“La so­cie­dad no en­ten­de­ría ha­cer más re­cor­tes en Sa­ni­dad”

El Economista - Sanidad - - SANIDAD 1 - Ja­vier Co­lás Pre­si­den­te de Med­tro­nic en Es­pa­ña y Por­tu­gal

Ja­vier Co­lás pre­si­de la fi­lial es­pa­ño­la de Med­tro­nic, el pro­vee­dor de so­lu­cio­nes, tec­no­lo­gías y ser­vi­cios mé­di­cos más gran­de del mun­do, con más de 88.000 em­plea­dos y unos in­gre­sos su­pe­rio­res a los 26.000 mi­llo­nes de eu­ros. Es de las po­cas com­pa­ñías del sec­tor que ha lo­gra­do sor­tear la cri­sis en po­si­ti­vo. “Sin efi­cien­cia, no hay in­no­va­ción”, sos­tie­ne en es­ta en­tre­vis­ta, don­de in­ci­de en cla­ves co­mo la crea­ción de va­lor en pro­ce­sos, más allá de la ven­ta de dis­po­si­ti­vos co­mo im­plan­tes, mar­ca­pa­sos o des­fi­bri­la­do­res que fa­bri­ca es­te gi­gan­te tec­no­ló­gi­co es­ta­dou­ni­den­se con se­de en Du­blín.

Per­mí­ta­me co­men­zar pre­gun­tan­do so­bre Do­nald Trump. ¿Có­mo pue­de re­per­cu­tir su po­si­ción ini­cial pro­tec­cio­nis­ta o sus crí­ti­cas a las des­lo­ca­li­za­cio­nes en mul­ti­na­cio­na­les co­mo Med­tro­nic?

Lo he­mos dis­cu­ti­do in­ter­na­men­te al­gu­na vez y no es­tá cla­ro qué era peor, si Hi­llary Clin­ton o Do­nald Trump. Co­mo in­dus­tria, nues­tra mi­sión es que to­dos los pa­cien­tes que se pue­dan be­ne­fi­ciar de nues­tra in­ves­ti­ga­ción y pro­duc­tos pue­daN ha­cer­lo y el plan de Oba­ma coin­ci­de con nues­tra mi­sión. ¿Va a con­ti­nuar Trump con es­to? No pa­re­ce que va­ya por esa lí­nea, pe­ro tam­bién es di­fí­cil ir contra el be­ne­fi­cio so­cial de un sis­te­ma sa­ni­ta­rio de ca­li­dad. Es una ame­na­za que pue­de ser un po­co fa­cha­da, es­toy con­ven­ci­do de que el

“El efec­to más per­ver­so de la cri­sis es un au­men­to de la va­ria­bi­li­dad” “Su­mi­nis­tra­mos tec­no­lo­gía y es­ta­mos tam­bién ayu­dan­do a re­no­var­la” “Es im­por­tan­te apli­car la di­rec­ti­va de com­pra pú­bli­ca”

