“Los ata­ques en Es­pa­ña con­tra la ho­meo­pa­tía y mi la­bo­ra­to­rio son úni­cos en el mun­do”

Eduar­do Ba­rri­ga Di­rec­tor ge­ne­ral de La­bo­ra­to­rios Boi­ron

El Economista - Sanidad - - SANIDAD - EDUAR­DO BA­RRI­GA AL­BER­TO VI­GA­RIO

“Hay una con­fu­sión en es­te mer­ca­do que per­ju­di­ca” “So­mos un me­di­ca­men­to y es­ta­mos re­gu­la­dos”

Eduar­do Ba­rri­ga di­ri­ge des­de ha­ce 10 me­ses el la­bo­ra­to­rio con más cam­pa­ñas de boi­cot en con­tra de nues­tro país, el fa­bri­can­te de me­di­ca­men­tos de ho­meo­pa­tía Boi­ron. Ba­rri­ga, con más de 25 años de ex­pe­rien­cia in­ter­na­cio­nal en gran­des mul­ti­na­cio­na­les de con­su­mo y sa­lud de to­do el mun­do, co­mo Da­no­ne, Le­che Pas­cual, Es­te­ve Far­ma o Nu­tri­bén, ase­gu­ra que no ha­bía vis­to na­da igual co­mo la opo­si­ción a la ho­meo­pa­tía en re­des so­cia­les que ha en­con­tra­do en su re­gre­so a Es­pa­ña. Boi­ron do­mi­na es­te mer­ca­do en nues­tro país, con al­go más de 20 mi­llo­nes de eu­ros al año en ven­tas, aun­que en el país de ori­gen del gru­po, Fran­cia, es­ta ci­fra se ele­va has­ta los 370 mi­llo­nes de eu­ros anua­les.

¿Cuál es la ac­ti­vi­dad de Boi­ron en Es­pa­ña?

La com­pa­ñía Boi­ron en Es­pa­ña lle­va 33 años, des­de 1984, y te­ne­mos to­das las ac­ti­vi­da­des de un la­bo­ra­to­rio far­ma­céu­ti­co, con dos cen­tros de dis­tri­bu­ción, en Ma­drid y Bar­ce­lo­na. Ac­tual­men­te, en Es­pa­ña fac­tu­ra­mos en torno a 20 mi­llo­nes de eu­ros y te­ne­mos 132 em­plea­dos. La ma­yor par­te de nues­tro ne­go­cio son los me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos, don­de te­ne­mos más del 50 por cien­to del mer­ca­do y tam­bién te­ne­mos otros pro­duc­tos de com­ple­men­tos ali­men­ti­cios. Per­te­ne­ce­mos al gru­po Boi­ron, una em­pre­sa fa­mi­liar fran­ce­sa, na­ci­da en 1932, que co­ti­za en bol­sa y es­tá pre­sen­te en 50 paí­ses con 3.700 em­plea­dos en to­tal.

¿Los me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos es­tán en un lim­bo le­gal?

No, pa­ra na­da. Hay una con­fu­sión in­me­re­ci­da en es­te mer­ca­do. No­so­tros es­ta­mos so­me­ti­dos a una dis­po­si­ción tran­si­to­ria del año 2007, con lo cual nues­tros me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos son de­bi­da­men­te au­to­ri­za­dos. Al ser una dis­po­si­ción tran­si­to­ria to­da­vía no se ha com­ple­ta­do el ci­clo re­gu­la­to­rio que com­pe­te al Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad, en lí­nea con la di­rec­ti­va eu­ro­pea que nos am­pa­ra, que es del año 2001. No­so­tros es­ta­mos abier­tos a re­ma­tar to­do el te­ma re­gu­la­to­rio por­que pen­sa­mos que es ne­ce­sa­rio. Re­gu­la­ría com­ple­ta­men­te la si­tua­ción y evi­ta­ría es­ta con­fu­sión en el mer­ca­do que es

“De­be­ría ha­cer­se un real de­cre­to pa­ra po­der te­ner un nú­me­ro de re­gis­tro” “Nues­tros 3.000 me­di­ca­men­tos fue­ron au­to­ri­za­dos en el año 2007” “Has­ta 10.000 mé­di­cos y 20.000 far­ma­cias con­fían en la ho­meo­pa­tía”

per­ju­di­cial pa­ra el pa­cien­te y pa­ra el pro­fe­sio­nal. No­so­tros que­re­mos que se desa­rro­lle el real de­cre­to ley, que no se lle­gó a ha­cer en su mo­men­to.

