Hos­pi­ta­les y ges­tión de re­si­duos: ho­ra de au­to­ma­ti­zar

El Economista - Sanidad - - OPINIÓN -

Por re­gla ge­ne­ral, so­le­mos vi­sua­li­zar la efi­ca­cia del sis­te­ma sa­ni­ta­rio en la fi­gu­ra de los fa­cul­ta­ti­vos, en quie­nes con­ver­gen co­no­ci­mien­tos mé­di­cos y far­ma­co­ló­gi­cos, ex­pe­rien­cia clí­ni­ca y tec­no­lo­gías pa­ra el diag­nós­ti­co y la ac­ti­vi­dad qui­rúr­gi­ca. Sin em­bar­go, la res­pues­ta médica que se ofrece a los pa­cien­tes en hos­pi­ta­les y cen­tros de sa­lud y, por tan­to, la mis­ma ca­li­dad del ser­vi­cio que es­tos re­ci­ben, es el re­sul­ta­do de com­bi­nar y su­mar múl­ti­ples y com­ple­jas fun­cio­nes que tie­nen co­mo de­no­mi­na­dor co­mún la ac­ti­vi­dad lo­gís­ti­ca o de so­por­te. Nos re­fe­ri­mos a una fun­ción en­ca­mi­na­da a dis­mi­nuir los cos­tes de ex­plo­ta­ción de los cen­tros hos­pi­ta­la­rios y a me­jo­rar su efi­cien­cia, lo que re­dun­da tam­bién en im­por­tan­tes aho­rros de tiem­po y de di­ne­ro, pe­ro so­bre to­do en una me­jo­ra de la ca­li­dad del ser­vi­cio que re­ci­be el pa­cien­te.

El prin­ci­pio del que par­te la lo­gís­ti­ca es el de la me­jo­ra cons­tan­te. Es de­cir, la cer­ti­dum­bre de que cual­quier pro­ce­so, ca­de­na de su­mi­nis­tro o flu­jo in­for­ma­ti­vo o de ma­te­ria­les pue­de rein­ven­tar­se, pe­ro, so­bre to­do, sim­pli­fi­car­se en aras de con­se­guir una ma­yor efec­ti­vi­dad y una op­ti­mi­za­ción de re­cur­sos. Y re­sul­ta no­to­rio que, en el área más cer­ca­na al pa­cien­te, co­mo el re­pre­sen­ta­do por la ges­tión de los his­to­ria­les clí­ni­cos, el es­fuer­zo que se es­tá rea­li­zan­do, tan­to en la sa­ni­dad pú­bli­ca co­mo pri­va­da, es in­men­so. Con dis­tin­to ni­vel de desa­rro­llo, el ac­ce­so a la historia del pa­cien­te en for­ma­to di­gi­tal es prác­ti­ca­men­te una reali­dad en el sis­te­ma sa­ni­ta­rio, y con él la in­tro­duc­ción de sis­te­mas lo­gís­ti­cos que au­men­tan la coor­di­na­ción re­la­ti­va a las com­pras de me­di­ca­men­tos y la organizaci­ón y ges­tión de los su­mi­nis­tros a los cen­tros y, den­tro de ellos, a ca­da una de las uni­da­des fun­cio­na­les.

No obs­tan­te, den­tro de la lo­gís­ti­ca in­tra­hos­pi­ta­la­ria que su­mi­nis­tra in­for­ma­ción, me­dios y re­cur­sos pa­ra el pa­cien­te, exis­te otra fa­ce­ta me­nos co­no­ci­da, pe­ro no me­nos im­por­tan­te, que se cen­tra en eva­cuar y ges­tio­nar los re­si­duos que la ac­ti­vi­dad hos­pi­ta­la­ria ge­ne­ra, y que su­po­ne un ni­vel de pla­ni­fi­ca­ción y organizaci­ón con­si­de­ra­ble. ¿Cuán­tas ve­ces he­mos vis­to trans­por­tar por los pa­si­llos de los hos­pi­ta­les ca­rros car­ga­dos con pren­das o re­si­duos pro­ce­den­tes de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.