Un cam­bio ne­ce­sa­rio al fren­te de los Co­le­gios de Mé­di­cos en Es­pa­ña

El Economista - Sanidad - - EDITORIAL -

El pró­xi­mo 4 de mar­zo, el ac­tual pre­si­den­te del Con­se­jo Ge­ne­ral de Co­le­gios Mé­di­cos, el doc­tor Juan Jo­sé Ro­drí­guez Sen­dín, de­ja­rá su pues­to des­pués de sie­te años. Le sus­ti­tui­rá en el car­go el ac­tual vi­ce­pre­si­den­te de la en­ti­dad, el mé­di­co an­da­luz Serafín Ro­me­ro. Es mo­men­to pues de ha­cer ba­lan­ce de la ca­rre­ra de Sen­dín co­mo por­ta­voz de los mé­di­cos es­pa­ño­les. Una tra­yec­to­ria que ha es­ta­do mar­ca­da por la ex­ce­si­va po­li­ti­za­ción del or­ga­nis­mo lle­va­da a ca­bo por el mé­di­co sal­man­tino. El to­da­vía pre­si­den­te de la OMC (Or­ga­ni­za­ción Mé­di­ca Co­le­gial) ha tras­la­da­do su pro­pia ideo­lo­gía de iz­quier­das al pues­to que re­pre­sen­ta­ba, una de­ci­sión que le ha ale­ja­do y en­fren­ta­do en to­dos es­tos años a no po­cos de sus pro­pios com­pa­ñe­ros a los que de­bía re­pre­sen­tar. El prin­ci­pal ob­je­to de sus ata­ques dia­léc­ti­cos du­ran­te su man­da­to ha si­do sin du­da la sa­ni­dad pri­va­da y los mé­di­cos que ejer­cían la la­bor en em­pre­sas sa­ni­ta­rias, a los que tam­bién se su­po­ne que de­bía de­fen­der. Sen­dín ha apro­ve­cha­do ca­da fo­ro al que era invitado pa­ra ma­ni­fes­tar la opo­si­ción del pre­si­den­te de la OMC a la co­la­bo­ra­ción pú­bli­co­pri­va­da en la ges­tión de la sa­ni­dad. En al­gu­nos, trans­mi­tía a los re­pre­sen­tan­tes po­lí­ti­cos pre­sen­tes la “excelente opor­tu­ni­dad de ale­jar­se del es­pe­jis­mo de la ex­ter­na­li­za­ción”, se­gún sus pro­pias pa­la­bras. Los mé­di­cos, de­cía, “sa­be­mos muy bien que el in­te­rés co­mer­cial pue­de con­di­cio­nar, di­ri­gir y vi­ciar la li­bre de­ci­sión del pa­cien­te y del pro­fe­sio­nal”. Al­gu­nos mé­di­cos de la sa­ni­dad pri­va­da tu­vie­ron que sa­lir en es­tos años a res­pon­der pú­bli­ca­men­te al que se su­po­ne era su por­ta­voz. Otros in­ten­ta­ron dar­se de ba­ja del Co­le­gio al sen­tir que na­die les re­pre­sen­ta­ba.

Y es que en su ata­que con­ti­nuo al pa­pel de la sa­ni­dad pri­va­da en el sistema sa­ni­ta­rio es­pa­ñol, el to­da­vía pre­si­den­te de los mé­di­cos ha lle­ga­do a coin­ci­dir en sus ideas na­da me­nos que con el ac­tual pre­si­den­te de los EEUU. Sen­dín, al igual que Trump, tam­bién hi­zo campaña en nues­tro país pa­ra aca­bar con el tra­ta­do de li­bre co­mer­cio en­tre la Unión Eu­ro­pea y EEUU: “Abre la puerta a la pri­va­ti­za­ción de la sa­ni­dad”, re­pe­tía, ya co­mo un man­tra en sus dis­cur­sos.

El nue­vo pre­si­den­te de la ins­ti­tu­ción, Serafín Ro­me­ro, de­be­rá aca­bar con es­ta for­ma de li­de­rar la ins­ti­tu­ción. El re­pre­sen­tan­te de los in­tere­ses de los cer­ca de 250.000 mé­di­cos co­le­gia­dos en Es­pa­ña po­drá ser evi­den­te­men­te de de­re­chas, de iz­quier­das, o po­pu­lis­ta. Pe­ro en las la­bo­res de su car­go las afi­ni­da­des po­lí­ti­cas per­so­na­les no tie­nen nin­gu­na cabida.

Ro­drí­guez Sen­dín, por­ta­voz de los mé­di­cos des­de ha­ce sie­te años, ha tras­la­da­do sus pro­pias ideo­lo­gías al pues­to que re­pre­sen­ta­ba. El nue­vo pre­si­den­te de­be­rá aca­bar con es­ta cos­tum­bre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.