JENS (5 AÑOS)

PRI­MER NI­ÑO QUE PRUE­BA EL EXOES­QUE­LE­TO POR­TÁ­TIL EN EL HOS­PI­TAL SANT JOAN DE DÉU DE BAR­CE­LO­NA

El Economista - Sanidad - - CASO DE ÉXITO - AL­BER­TO VI­GA­RIO

El pe­que­ño Jens tie­ne 5 años y pa­de­ce una atro­fia mus­cu­lar es­pi­nal de ti­po 2 que le im­pi­de ca­mi­nar. Pa­ra que él y ni­ños en su mis­ma si­tua­ción pue­dan vol­ver a an­dar, la em­pre­sa es­pa­ño­la Mar­si Bio­nics, na­ci­da en el Con­se­jo Su­pe­rior de In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas (CSIC), en co­la­bo­ra­ción con la em­pre­sa de in­ge­nie­ría, fa­bri­ca­ción e in­te­gra­ción de sis­te­mas com­ple­jos Es­cri­bano, ha desa­rro­lla­do el exoes­que­le­to ATLAS 2020, el pri­mer exoes­que­le­to de mar­cha pa­ra la atro­fia mus­cu­lar es­pi­nal. “Es un ro­bot que se aco­pla al cuer­po del ni­ño de tal ma­ne­ra que hay una in­ter­ac­ción en­tre la per­so­na y el ro­bot. Es lo que se di­ce una in­ter­ac­ción per­fec­ta: la per­so­na po­ne lo cog­ni­ti­vo y el ro­bot lo mo­tor”, des­ta­có la co­fun­da­do­ra de Mar­si Bio­nics, Ele­na Gar­cía. La atro­fia mus­cu­lar es­pi­nal es la se­gun­da en­fer­me­dad neu­ro­mus­cu­lar más fre­cuen­te en la in­fan­cia, con una in­ci­den­cia de uno por ca­da 10.000 be­bés na­ci­dos, y no tie­ne cu­ra, por lo que los tra­ta­mien­tos se cen­tran en re­tra­sar la apa­ri­ción de com­pli­ca­cio­nes. Du­ran­te un año, los pe­que­ños se­lec­cio­na­dos co­mo Jens rea­li­za­rán tres en­tre­na­mien­tos se­ma­na­les de una ho­ra, con­sis­ten­tes en ca­mi­nar usan­do el exoes­que­le­to, y se con­tro­la­rán va­rios pa­rá­me­tros pa­ra de­ter­mi­nar si en ese tiem­po ha me­jo­ra­do la ca­li­dad de vi­da del pa­cien­te, có­mo to­le­ra su cuer­po el uso con­ti­nua­do de es­te apa­ra­to y si real­men­te se han fre­na­do los efec­tos se­cun­da­rios de la atro­fia mus­cu­lar. El sis­te­ma con­sis­te en unos lar­gos so­por­tes, lla­ma­dos ór­te­sis, que se ajus­tan y adap­tan a las pier­nas y al tron­co del ni­ño. En las ar­ti­cu­la­cio­nes, una se­rie de mo­to­res imi­tan el fun­cio­na­mien­to del múscu­lo hu­mano y apor­tan al pe­que­ño la fuer­za que le fal­ta pa­ra man­te­ner­se en pie y ca­mi­nar.

El hos­pi­tal re­ci­bi­rá el exoes­que­le­to pa­ra la in­ves­ti­ga­ción clí­ni­ca en el en­tre­na­mien­to de la mar­cha de la AME du­ran­te un año. En el fu­tu­ro, las em­pre­sas au­gu­ran que ha­brá un exoes­que­le­to pa­ra ca­da en­fer­me­dad. Un nue­vo con­sor­cio li­de­ra­do por Mar­si Bio­nics en el que co­la­bo­ran Es­cri­bano, el Hos­pi­tal Sant Joan de Déu Bar­ce­lo­na, el CSIC y Eu­re­cat es­tá ya tra­ba­jan­do en un nue­vo exoes­que­le­to pa­ra otra en­fer­me­dad neu­ro­mus­cu­lar, la más fre­cuen­te en la in­fan­cia: la Dis­tro­fia Mus­cu­lar de Du­chen­ne. El ob­je­ti­vo de Mar­si Bio­nics es po­co a po­co apor­tar la nue­va tec­no­lo­gía a la te­ra­pia de to­das las en­fer­me­da­des de ori­gen neu­ro­ló­gi­co que pue­dan be­ne­fi­ciar­se de los exoes­que­le­tos de mar­cha.

EE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.