¿Qué de­be­ría te­ner ese real de­cre­to?

Pri­me­ro, lo que con­si­gue es evi­tar la con­fu­sión. Y se­gun­do, ten­dría­mos un nú­me­ro de re­gis­tro, que hoy en día no te­ne­mos. No es más que una tra­ba pa­ra no­so­tros. Los pa­cien­tes tie­nen el de­re­cho a te­ner una cla­ri­dad y po­der ele­gir en­tre te­ra­pias y evi­ta­ría una con­fu­sión en pro­fe­sio­na­les de la sa­lud don­de se dan frases re­cu­rren­tes de que no es­tán au­to­ri­za­dos y sí lo es­tán. Pa­ra no­so­tros es una li­mi­ta­ción co­mer­cial. Y des­de ha­ce diez años es­ta­mos así. Los me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos son de ven­ta ex­clu­si­va en far­ma­cias, por lo que al­go que no sea un me­di­ca­men­to no tie­ne obli­ga­ción de ven­ta en far­ma­cias. La con­fu­sión es so­bre to­do so­bre si la te­ra­pia ho­meo­pá­ti­ca es un me­di­ca­men­to, y sí lo es.

¿Y có­mo fun­cio­nan des­de ha­ce diez años sin el real de­cre­to?

Pues por­que en ese mo­men­to, en 2007, se au­to­ri­za­ron más de 3.000 me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos, que es nues­tra car­te­ra de pro­duc­tos ac­tual. Des­de en­ton­ces, pa­ra un lan­za­mien­to nue­vo ne­ce­si­tas pre­sen­tar un nue­vo in­for­me de re­gis­tro en la Agen­cia Es­pa­ño­la del Me­di­ca­men­to. Y no­so­tros aho­ra te­ne­mos la fir­me de­ci­sión de pre­sen­tar nue­vos dos­sie­res de me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos a la Agen­cia de Me­di­ca­men­tos en Es­pa­ña. Por­que con­si­de­ra­mos que si no es­ta­mos vul­ne­ran­do el prin­ci­pio de equi­dad que le co­rres­pon­de al pa­cien­te. Un ciu­da­dano de París tie­ne mu­chos más me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos a su dis­po­si­ción que uno de Al­co­ben­das. No­so­tros que­re­mos pre­sen­tar es­tos dos­sie­res pa­ra que es­to sea es­ta de­sigual­dad pue­da des­apa­re­cer.

¿Des­de 2007 no hay nue­vos me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos en el mer­ca­do?

Eso es. Pe­ro aho­ra la com­pa­ñía ha de­ci­di­do que va a pre­sen­tar nue­vos dos­sie­res. Pri­me­ro he­mos op­ta­do por te­ner es­te mer­ca­do y con­so­li­dar es­ta car­te­ra de pro­duc­tos, pe­ro yo ya es­te año voy a lle­var nue­vos me­di­ca­men­tos pa­ra su apro­ba­ción.

¿Qué nue­vos me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos van a pre­sen­tar?

Es­te año pre­sen­ta­mos un dos­sier de un me­di­ca­men­to que en Fran­cia tie­ne una ven­tas de 100 mi­llo­nes de eu­ros al año. Nues­tro ob­je­ti­vo es pre­sen­tar un nue­vo dos­sier por año.

¿Y có­mo cree que ac­tua­rá la Agen­cia an­te es­tos nue­vos me­di­ca­men­tos?

