PROFESIONA­LIZAR PA­RA DESPOLITIZ­AR LA GES­TIÓN

El Economista - Sanidad - - DIRECTIVOS -

Si pa­ra pi­lo­tar un avión se ne­ce­si­ta una li­cen­cia, pa­ra di­ri­gir un hos­pi­tal, don­de hay mu­chas más vi­das en jue­go, lo que más cuen­ta es de­mos­trar afi­ni­dad po­lí­ti­ca con el Go­bierno de turno. Al me­nos, en Es­pa­ña. Sie­te de ca­da diez di­rec­ti­vos en­cues­ta­dos por la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Di­rec­ti­vos de la Sa­lud (Se­di­sa) opi­na­ba en 2013 que la se­lec­ción de pro­fe­sio­na­les de­pen­día en ma­yor me­di­da de su fi­lia­ción po­lí­ti­ca que de su ex­pe­rien­cia en la ges­tión ge­ren­cial o clí­ni­ca. No hay más que echar un vis­ta­zo al por­tal de la em­pre­sa Fi­lling the gap, es­pe­cia­li­za­do en ac­tua­li­zar las es­truc­tu­ras di­rec­ti­vas de la ad­mi­nis­tra­ción sa­ni­ta­ria es­pa­ño­la, pa­ra com­pro­bar el au­tén­ti­co bai­le de car­gos, en­tre nom­bra­mien­tos y ce­ses, que se pro­du­ce con ca­da cam­bio en los go­bier­nos au­to­nó­mi­cos. El fun­da­dor de es­te por­tal, Abraham He­rre­ra, apun­ta a elE­co­no­mis­ta que “tras las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas, el nú­me­ro de cam­bios se mul­ti­pli­ca, y no so­lo en las re­gio­nes don­de ha cam­bia­do el signo po­lí­ti­co. En me­ses post-elec­to­ra­les, he­mos lle­ga­do a con­ta­bi­li­zar más de 400 cam­bios de di­rec­ti­vos sa­ni­ta­rios al mes, mien­tras en un mes nor­mal la me­dia de cam­bios de di­rec­ti­vos sue­le es­tar en 40 o 60 cam­bios”. Só­lo el pa­sa­do mes de enero se rea­li­za­ron más de 50 cam­bios di­rec­ti­vos en la sa­ni­dad es­pa­ño­la. La pro­fe­sio­na­li­za­ción de la ges­tión sa­ni­ta­ria po­dría ser­vir de an­tí­do­to pa­ra fre­nar la po­li­ti­za­ción de los cua­dros di­rec­ti­vos de la sa­ni­dad re­gio­nal. La pro­pues­ta for­ma par­te de una ba­te­ría de 35 cla­ves pre­sen­ta­da por Se­di­sa pa­ra me­jo­rar la ges­tión sa­ni­ta­ria. “Los di­rec­ti­vos de la sa­lud pro­fe­sio­na­li­za­dos son el mo­tor de la evo­lu­ción que el mo­de­lo sa­ni­ta­rio re­quie­re ha­cia la ca­li­dad, la efi­cien­cia y la sos­te­ni­bi­li­dad”, re­za es­te do­cu­men­to que se pre­sen­ta­rá el pró­xi­mo 29 de mar­zo du­ran­te el 20º Con­gre­so Na­cio­nal de Hos­pi­ta­les y Ges­tión Sa­ni­ta­ria, en una ci­ta que re­uni­rá a más de 2.000 di­rec­ti­vos y ges­to­res sa­ni­ta­rios. Aun­que la si­tua­ción de los di­rec­ti­vos de la sa­ni­dad es­pa­ño­la ha me­jo­ra­do en los úl­ti­mos años y se ha le­gis­la­do en al­gu­nas

La sa­ni­dad au­to­nó­mi­ca rea­li­za más de 50 cam­bios en pues­tos de di­rec­ción al mes y se lle­gan a con­ta­bi­li­zar 400 re­le­vos tras unas elec­cio­nes JUAN MAR­QUÉS

co­mu­ni­da­des pa­ra ha­cer una ofer­ta pú­bli­ca y crear unos per­fi­les, ad­mi­te el pre­si­den­te de Se­di­sa, Joa­quín Estévez, la reali­dad es que los nom­bra­mien­tos “no se ha­cen según per­fil y los ce­ses por los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos”. Por ello, Estévez in­sis­te en la ne­ce­si­dad de aco­me­ter “un desa­rro­llo nor­ma­ti­vo pa­ra que la pro­fe­sio­na­li­za­ción va­ya más allá de la me­ra de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes” y se pue­da apli­car es­te en­fo­que de pro­fe­sio­na­li­za­ción “in­de­pen­dien­te­men­te del par­ti­do po­lí­ti­co que go­bier­ne”.

