“Se es­tá ago­tan­do el tiem­po de fu­sio­nes en el sec­tor de la dis­tri­bu­ción”

Juan Ig­na­cio Güe­ne­chea Úni­co can­di­da­to a la pre­si­den­cia de Co­fa­res

El Economista - Sanidad - - PORTADA - JUAN MAR­QUÉS

“Se es­tán ago­tan­do los tiem­pos y las po­si­bi­li­da­des de com­pra en la dis­tri­bu­ción far­ma­céu­ti­ca”

Úni­co can­di­da­to has­ta la fe­cha a la pre­si­den­cia del Gru­po Co­fa­res, Juan Ig­na­cio Güe­ne­chea (Bil­bao, 1956) no du­da en ca­li­fi­car­se de “con­ti­nuis­ta”, “por cohe­ren­cia y re­sul­ta­dos”, en es­ta en­tre­vis­ta don­de no vis­lum­bra gran­des fu­sio­nes en el sec­tor y plan­tea un mo­de­lo cen­tra­do en la aten­ción de un pa­cien­te que “se­rá di­gi­tal y es­ta­rá en el en­torno so­cio­sa­ni­ta­rio”. La Asam­blea Ge­ne­ral del pró­xi­mo 29 de ju­nio le ra­ti­fi­ca­rá, sal­vo sor­pre­sa de úl­ti­ma ho­ra ,como pre­si­den­te de la coo­pe­ra­ti­va de dis­tri­bu­ción far­ma­céu­ti­ca lí­der en Es­pa­ña, con una fac­tu­ra­ción de 2.946 mi­llo­nes de eu­ros y una cuo­ta de mercado del 26,28 por cien­to del to­tal.

De ca­ra al pró­xi­mo 29 de ju­nio, ¿tie­ne ya de­ci­di­dos los nom­bres que con­fi­gu­ra­rán su can­di­da­tu­ra a la pre­si­den­cia? ¿Se pue­den avan­zar?

No se pue­de avan­zar por un pro­ble­ma de for­mas, tam­po­co es­tá co­mu­ni­ca­do in­ter­na­men­te, pe­ro efec­ti­va­men­te, la can­di­da­tu­ra es­tá de­fi­ni­da. ¿Es con­ti­nuis­ta? Pues sí por dos ra­zo­nes, lle­vo do­ce años co­la­bo­ran­do con el ac­tual pre­si­den­te y en­tien­do que parte de los pro­yec­tos en mar­cha son parte de mi pro­pia apor­ta­ción y, se­gun­do, los re­sul­ta­dos ava­lan la con­ti­nui­dad. Di­cho lo cual, es evi­den­te que el sec­tor es muy di­ná­mi­co y que sur­gi­rán nue­vos re­tos que ha­brá que adap­tar­se. Pe­ro los con­cep­tos bá­si­cos de una