Evi­den­te­men­te yo es­toy se­gu­ro de que la agen­cia ac­tua­rá co­mo con to­dos los la­bo­ra­to­rios y eva­lua­rá al me­di­ca­men­to pa­ra dar­le su apro­ba­ción. El ni­vel de con­fian­za es má­xi­mo. Va­mos a pre­sen­tar dos­sie­res que han si­do pre­sen­ta­dos ha­ce dé­ca­das a otras agen­cias, co­mo la fran­ce­sa, la sui­za o la ale­ma­na y que fue­ron apro­ba­dos y es­tán en el mer­ca­do ha­ce 20 y 30 años. En Fran­cia hay más del do­ble de me­di­ca­men­tos, así es que va­mos a te­ner un tra­ba­jo in­ten­so de pre­sen­ta­ción de nue­vos dos­sie­res. Nues­tro ob­je­ti­vo es ofre­cer al ciu­da­dano es­pa­ñol las mis­mas po­si­bi­li­da­des que los del país ve­cino.

En la épo­ca de Ana Ma­to sí hu­bo un in­ten­to de sa­car ade­lan­te el real de­cre­to de ho­meo­pá­ti­cos. ¿Qué pa­só?

Sí, el ul­ti­mo in­ten­to de real de­cre­to fue en 2013 y tu­vo un am­plio con­sen­so de la in­dus­tria. Es un pun­to a re­cu­pe­rar con la agen­cia pa­ra que es­to su­ce­da en el mar­co de la le­gis­la­ción.

¿Tie­nen la­bo­ra­to­rios en con­tra?

No, y no en­tien­do por qué iban a es­tar en con­tra. Es­ta­mos en el mar­co de aso­cia­cio­nes pro­fe­sio­na­les que nos res­pal­dan co­mo Far­main­dus­tria o Anefp. La com­pe­ten­cia sí pue­de es­tar en guar­dia, pe­ro no en con­tra.

¿Cuán­tos mé­di­cos pres­cri­ben vues­tros me­di­ca­men­tos y cuán­tas far­ma­cias los ven­den?

Nues­tro mer­ca­do es muy pe­que­ño en com­pa­ra­ción al res­to del mer­ca­do far­ma­céu­ti­co. Pa­ra au­men­tar­lo ne­ce­si­ta­mos mu­cha for­ma­ción pa­ra dar a co­no­cer nues­tros me­di­ca­men­tos a pro­fe­sio­na­les y pa­cien­tes. Aún así, más de 10.000 mé­di­cos en Es­pa­ña o pres­cri­ben o han pres­cri­to al­gu­na vez me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos. Y más de 20.000 far­ma­cias ven­den nues­tros me­di­ca­men­tos.

¿Cuán­ta de­man­da tie­nen sus me­di­ca­men­tos en Es­pa­ña?

Los da­tos de la Fun­da­ción pa­ra la Cien­cia y la Tec­no­lo­gía de es­te año di­cen que más del 50 por cien­to de la po­bla­ción es­pa­ño­la de­cla­ra te­ner un in­te­rés en es­te ti­po de te­ra­pias. In­for­ma­cio­nes nues­tras nos di­cen que más de un ter­cio de los es­pa­ño­les han con­su­mi­do o han da­do a sus hi­jos al­gu­na vez un me­di­ca­men­to ho­meo­pá­ti­co. El in­te­rés es­tá ahí. No­so­tros ha­ce­mos un gran

“Va­mos a pre­sen­tar nue­vos me­di­ca­men­tos pa­ra su apro­ba­ción” “Las cam­pa­ñas en con­tra han he­cho caer un 14% nues­tras ven­tas”

es­fuer­zo de for­ma­ción. Es­te año va­mos a for­mar a más de 250 mé­di­cos y más de 200 far­ma­céu­ti­cos en te­ra­pias ho­meo­pá­ti­cas y pre­ten­de­mos se­guir ha­cién­do­lo así.

Pe­ro, en vo­lu­men, ¿cuán­tas ca­jas de me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos se ven­den en Es­pa­ña?

No sé la ci­fra exac­ta en vo­lu­men. Lo que sí te pue­do de­cir es que, por ejem­plo, de nues­tros pro­duc­tos con­tra la tos ven­de­mos más de 300.000 uni­da­des al año. Y pa­ra la gri­pe ven­de­mos 400.000 ca­jas al año. Es de­cir, es se­gu­ro que se ven­de más de 1 mi­llón de ca­jas al año.

¿Eso sig­ni­fi­ca un con­su­mo al­to o ba­jo en com­pa­ra­ción con otros paí­ses?