El sis­te­ma pro­fe­sio­na­li­za­do de­be­ría prio­ri­zar, según es­ta aso­cia­ción, la des­po­li­ti­za­ción de nom­bra­mien­tos y ce­ses, la pu­bli­ci­dad y trans­pa­ren­cia en la se­lec­ción de car­gos di­rec­ti­vos y la eva­lua­ción por re­sul­ta­dos y cum­pli­mien­to de ob­je­ti­vos. Pa­ra lo­grar es­tos ob­je­ti­vos, pro­po­nen crear “un sis­te­ma que acre­di­te ob­je­ti­va­men­te la ex­pe­rien­cia y la for­ma­ción pro­fe­sio­nal pa­ra ac­ce­der a pues­tos di­rec­ti­vos y es­ta­blez­ca el ma­pa de com­pe­ten­cia”.

Con­vo­ca­to­ria pú­bli­ca

La Co­mu­ni­dad de Madrid es la re­gión que más ha avan­za­do en es­te te­rreno al apro­bar en agos­to un pro­yec­to de ley que bus­ca do­tar a la sa­ni­dad pú­bli­ca ma­dri­le­ña de un mo­de­lo más pro­fe­sio­nal y par­ti­ci­pa­ti­vo. El pro­yec­to, que se en­cuen­tra en trá­mi­te par­la­men­ta­rio en la Asam­blea de Madrid, es­ta­ble­ce que la elec­ción de los di­rec­to­res ge­ren­tes de los cen­tros sa­ni­ta­rios se ha­rá a tra­vés de “una con­vo­ca­to­ria pú­bli­ca, de con­cu­rren­cia com­pe­ti­ti­va y re­so­lu­ción trans­pa­ren­te del pro­ce­so y me­dian­te pro­ce­di­mien­tos re­gla­dos de se­lec­ción que se­gui­rán los prin­ci­pios de pu­bli­ci­dad y trans­pa­ren­cia”. Fi­ja asi­mis­mo otras cau­te­las, co­mo la crea­ción en los hos­pi­ta­les de Jun­tas de Go­bierno, co­mo ór­ga­nos co­le­gia­dos res­pon­sa­bles de la ad­mi­nis­tra­ción del cen­tro, que ten­drán la mi­sión de su­per­vi­sar la la­bor de los di­rec­ti­vos y el cum­pli­mien­to de los ob­je­ti­vos.

Son pa­sos en la bue­na di­rec­ción, co­mo re­co­no­ce Se­di­sa, si bien se tra­ta de un pro­ce­so que es­tá le­jos de ge­ne­ra­li­zar­se. Los di­rec­ti­vos de la sa­ni­dad tam­bién echan en fal­ta una de­fi­ni­ción de “las cla­ves del buen go­bierno de las ins­ti­tu­cio­nes sa­ni­ta­rias”. En­tre es­tas cla­ves fi­gu­ra­rían la par­ti­ci­pa­ción, la trans­pa­ren­cia, la res­pues­ta a las ne­ce­si­da­des y ex­pec­ta­ti­vas de los pa­cien­tes y de los ciu­da­da­nos, la pres­ta­ción del ser­vi­cio con ca­li­dad, se­gu­ri­dad y la co­rrec­ta ges­tión de los re­cur­sos hu­ma­nos, ma­te­ria­les y eco­nó­mi­co­fi­nan­cie­ros. Pa­ra lo­grar es­te ob­je­ti­vo, Se­di­sa pro­po­ne ele­var a Pac­to Po­lí­ti­co la ne­ce­si­dad y el com­pro­mi­so con la pro­fe­sio­na­li­za­ción de los di­rec­ti­vos de la sa­lud, con el fin de “trans­mi­tir a los pa­cien­tes y a la po­bla­ción ge­ne­ral el va­lor de la ges­tión sa­ni­ta­ria rea­li­za­da por di­rec­ti­vos pro­fe­sio­na­li­za­dos”.

El pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Di­rec­ti­vos de En­fer­me­ría, Je­sús Sanz Vi­llo­re­jo, re­cla­ma un re­gis­tro de pro­fe­sio­na­les que acre­di­te el mé­ri­to y las com­pe­ten­cias. Se tra­ta­ría de una bol­sa de tra­ba­jo de di­rec­ti­vos cua­li­fi­ca­dos pa­ra fu­tu­ros nom­bra­mien­tos. “Lo re­le­van­te es po­ner a sal­vo un bien de la im­por­tan­cia de la sa­lud de vai­ve­nes po­lí­ti­cos, al­go que tie­ne que ver con la ren­di­ción de cuen­tas o la ca­pa­ci­dad de diá­lo­go”, sos­tie­ne Sanz.

ISTOCK

ISTOCK

SER­GIO MO­RENO

Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio La Paz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.