90 por cien­to de sus ame­na­zas no se van a lle­var a efec­to. Vol­vien­do a Es­pa­ña, ¿có­mo es­tá sien­do el cre­ci­mien­to de la com­pa­ñía du­ran­te es­te año y qué ob­je­ti­vos se han mar­ca­do? Nues­tro mer­ca­do no ha cre­ci­do o ha cre­ci­do muy po­co en los úl­ti­mos años, co­mo re­sul­ta­do de la pre­sión en el gas­to. La reali­dad es que nues­tro cre­ci­mien­to ha si­do po­si­ti­vo to­dos es­tos años de la cri­sis. Ac­tual­men­te es­ta­mos cre­cien­do por en­ci­ma del 5 por cien­to, lo que quie­re de­cir que es fru­to tam­bién de nues­tra es­tra­te­gia de pa­sar de ven­der úni­ca y ex­clu­si­va­men­te tec­no­lo­gía, a tra­tar aho­ra de con­tri­buir tam­bién con so­lu­cio­nes, que sig­ni­fi­can ser­vi­cios, tec­no­lo­gía e in­clu­so pro­duc­tos no ne­ce­sa­ria­men­te nues­tros, sino de otras com­pa­ñías pa­ra con­ver­tir­lo en una so­lu­ción in­te­gral pa­ra me­jo­rar la efi­cien­cia de un de­ter­mi­na­do pro­ce­so. ¿Qué es­tá apor­tan­do la com­pra de Co­vi­dien a la com­pa­ñía en Es­pa­ña? Med­tro­nic, an­tes de la in­te­gra­ción de Co­vi­dien, es­ta­ba pre­sen­te en mu­chas áreas hos­pi­ta­la­rias, co­mo car­dio­lo­gía, neu­ro­cien­cia, trau­ma­to­lo­gía, dia­be­tes, pe­ro en el área qui­rúr­gi­ca no te­nía­mos tan­ta presencia. La com­pra nos ha abier­to es­ta opor­tu­ni­dad que es muy im­por­tan­te por­que, cuan­do ha­bla­mos de ga­nar efi­cien­cia dentro de los hos­pi­ta­les, es evi­den­te que ga­nar­la en las uni­da­des qui­rúr­gi­cas es una de las cla­ves. Si que­re­mos aña­dir efi­cien­cia, te­ne­mos que ha­cer­lo tam­bién en las áreas qui­rúr­gi­cas. ¿Cuá­les son los efec­tos más ne­ga­ti­vos de la cri­sis que arras­tra el sec­tor de tec­no­lo­gía mé­di­ca? La cri­sis eco­nó­mi­ca nos hi­zo to­mar me­di­das de re­duc­ción de gas­to en el cor­to pla­zo que han te­ni­do una in­fluen­cia im­por­tan­te en la in­tro­duc­ción de in­no­va­ción en el sis­te­ma y, so­bre to­do, en la re­no­va­ción de la tec­no­lo­gía exis­ten­te en los hos­pi­ta­les, pro­ble­ma que to­da­vía no se ha re­suel­to. Pe­ro el efec­to más im­por­tan­te de la cri­sis es que hi­zo au­men­tar la va­ria­bi­li­dad. Nues­tro sis­te­ma es muy dis­tin­to en fun­ción de dón­de le to­ca a uno ir, lo que quie­re de­cir que no es equi­ta­ti­vo y que tie­ne un pro­ble­ma de ca­li­dad. El efec­to más per­ver­so de la cri­sis es un au­men­to de la va­ria­bi­li­dad. Se­gui­mos prac­ti­can­do una me­di­ci­na ex­ce­len­te, pe­ro la­men­ta­ble­men­te no en to­dos los si­tios y en to­dos los ca­sos, y es­to es así por­que a la ho­ra de ha­cer re­cor­tes el im­pac­to pue­de ser dis­tin­to en ca­da hos­pi­tal o de­par­ta­men­to. Ni si­quie­ra es­tá re­la­cio­na­do con las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, es­tá re­la­cio­na­do con pro­fe­sio­na­les. Es­to no pue­de se­guir así. ¿Se ob­ser­va aho­ra una ma­yor in­ver­sión en tec­no­lo­gía por par­te de las re­gio­nes pa­ra su­pe­rar es­te pro­ble­ma de ob­so­les­cen­cia de equi­pos? He­mos vis­to