La bio­tec­no­lo­gía trae­rá un fu­tu­ro pro­me­te­dor pa­ra la sa­lud

El Economista - Sanidad - - SANIDAD OPINIÓN 15 -

La bio­tec­no­lo­gía ha mar­ca­do un an­tes y un des­pués en la me­di­ci­na, apor­tan­do avan­ces an­tes im­pen­sa­bles en el cam­po del diag­nós­ti­co y el tra­ta­mien­to mé­di­co y, que han traí­do con­si­go no só­lo me­jo­rar nues­tra ca­li­dad de vi­da, sino su­mar sa­lud y años a la mis­ma. De he­cho, nos en­con­tra­mos con que, a día de hoy, cer­ca del 20 por cien­to de los me­di­ca­men­tos pro­ce­den del ám­bi­to de la bio­tec­no­lo­gía y es­ta cre­cien­te evo­lu­ción ha­cia nue­vas te­ra­pias per­so­na­li­za­das, cla­ves en el fu­tu­ro in­me­dia­to, ha si­do po­si­ble gra­cias a la de­ter­mi­na­ción y es­fuer­zo de com­pa­ñías bio­tec­no­ló­gi­cas co­mo Bio­gen.

Es­te ím­pe­tu no es nue­vo, da­ta de 1978, cuan­do un pe­que­ño gru­po de cien­tí­fi­cos vi­sio­na­rios, en­tre los que se en­con­tra­ban dos Pre­mios No­bel, fun­da­ron Bio­gen con el re­to de cam­biar la his­to­ria natural de las en­fer­me­da­des neu­ro­ló­gi­cas, co­mo ha si­do el ca­so de la Es­cle­ro­sis Múl­ti­ple o la Atro­fia Mus­cu­lar Es­pi­nal. En la ac­tua­li­dad, cer­ca del 80 por cien­to de la apli­ca­ción de la bio­tec­no­lo­gía per­te­ne­ce al ám­bi­to de la sa­lud y la bio­me­di­ci­na, por de­lan­te in­clu­so de la agricultur­a, ali­men­ta­ción o pro­ce­sos in­dus­tria­les, y su apli­ca­ción en­glo­ba to­do el es­pec­tro de la sa­lud, des­de el de­sa­rro­llo de biomarcado­res pa­ra el diag­nós­ti­co pre­coz, pa­san­do por el im­pul­so de te­ra­pias per­so­na­li­za­das, has­ta la ge­ne­ra­ción de da­tos o la in­ge­nie­ría ge­né­ti­ca.

El au­ge de la bio­tec­no­lo­gía en el en­torno de la sa­lud ha pro­vo­ca­do que la ta­sa de cre­ci­mien­to de la Biop­har­ma sea apro­xi­ma­da­men­te el do­ble con res­pec­to a las far­ma­céu­ti­cas con­ven­cio­na­les y, de he­cho, la inversión en I+D de la in­dus­tria bio­tec­no­ló­gi­ca no de­ja de cre­cer, al­can­zan­do el ré­cord de 45.700 mi­llo­nes de dó­la­res el pa­sa­do año. Se es­ti­ma, ade­más, que en los pró­xi­mos años el in­cre­men­to de la in­dus­tria bio­tec­no­ló­gi­ca se­rá ca­da vez más glo­bal, con nue­vas alian­zas, ma­yor inversión y cre­ci­mien­to del em­pleo.

Por es­te mo­ti­vo, nues­tra pre­mi­sa es se­guir tra­ba­jan­do con el ob­je­ti­vo de sa­tis­fa­cer ne­ce­si­da­des mé­di­cas no cu­bier­tas en el ám­bi­to de las neu­ro­cien­cias. Nues­tros más de 40 años in­no­van­do en bio­tec­no­lo­gía nos ava­lan pa­ra con­ti­nuar ex­plo­ran­do áreas co­mo la Atro­fia Mus­cu­lar Es­pi­nal, el Pár­kin­son o el Alz­héi­mer, don­de la com­pa­ñía es­tá lle­van­do a ca­bo múl­ti­ples en­sa­yos clí­ni­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.