Jans­sen apli­ca el mo­de­lo de Al­ber­to Jo­vell

La com­pa­ñía far­ma­céu­ti­ca quie­re pi­lo­tar en va­rios cen­tros sa­ni­ta­rios la aten­ción afec­ti­va-efec­ti­va ba­sa­do en el pen­sa­mien­to hu­ma­nis­ta e in­no­va­dor del fun­da­dor del Fo­ro Es­pa­ñol de Pa­cien­tes

El Economista - Sanidad - - SUMARIO - ISMAEL SÁN­CHEZ

La com­pa­ñía prueba un pi­lo­to de aten­ción afec­ti­va-efec­ti­va en va­rios hos­pi­ta­les

La for­ma de cui­dar y cu­rar al pa­cien­te co­mo per­so­na, con evi­den­cia cien­tí­fi­ca, in­cor­po­ran­do la di­men­sión de la dig­ni­dad y la hu­ma­ni­dad, es­ta­ble­cien­do una aten­ción ba­sa­da en en la con­fian­za y la em­pa­tía y con­tri­bu­yen­do a su bie­nes­tar y a los me­jo­res re­sul­ta­dos po­si­bles en sa­lud”. Es­ta es la de­fi­ni­ción que pre­ten­de trans­for­mar el mo­de­lo de aten­ción sa­ni­ta­ria ac­tual para si­tuar, de ver­dad, al pa­cien­te en el cen­tro del sis­te­ma. La ini­cia­ti­va ha par­ti­do de la com­pa­ñía far­ma­céu­ti­ca Jans­sen, a par­tir del pen­sa­mien­to hu­ma­nis­ta e in­no­va­dor de Al­bert Jo­vell, fun­da­dor del Fo­ro Es­pa­ñol de Pa­cien­tes. Des­pués

de me­ses de apor­ta­cio­nes y re­fle­xio­nes teó­ri­cas de los dis­tin­tos agen­tes sa­ni­ta­rios y de una pro­gre­si­va pues­ta de lar­go en el sec­tor, el de­no­mi­na­do mo­de­lo de aten­ción afec­ti­vo-efec­ti­vo en­ca­ra 2018 con el pro­pó­si­to de con­ver­tir­se en reali­dad. Jans­sen quie­re en­sa­yar­lo en va­rios hos­pi­ta­les, co­men­zan­do por ser­vi­cios de­ter­mi­na­dos.

“Nues­tra in­ten­ción es iniciar una fa­se pi­lo­to que nos lle­ve a la ob­ten­ción de evi­den­cias so­bre có­mo el mo­de­lo afec­ti­vo-efec­ti­vo pue­de me­jo­rar los re­sul­ta­dos en sa­lud”, ex­pli­ca Ra­món Fre­xes, di­rec­tor de Re­la­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les y RSC de Jans­sen. Ya hay hos­pi­ta­les que han mos­tra­do in­te­rés en lle­var el mo­de­lo a la prác­ti­ca y en co­no­cer el gra­do de ade­cua­ción de su aten­ción a los con­te­ni­dos y cla­ves del mo­de­lo. “Es­ta­mos pen­san­do en una apli­ca­ción a mo­do de check-list, que se­ría más in­me­dia­ta, sin ol­vi­dar la op­ción de ponderar ca­da ex­pe­rien­cia, me­dian­te pun­tua­cio­nes y cum­pli­mien­to de re­qui­si­tos”. El mo­de­lo tra­ta de in­ci­dir en las tres di­men­sio­nes del sis­te­ma sa­ni­ta­rio: las per­so­nas, los es­pa­cios y las or­ga­ni­za­cio­nes, me­dian­te for­ma­ción y co­mu­ni­ca­ción, ade­cua­ción del en­torno e im­pul­so a la afec­ti­vi­dad. En­tre las lí­neas de tra­ba­jo pro­pues­tas, des­ta­can la re­la­ción bi­di­rec­cio­nal mé­di­co-pa­cien­te, la con­ti­nui­dad de la aten­ción, la pro­fe­sio­na­li­za­ción de las aso­cia­cio­nes y la nor­ma­li­za­ción so­cial de la en­fer­me­dad. “La pro­pues­ta es esen­cial­men­te di­ná­mi­ca y es­ta­mos abier­tos a cual­quier mo­di­fi­ca­ción de in­te­rés, con­ve­nien­te­men­te con­sen­sua­da”, aña­de Fre­xes, que no as­pi­ra a con­ser­var au­to­ría al­gu­na de la ini­cia­ti­va y sí que el sec­tor com­par­ta ca­da vez más la fi­lo­so­fía, au­nan­do ob­je­ti­vos y de­fi­nien­do mé­to­dos que ayu­den a ho­mo­ge­nei­zar pro­ce­sos. Un do­cu­men­to de 104 pá­gi­nas, Cons­tru­yen­do un mo­de­lo más afec­ti­vo y

efec­ti­vo, con­cre­ta la ini­cia­ti­va y enu­me­ra el sus­tra­to de va­lo­res para po­ner­lo en mar­cha y, pro­gre­si­va­men­te, ex­ten­der­lo a to­dos los rin­co­nes del sis­te­ma: em­pa­tía, hu­ma­ni­dad, vo­ca­ción, éti­ca, con­fian­za, se­gu­ri­dad, equi­dad, dig­ni­dad, ca­li­dad y res­pon­sa­bi­li­dad. To­dos ellos son con­cep­tos que no han des­ta­ca­do, o en oca­sio­nes ni han es­ta­do, en­tre las ca­rac­te­rís­ti­cas ha­bi­tua­les del sis­te­ma sa­ni­ta­rio de los úl­ti­mos 40 años. “La par­te efec­ti­va del mo­de­lo es la que más es­ta­mos tra­ba­jan­do aho­ra”, ex­pli­ca Fre­xes, con­ven­ci­do de que la ob­ten­ción de re­sul­ta­dos en sa­lud se­ría la me­jor ga­ran­tía de su­per­vi­ven­cia del mo­de­lo, más allá de mo­das so­cia­les y vai­ve­nes po­lí­ti­cos. De los di­ver­sos agen­tes del sec­tor im­pli­ca­dos en su ela­bo­ra­ción y desa­rro­llo, los más ac­ti­vos es­tán sien­do las ad­mi­nis­tra­cio­nes sa­ni­ta­rias y las aso­cia­cio­nes de pa­cien­tes, que se­gu­ra­men­te son los más in­tere­sa­dos en po­si­bi­li­tar una au­tén­ti­ca trans­for­ma­ción del sis­te­ma. Pa­re­ce un ideal, pe­ro el mo­de­lo afec­ti­vo-efec­ti­vo de Jann­sen quie­re con­ver­tir­lo en reali­dad.

EE

Ra­món Fre­xes, di­rec­tor de Re­la­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les y RSC de Jans­sen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.