Los ho­ga­res gas­tan 100 eu­ros más en sa­lud

Los cin­co años tras­cu­rri­dos de 2009 a 2014 dis­pa­ran la fac­tu­ra sa­ni­ta­ria de las fa­mi­lias y con­vier­ten a Es­pa­ña en el ter­cer país de la Unión Eu­ro­pea con el co­pa­go pri­va­do más al­to

El Economista - Sanidad - - SUMARIO - JUAN MAR­QUÉS

En los años de cri­sis, de 2009 a 2014, ha subido la fac­tu­ra sa­ni­ta­ria pa­ra las fa­mi­lias

Los ciudadanos han te­ni­do que ras­car­se su pro­pio bol­si­llo pa­ra aten­der sus ne­ce­si­da­des sa­ni­ta­rias y sos­te­ner así el ni­vel de gas­to sa­ni­ta­rio du­ran­te la cri­sis eco­nó­mi­ca. Si en 2009, los pa­gos di­rec­tos de los ho­ga­res en me­di­ca­men­tos, ga­fas, au­dí­fo­nos, se­gu­ros mé­di­cos o en la fac­tu­ra del den­tis­ta, en­tre otros, ascendiero­n a 409 eu­ros, cin­co años des­pués se in­cre­men­ta­ron en ca­si un 24 por cien­to, has­ta si­tuar­se en 501 eu­ros por ha­bi­tan­te, se­gún los úl­ti­mos da­tos disponible­s del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad.

El esfuerzo eco­nó­mi­co rea­li­za­do por las fa­mi­lias con­tras­ta con la caí­da en el gas­to pú­bli­co en sa­ni­dad du­ran­te el mis­mo pe­rio­do. Las Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas re­du­je­ron su ni­vel de in­ver­sión en cer­ca de 200 eu­ros por ha­bi­tan­te. El des­em­bol­so pú­bli­co en 2014 re­tro­ce­dió has­ta los 1.437 eu­ros per ca­pi­ta, fren­te a los 1.632 eu­ros in­ver­ti­dos cin­co años an­tes por ha­bi­tan­te. En to­tal, el gas­to sa­ni­ta­rio pú­bli­co ca­yó has­ta los 66.826 mi­llo­nes de eu­ros, mien­tras que el pri­va­do subía a 28.895 mi­llo­nes y ya re­pre­sen­ta tres de ca­da diez eu­ros in­ver­ti­dos en sa­lud en 2014.

Los cin­co años tras­cu­rri­dos du­ran­te la cri­sis han dis­pa­ra­do una fac­tu­ra sa­ni­ta­ria pri­va­da que ha con­ver­ti­do a Es­pa­ña en el ter­cer país de la Unión Eu­ro­pea que ma­yor esfuerzo pri­va­do di­rec­to rea­li­za pa­ra cos­tear sus servicios sa­ni­ta­rios.

Los da­tos pro­vi­sio­na­les que ma­ne­ja la OCDE pa­ra 2015 mues­tran có­mo el gas­to pri­va­do au­men­tó en me­dio pun­to has­ta si­tuar­se en el 2,5 por cien­to del PIB, mien­tras que el ni­vel de gas­to pú­bli­co se re­du­jo pre­ci­sa­men­te en me­dio pun­to y tan so­lo su­po­ne el 6,3 por cien­to del pro­duc­to es­pa­ñol. So­lo Gre­cia y Por­tu­gal re­gis­tran un ma­yor des­em­bol­so pri­va­do en sa­lud que Es­pa­ña y, por el con­tra­rio, un me­nor gas­to pú­bli­co jun­to con Hun­gría y Po­lo­nia.

A di­fe­ren­cia de las eco­no­mías res­ca­ta­das, que han te­ni­do que pa­gar un al­to precio al re­du­cir en más de un pun­to de PIB su gas­to sa­ni­ta­rio, Es­pa­ña so­lo ha per­di­do me­dio pun­to que se ha com­pen­sa­do en par­te gra­cias a la ma­yor apor­ta­ción pri­va­da de los ho­ga­res.

El pro­gra­ma de es­ta­bi­li­dad 2016-2019 que el Go­bierno en­vió a Bru­se­las in­ci­de en es­ta sen­da de gas­to sa­ni­ta­rio al re­co­ger una nueva re­duc­ción del pe­so eco­nó­mi­co del gas­to sa­ni­ta­rio pú­bli­co, que se re­ba­ja­ría del 6,4 por cien­to de 2014 has­ta el 5,95 por cien­to en 2016 y el 5,74 por cien­to del PIB en 2019.

Je­sús Ma­ría Fer­nán­dez, por­ta­voz de Sa­ni­dad del Gru­po Par­la­men­ta­rio So­cia­lis­ta, ha re­co­no­ci­do es­ta di­ná­mi­ca re­cien­te­men­te al afir­mar que “es im­po­si­ble re­cons­truir la sa­ni­dad es­pa­ño­la y pre­pa­rar­la pa­ra el fu­tu­ro si no se re­co­no­ce la pro­fun­da des­fi­nan­cia­ción a la que se ha vis­to so­me­ti­da, 6.500 mi­llo­nes de eu­ros me­nos en los tres úl­ti­mos años, com­pen­sa­da en par­te con los 3.000 mi­llo­nes más sa­li­dos de los bol­si­llos de las fa­mi­lias”.

ISTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.