Co­fa­res al ser­vi­cio de la far­ma­cia y del mo­de­lo es­pa­ñol bus­can­do la me­jor so­lu­ción en to­dos los cam­pos pa­ra el far­ma­céu­ti­co de ofi­ci­na de far­ma­cia e in­ten­tan­do li­de­rar pro­ce­sos en in­no­va­ción tecnológic­a y de ges­tión se man­ten­drán. ¿Ha­brá un equi­li­brio o una re­pre­sen­ta­ción geo­grá­fi­ca en su equi­po? En los es­ta­tu­tos de Co­fa­res se di­ce que se de­be in­ten­tar, in­ten­ta­mos bus­car la má­xi­ma re­pre­sen­ta­ción, ya que es una em­pre­sa que es­tá en to­do el te­rri­to­rio y tam­bién res­pe­tar las cuo­tas de mercado. Madrid, por ejem­plo, es un pun­to muy im­por­tan­te, ya que re­pre­sen­ta un 30 por cien­to del mercado, pe­ro lo mis­mo su­ce­de con otras co­mu­ni­da­des don­de in­ten­ta­mos que ha­ya siem­pre una re­pre­sen­ta­ción. Si ac­ce­de a la pre­si­den­cia, ¿en qué áreas quie­re in­ci­dir más? ¿Cuá­les se­rán las prin­ci­pa­les cla­ves de cre­ci­mien­to de la coo­pe­ra­ti­va en el fu­tu­ro? Los re­tos pa­ra el fu­tu­ro del sec­tor y, en con­cre­to de Co­fa­res, son fun­da­men­tal­men­te tres. El pri­me­ro la me­jo­ra con­ti­nua en pro­ce­sos. La cri­sis nos ha he­cho ver a to­dos la ne­ce­si­dad de ser más efi­cien­tes y lo he­mos he­cho de for­ma ex­haus­ti­va. Siem­pre hay cam­bios de me­jo­ra en la efi­cien­cia de los pro­ce­sos, pa­ra con­se­guir los me­jo­res cos­tes y pre­cios pa­ra la far­ma­cia. La evo­lu­ción tecnológic­a la te­ne­mos he­cha. Y, como ca­pí­tu­los nue­vos, te­ne­mos que te­ner una orien­ta­ción ali­nea­da con la far­ma­cia ha­cia el pa­cien­te y el pa­cien­te del fu­tu­ro es di­gi­tal y es­tá en el en­torno so­cio­sa­ni­ta­rio. Hay que ana­li­zar es­tas dos reali­da­des. Co­fa­res es­tá in­mer­so en un pro­ce­so de im­plan­ta­ción de tec­no­lo­gías di­gi­ta­les avan­za­do, tan­to des­de el pun­to de vis­ta in­terno como de dar ser­vi­cios di­gi­ta­les a la far­ma­cia en su re­la­ción con el pa­cien­te. Te­ne­mos que ver al pa­cien­te del fu­tu­ro como un pa­cien­te muy in­te­gra­do, con ne­ce­si­da­des tan­to sa­ni­ta­rias como so­cio­ló­gi­cas y por ahí van las co­sas. ¿Se plan­tean se­guir cre­cien­do me­dian­te com­pras, una vez que han com­ple­ta­do una red na­cio­nal de al­ma­ce­nes? Es­to se ha de­ba­ti­do úl­ti­ma­men­te, so­bre to­do a raíz de la fu­sión de las coope­ra­ti­vas que in­te­gran Bi­da­far­ma. El cre­ci­mien­to inor­gá­ni­co es im­por­tan­te. Es ver­dad que se es­tán ago­tan­do los tiem­pos y las po­si­bi­li­da­des. No veo gran­des fu­sio­nes, más bien em­pre­sas que se acer­can al en­torno de las gran­des. En es­tos mo­men­tos, las em­pre­sas de ta­ma­ño na­cio­nal es­ta­mos orien­ta­das al cre­ci­mien­to or­gá­ni­co, a me­jo­rar