que la ob­so­les­cen­cia preo­cu­pa a las Ad­mi­nis­tra­cio­nes sa­ni­ta­rias. Es­tán in­ten­tan­do bus­car so­lu­cio­nes, pe­ro no lo tie­nen fá­cil. La reali­dad es que ha ha­bi­do po­cos mo­vi­mien­tos de ca­ra a re­sol­ver­lo, tam­bién es ver­dad que es­ta­mos em­pe­zan­do a sa­lir de es­ta cri­sis eco­nó­mi­ca, pe­ro los re­cur­sos no dan pa­ra aco­me­ter es­te pro­ble­ma. Otra co­sa dis­tin­ta es que los cam­bios en la efi­cien­cia y las pro­pues­tas de me­jo­ra nos lle­van a con­si­de­rar los pro­ce­sos dentro de las uni­da­des clí­ni­cas en to­da su ex­ten­sión, in­clu­yen­do las ne­ce­si­da­des tec­no­ló­gi­cas de diag­nós­ti­co, de tal ma­ne­ra que com­pa­ñías co­mo no­so­tros es­ta­mos tra­ba­jan­do con la Ad­mi­nis­tra­ción no so­lo en su­mi­nis­trar la tec­no­lo­gía que se ne­ce­si­ta en ca­da in­ter­ven­ción, sino en ayu­dar a re­no­var­la. ¿Qué le pe­di­ría, por cier­to, a la mi­nis­tra de Sa­ni­dad? Me­re­ce la con­fian­za de de­jar­le em­pe­zar a tra­ba­jar. La mi­nis­tra pu­so de ma­ni­fies­to que uno de sus ob­je­ti­vos es dia­lo­gar, lle­gar a com­pro­mi­sos que dentro de es­te eco­sis­te­ma sa­ni­ta­rio, que en­tien­de muy bien, pa­sa por lo­grar que to­dos po­da­mos tra­ba­jar con­jun­ta­men­te pa­ra me­jo­rar el sis­te­ma. ¿Qué le pe­di­ría? Creo que es muy im­por­tan­te la apli­ca­ción en Es­pa­ña de la di­rec­ti­va de com­pra pú­bli­ca, por­que es­toy con­ven­ci­do de que va a abrir la puer­ta a ga­nar efi­cien­cia en los pro­ce­di­mien­tos. Pues­tos a pe­dir, me gus­ta­ría que nues­tro sis­te­ma evo­lu­cio­na­se ha­cia uno don­de los clí­ni­cos tu­vie­sen más au­to­no­mía de ges­tión y más res­pon­sa­bi­li­dad en los pro­ce­sos en los que se ven en­vuel­tos, y lo mis­mo pa­ra los ge­ren­tes hos­pi­ta­la­rios. Co­noz­co a mu­chos que es­tán desean­do te­ner más res­pon­sa­bi­li­dad y más he­rra­mien­tas pa­ra ges­tio­nar más efi­cien­te­men­te un hos­pi­tal. Lo peor que le pue­de su­ce­der a un ge­ren­te de un hos­pi­tal es que unos me­ses an­tes de que fi­na­li­ce el año re­ci­ba una lla­ma­da di­cién­do­le que tie­ne que aho­rrar 40 mi­llo­nes en los pró­xi­mos me­ses, por­que es­to es un gra­ve im­pe­di­men­to pa­ra pla­ni­fi­car y ges­tio­nar ade­cua­da­men­te. Y no es­ta­ría de más que se vie­ra acom­pa­ña­da de me­jo­res con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas de los pro­fe­sio­na­les, por­que otra co­sa que po­ne en di­fi­cul­ta­des al sis­te­ma es te­ner a los mé­di­cos, ges­to­res y pro­fe­sio­na­les peor pa­ga­dos de Eu­ro­pa, es­to es ma­ni­fies­ta­men­te me­jo­ra­ble. ¿Y su­pon­go que es­qui­var tam­bién los re­cor­tes de Ha­cien­da? Tie­ne un tra­ba­jo du­ro en dis­cu­tir con el ministro de Ha­cien­da pa­ra con­se­guir que los re­cor­tes no im­pac­ten en el sis­te­ma sa­ni­ta­rio. El Go­bierno tie­ne que ser cons­cien­te de que el sis­te­ma sa­ni­ta­rio ha si­do se­gu­ra­men­te el que más

FER­NAN­DO VI­LLAR

FER­NAN­DO VI­LLAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.