la ex­pre­si­den­ta Es­pe­ran­za Agui­rre y que no per­mi­tía com­pa­rar los da­tos de Ma­drid con los del res­to de re­gio­nes.

ISTOCK

ISTOCK

EE

Je­sús Sán­chez Mar­tos, con­se­je­ro de Sa­ni­dad de Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.