el ra­tio de efec­ti­vi­dad de las far­ma­cias que nos com­pran por me­dio de la me­jo­ra de ser­vi­cios y cos­tes. Ten­de­mos a un mo­de­lo don­de tres o cua­tro em­pre­sas van a te­ner el 70-75 por cien­to del mercado. Y ya es­ta­mos muy cer­ca, en el 68 por cien­to. ¿Se­gui­rá pues esa con­cen­tra­ción? Se­gui­rá pe­ro no vis­lum­bro gran­des mo­vi­mien­tos, sino acer­ca­mien­tos pun­tua­les y lue­go hay mu­chas for­mas de co­la­bo­ra­ción, no ne­ce­sa­ria­men­te la in­te­gra­ción. Tam­bién ha ha­bla­do de di­ver­si­fi­car ac­ti­vi­da­des. ¿Qué objetivos se po­dría plan­tear a me­dio pla­zo? Ese es el en­fo­que, man­te­ner unas cuen­tas de re­sul­ta­dos sa­nea­das, ga­ran­ti­zar la es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­co-fi­nan­cie­ra de la em­pre­sa y, a la vez, es­ta­ble­cer pro­yec­tos de di­ver­si­fi­ca­ción. La ac­ti­vi­dad prin­ci­pal de la dis­tri­bu­ción es­tá muy aco­ta­da y con­tro­la­da, es más, ha­bría que pen­sar en una re­vi­sión del sis­te­ma de re­mu­ne­ra­ción de la dis­tri­bu­ción far­ma­céu­ti­cos, por­que mu­chos de nues­tros ítems se ven­den al cos­te o por de­ba­jo del pre­cio de cos­te. Es un mo­vi­mien­to uni­ver­sal del sec­tor, apro­ve­char la ba­se de clien­tes pa­ra ofer­tar ser­vi­cios adi­cio­na­les que apor­ten ren­ta­bi­li­dad a la em­pre­sa. Ser­vi­cios que pue­den ir ha­cia aba­jo, ha­cia la far­ma­cia, ha­cia arri­ba, ha­cia la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca e, in­clu­so, ser­vi­cios adi­cio­na­les que pue­dan ir ha­cia el pa­cien­te en co­la­bo­ra­ción siem­pre con la ofi­ci­na de far­ma­cia. Pro­ba­ble­men­te es­te año el 50 por cien­to de los re­sul­ta­dos de Co­fa­res pro­vie­nen de ac­ti­vi­da­des di­ver­si­fi­ca­das: ser­vi­cios, mar­ca blan­ca, tec­no­lo­gías de la comunicaci­ón, te­ne­mos una em­pre­sa Co­fa­res Es­tu­dios y Pro­yec­tos que ayu­da al de­sa­rro­llo tec­no­ló­gi­co de em­pre­sa en to­do el mun­do, es­ta­mos tra­ba­jan­do en La­ti­noa­mé­ri­ca, te­ne­mos un know-how ad­qui­ri­do muy im­por­tan­te y lo es­ta­mos po­nien­do en va­lor. ¿Qué ofre­ce una com­pa­ñía como Co­fa­res a la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca y có­mo quie­re que sea la re­la­ción en el fu­tu­ro? La in­ter­lo­cu­ción con la in­dus­tria es cla­ve. La re­la­ción clien­te pro­vee­dor ha pa­sa­do a la his­to­ria ha­ce mu­cho tiem­po. Somos part­ners, co­la­bo­ra­mos en mu­chas co­sas con­jun­ta­men­te, y de­be es­tar ba­sa­da en dos prin­ci­pios: eco­nó­mi­cos y mo­ra­les, que son la trans­pa­ren­cia y la con­fian­za. La in­dus­tria sa­be que con Co­fa­res tie­ne un part­ner leal, ali­nea­do y que te­ne­mos que tra­ba­jar en be­ne­fi­cio mu­tuo.

