Ac­ce­so uni­ver­sal

El Economista - Sanidad - - POLÍTICA -

lle­var­lo an­te el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE, y el CGE ya ha ade­lan­ta­do que de­nun­cia­rá al Eje­cu­ti­vo si no cum­ple.

Apar­te de fa­ci­li­tar la mo­vi­li­dad de los en­fer­me­ros es­pa­ño­les que deseen tra­ba­jar en la Unión Eu­ro­pea, la di­rec­ti­va es de “vi­tal im­por­tan­cia pa­ra so­lu­cio­nar el te­ma de la pres­crip­ción en­fer­me­ra”, ase­gu­ran los en­fer­me­ros. Co­mo re­cuer­da Má­xi­mo González Ju­ra­do, pre­si­den­te del CGE, “es­ta di­rec­ti­va nos abre la puer­ta de la pres­crip­ción en to­da su am­pli­tud, es de­cir, igual que pue­den ha­cer­lo mé­di­cos, odon­tó­lo­gos y po­dó­lo­gos, al re­co­no­cer el diag­nós­ti­co en­fer­me­ro den­tro de nues­tras pro­pias com­pe­ten­cias”. La de­bi­li­dad del nue­vo Ga­bi­ne­te, sos­te­ni­do con el apo­yo de Ciu­da­da­nos y la abs­ten­ción de los so­cia­lis­tas, obli­ga­rá a la nue­va ti­tu­lar de Sa­ni­dad a ser re­cep­ti­va con una de las re­cla­ma­cio­nes que la opo­si­ción ha he­cho ban­de­ra du­ran­te la pa­sa­da le­gis­la­tu­ra, co­mo es re­cu­pe­rar el ac­ce­so uni­ver­sal a los ser­vi­cios sa­ni­ta­rios en fun­ción de la ciu­da­da­nía o de la ins­crip­ción en el Pa­drón mu­ni­ci­pal, que la re­for­ma sa­ni­ta­ria de 2012 con­vir­tió en un sis­te­ma de ase­gu­ra­mien­to que, en el ca­so de los in­mi­gran­tes ile­ga­les, res­trin­gió su ac­ce­so a los ser­vi­cios y si­tua­cio­nes de ur­gen­cias. En el sec­tor far­ma­céu­ti­co se es­pe­ra igual­men­te con gran ex­pec­ta­ción el Real De­cre­to por el que se re­gu­la la fi­nan­cia­ción y fi­ja­ción de pre­cios de me­di­ca­men­tos y pro­duc­tos sa­ni­ta­rios y su in­clu­sión en la pres­ta­ción far­ma­céu­ti­ca del SNS. Se­rá un opor­tu­ni­dad pa­ra in­tro­du­cir me­di­das de con­trol del gas­to far­ma­céu­ti­co que fre­nen la ten­den­cia al­cis­ta de los tres úl­ti­mos ejer­ci­cios, so­bre to­do en el ám­bi­to hos­pi­ta­la­rio. Sa­ni­dad pre­pa­ra un ex­haus­ti­vo in­for­me de ale­ga­cio­nes, una vez su­pe­ra­do el trá­mi­te de audiencia de es­te de­cre­to que es cla­ve pa­ra re­gu­lar dis­tin­tas fór­mu­las de fi­nan­ciar la in­no­va­ción a tra­vés, por ejem­plo, de los te­chos y pre­su­pues­to de gas­to o los acuer­dos de ries­go com­par­ti­do, en­tre otras, así co­mo pa­ra lan­zar un me­di­dor del gra­do de in­no­va­ción que in­cor­po­ran los nuevos tra­ta­mien­tos y tec­no­lo­gías. Una de las so­lu­cio­nes in­no­va­do­ras en las que es­tá tra­ba­jan­do Sa­ni­dad es de­fi­nir el ni­vel de in­no­va­ción de los nuevos tra­ta­mien­tos y me­di­ca­men­tos me­dian­te es­ca­las nu­mé­ri­cas o al­fa­nu­mé­ri­cas, que in­for­men del ni­vel de re­sul­ta­dos apor­ta­do por la in­no­va­ción far­ma­co­ló­gi­ca en el mo­men­to en que se emi­te su au­to­ri­za­ción de co­mer­cia­li­za­ción. El di­rec­tor ge­ne­ral de Car­te­ra de Ser­vi­cios y Far­ma­cia, Agustín Ri­ve­ro, apro­ve­chó una de sus úl­ti­mas in­ter­ven­cio­nes pa­ra pro­po­ner una re­vi­sión del mar­co le­gal de los me­di­ca­men­tos bio­si­mi­la­res den­tro del ar­ti­cu­la­do del de­cre­to de pre­cios y fi­nan­cia­ción.

ISTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.