El mer­ca­do en to­tal en fac­tu­ra­ción su­pera los 30 mi­llo­nes. Es­pa­ña es­tá en los nú­me­ros de un país en de­sa­rro­llo. Fran­cia es la lí­der y uno de ca­da cin­co mé­di­cos fran­ce­ses los pres­cri­be de for­ma ha­bi­tual. Allí Boi­ron fac­tu­ra 370 mi­llo­nes de eu­ros al año. Una par­te ade­más es­tá re­em­bol­sa­do por el sis­te­ma pú­bli­co. Por eso, aún so­mos pe­que­ños en Es­pa­ña pe­ro la po­bla­ción tie­ne in­te­rés y el fu­tu­ro tie­ne que ser cre­cer sin du­da.

¿Han afec­ta­do a la com­pa­ñía las cam­pa­ñas en con­tra de la ho­meo­pa­tía en re­des so­cia­les?

Las cam­pa­ñas en con­tra nos afec­tan sin du­da al­gu­na. La vi­ru­len­cia que exis­te con­tra la ho­meo­pa­tía y con­tra los pa­cien­tes y los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud que la uti­li­zan es ab­so­lu­ta­men­te inusi­ta­da. Es­to no pa­sa en nin­gún país del mun­do, por el ni­vel de vi­ru­len­cia y de des­cré­di­to a pro­fe­sio­na­les, que de­be­rían ser res­pe­ta­dos en su de­ci­sión, que es li­bre. Yo des­co­noz­co el por qué se pro­du­cen, pe­ro son de una vi­ru­len­cia ex­tre­ma que no me­re­cen. Un pa­cien­te que eli­ge un me­di­ca­men­to ho­meo­pá­ti­co le­gal y au­to­ri­za­do o un mé­di­co o un far­ma­céu­ti­co, pro­fe­sio­na­les ti­tu­la­dos que co­no­cen lo que es­tán ha­cien­do, se les des­ca­li­fi­que a ese ni­vel no me pa­re­ce acep­ta­ble. Es­to es al­go ab­so­lu­ta­men­te ex­cep­cio­nal en la com­pa­ñía, só­lo pa­sa en Es­pa­ña.

¿Han re­du­ci­do sus ven­tas en Es­pa­ña por es­tos ata­ques?

Sí. He­mos te­ni­do una re­per­cu­sión ne­ga­ti­va en ven­tas, aun­que no ha si­do ni mu­cho me­nos de la mis­ma im­por­tan­cia que la cam­pa­ña. He­mos te­ni­do una caí­da de un 14 por cien­to en ven­tas. Pe­ro te­ne­mos a los pa­cien­tes que prue­ban nues­tros me­di­ca­men­tos y con­tra eso hay po­cas cam­pa­ñas. Y te­ne­mos más in­te­rés en mé­di­cos y far­ma­céu­ti­cos en que­rer ser for­ma­dos de lo que po­de­mos abar­car.

Ha ha­bi­do no­ti­cias de muer­tes de pa­cien­tes que se han acha­ca­do di­rec­ta­men­te a la ho­meo­pa­tía. ¿Qué tie­ne que de­cir?

Que se tra­ta de una si­tua­ción in­creí­ble. Por ejem­plo, el ca­so de Ita­lia, don­de mu­rió un ni­ño, se cul­pó in­me­dia­ta­men­te a nues­tro la­bo­ra­to­rio. Se­gún mis in­for­ma­cio­nes, es­te ca­so es­tá más en el ám­bi­to de una ma­la prác­ti­ca mé­di­ca aún por di­lu­ci­dar que por cau­sa de la in­dus­tria. Y es­to su­ce­de en es­ta in­dus­tria, pe­ro no en otras. Cuan­do hay un pro­ble­ma con un pa­cien­te que to­ma me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos, que lo pue­de ha­ber en to­do lo re­la­cio­na­do con la me­di­ci­na, in­me­dia­ta­men­te se des­ca­li­fi­ca a la te­ra­pia ho­meo­pá­ti­ca en ge­ne­ral, al­go que no su­ce­de en otros ám­bi­tos. No­so­tros, co­mo el res­to de la­bo­ra­to­rios, es­ta­mos obli­ga­dos por ley a re­por­tar cual­quier reac­ción ad­ver­sa.

FER­NAN­DO VILLAR

F. VILLAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.