“Los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos por el Gru­po ava­lan la con­ti­nui­dad” “El pa­cien­te del fu­tu­ro es di­gi­tal y es­tá en el en­torno so­cio­sa­ni­ta­rio” “Ha­bría que pen­sar en una re­vi­sión del sis­te­ma de re­mu­ne­ra­ción”

“El 50% de los re­sul­ta­dos pro­vie­ne de “Somos un pro­vee­dor de ser­vi­cios in­te­gral de la far­ma­cia” EE ac­ti­vi­da­des di­ver­si­fi­ca­das”

¿Se plan­tea en­trar en la dis­tri­bu­ción a hos­pi­ta­les o a re­si­den­cias? No­so­tros, en co­la­bo­ra­ción con otras em­pre­sas de dis­tri­bu­ción far­ma­céu­ti­ca, he­mos ofer­ta­do al sec­tor pú­bli­co la po­si­bi­li­dad de co­la­bo­rar po­nien­do en va­lor nues­tras ha­bi­li­da­des lo­gís­ti­cas en la ges­tión de mu­chos pro­ce­sos. Des­gra­cia­da­men­te la co­la­bo­ra­ción pú­bli­co pri­va­da es­tá pa­ra­li­za­da por mo­ti­vos po­lí­ti­cos mal en­ten­di­dos, pe­ro ahí es­tá, po­de­mos apor­tar mu­cho va­lor aña­di­do a la ges­tión de de­ter­mi­na­dos as­pec­tos de la ad­qui­si­ción de pro­duc­tos sa­ni­ta­rios y me­di­ca­men­tos y po­dría­mos ser una agen­te de co­la­bo­ra­ción im­por­tan­te. ¿Pe­ro hay al­gún con­cur­so abierto en es­tos mo­men­tos? Que yo sepa no, es­tá pa­ra­li­za­do. Nues­tro lí­mi­te pa­ra tra­ba­jar en es­te te­rreno es no per­ju­di­car a la ofi­ci­na de far­ma­cia. En to­dos aque­llos cam­pos don­de se com­pi­te abier­ta­men­te y don­de la far­ma­cia no tie­ne si­tio, de­be­mos es­tar en be­ne­fi­cio de la far­ma­cia. ¿Qué otros ser­vi­cios quie­ren pres­tar a las far­ma­cias? Es­ta­mos pres­tan­do ya mu­chos ser­vi­cios: ser­vi­cios lo­gís­ti­cos, fór­mu­las de ges­tión de com­pra, pro­vee­mos tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción con nues­tro pro­gra­ma Far­ma­na­ger, apor­ta­mos va­lor aña­di­do en aten­ción al clien­te con des­tino sa­lud, que es una pla­ta­for­ma de ges­tión de pa­cien­tes y to­do ti­po de su­mi­nis­tros. En el plan estratégic­o de Co­fa­res de ha­ce cua­tro años, que aho­ra re­no­va­re­mos y que en cuan­to a objetivos no va a va­riar de­ma­sia­do por­que es­ta es la fi­lo­so­fía, de­cía­mos ser un pro­vee­dor in­te­gral de la far­ma­cia y es­ta es nues­tra vo­ca­ción. ¿Se han plan­tea­do dis­tri­buir a do­mi­ci­lio su mar­ca blan­ca y otros pro­duc­tos de pa­ra­far­ma­cia? No lo es­ta­mos ha­cien­do. Has­ta aho­ra he­mos plan­tea­do un mo­de­lo de ab­so­lu­ta co­la­bo­ra­ción con la far­ma­cia, don­de la far­ma­cia sea el pro­ta­go­nis­ta de la re­la­ción con el clien­te. Es­to lo va­mos a res­pe­tar en cual­quier mo­de­lo que desa­rro­lle­mos. A par­tir de ahí, to­das las tec­no­lo­gías y lo­gís­ti­ca que po­da­mos po­ner a fa­vor la pon­dre­mos con el con­sen­ti­mien­to de la far­ma­cia, pe­ro la far­ma­cia no pue­de per­der de nin­gu­na ma­ne­ra la re­la­ción de ges­tión con el clien­te. Es­ta es la fi­lo­so­fía bá­si­ca de to­dos los pro­ce­sos que va­ya­mos desa­rro­llan­do. ¿Qué ser­vi­cios so­cio­sa­ni­ta­rios quie­ren po­ner en mar­cha y qué ha­ce fal­ta pa­ra ha­cer­lo? En es­te mo­men­to, es un cam­po ab­so­lu­ta­men­te in­ci­pien­te en Es­pa­ña. Qui­zás por­que no se ha desa­rro­lla­do ni pre­su­pues­ta­ria­men­te ni le­gal­men­te to­do el cam­po de la aten­ción so­cio­sa­ni­ta­ria. Es­ta­mos in­ves­ti­gan­do es­te cam­po y vien­do de qué ma­ne­ra po­de­mos acer­car a la far­ma­cia a la pres­ta­ción de es­tos ser­vi­cios, que son com­ple­jos y que tras­cien­den la pu­ra aten­ción far­ma­céu­ti­ca y que pro­ba­ble­men­te sean mul­ti­dis­ci­pli­na­res. Pe­ro hay una co­sa cla­ra, el pa­cien­te del fu­tu­ro, en un 50 o 60 por cien­to, tie­ne ca­rac­te­rís­ti­cas so­cio­sa­ni­ta­rias y la far­ma­cia tie­ne que es­tar ahí, en aten­ción do­mi­ci­lia­ria, en se­gui­mien­to del pa­cien­te y en la res­pues­ta a to­das las ne­ce­si­da­des de ese pa­cien­te, que ya no son so­lo sa­ni­ta­rias sino tam­bién so­cia­les. ¿Abo­ga por un cam­bio en el mar­gen? El cos­te de la dis­tri­bu­ción far­ma­céu­ti­ca es tre­men­da­men­te efi­cien­te, hay mar­gen pa­ra me­jo­rar­lo un po­co. Lo que es di­fí­cil es man­te­ner la si­tua­ción

“La ofi­ci­na de far­ma­cia tie­ne que es­tar en la aten­ción do­mi­ci­lia­ria” “El ser­vi­cio de dis­tri­bu­ción far­ma­céu­ti­ca en Es­pa­ña es ex­cep­cio­nal” “El con­trol del gas­to no pue­de po­ner en pe­li­gro la pro­pia pres­ta­ción”

ac­tual don­de el 60-65 por cien­to de los me­di­ca­men­tos que mo­ve­mos lo ha­ce­mos a pér­di­das. Si le su­mas la de­fen­sa de la pre­sen­cia en la far­ma­cia de los bio­ló­gi­cos y las te­ra­pias in­no­va­do­ras y se fre­na la des­via­ción ha­cia la dis­pen­sa­ción hos­pi­ta­la­ria es fun­da­men­tal, por­que la pér­di­da de esos pro­duc­tos es una pér­di­da de la re­la­ción con el pa­cien­te y eso pa­ra la far­ma­cia asis­ten­cial es fun­da­men­tal, con lo cual va­mos a in­ten­tar dar to­das las so­lu­cio­nes po­si­bles pa­ra que eso sea sos­te­ni­ble. ¿Aho­ra no lo es? El mun­do del me­di­ca­men­to es muy com­ple­jo. Me ale­gra­ría mu­cho que hu­bie­ra un de­cre­to de pre­cios y, pre­via­men­te, un acuer­do con­sen­sua­do don­de par­ti­ci­pá­ra­mos to­da la ca­de­na de su­mi­nis­tro y, fun­da­men­tal­men­te, la in­dus­tria y la ad­mi­nis­tra­ción sa­ni­ta­ria pa­ra que el con­trol del gas­to far­ma­céu­ti­co no pon­ga en pe­li­gro la pro­pia pres­ta­ción. Pri­me­ro una ini­cia­ti­va po­lí­ti­ca cla­ra que no se ba­se ex­clu­si­va­men­te en la con­ten­ción del gas­to y que mi­re más a lar­go pla­zo; se­gun­do una plas­ma­ción le­gis­la­ti­va de es­te ti­po de con­cep­tos; y ter­ce­ro acuer­dos pun­tua­les con los agen­tes pa­ra que es­to se pue­da man­te­ner. El ser­vi­cio de dis­tri­bu­ción far­ma­céu­ti­ca en Es­pa­ña es ex­cep­cio­nal­men­te bueno y es­to no es que lo di­ga­mos no­so­tros. Cual­quier aná­li­sis in­ter­na­cio­nal com­pa­ra­ti­vo lo de­mues­tra: nú­me­ro de en­tre­gas, tiem­po de en­tre­ga, ni­vel de stock, pre­fi­nan­cia­ción, es ejem­plar, nos po­de­mos sen­tir muy or­gu­llo­sos pe­ro cla­ro hay que man­te­ner­lo. Sos­te­ni­bi­li­dad tam­bién sig­ni­fi­ca sos­te­ner a los agen­tes que sos­tie­nen el sis­te­ma. ¿Qué otros cam­bios de re­gu­la­ción ve ne­ce­sa­rios? Le pe­di­ría a los po­lí­ti­cos y ad­mi­nis­tra­cio­nes sa­ni­ta­rias una vi­sión a lar­go pla­zo del pro­ble­ma, es­ta­mos to­da­vía muy in­flui­dos por la cri­sis y ha­ce fal­ta con­tem­plar el me­di­ca­men­to como una in­ver­sión y no como un gas­to pu­ro y du­ro. Por otra parte, he­mos lle­ga­do a ni­ve­les de gas­to far­ma­céu­ti­co in­fe­rio­res al res­to de paí­ses eu­ro­peos. No sé dón­de es­tá el lí­mi­te pre­su­pues­ta­rio, hay una ló­gi­ca de las cifras y po­de­mos es­tar por de­ba­jo del óp­ti­mo de pres­ta­ción. Y en ter­cer lu­gar pe­di­ría a los po­lí­ti­cos des­po­li­ti­zar la sa­ni­dad. La sa­ni­dad es de los pun­tos don­de, al me­nos a ni­vel teó­ri­co, las ideo­lo­gías con­ver­gen más, no co­noz­co en es­to ni li­be­ra­les pu­ros ni so­cia­lis­tas pu­ros, es de un sen­ti­do co­mún es­pec­ta­cu­lar, to­do el mun­do tie­ne que apor­tar, no se pue­de ig­no­rar la apor­ta­ción del sec­tor pri­va­do, los po­lí­ti­cos son muy rea­cios al pac­to sa­ni­ta­rio, no me im­por­ta, pe­ro que pac­ten pun­tual­men­te, va­mos a ir tra­ba­jan­do en el día a día. No ha­ga­mos de la sa­ni­dad un ar­ma arro­ja­di­za.

ELI­SA SEN­RA

ELI­SA SEN­RA

EE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.