Pri­me­ra pe­ti­ción de la Sa­ni­dad an­da­lu­za: aca­bar con las subas­tas

El Economista - Sanidad - - SANIDAD EDITORIAL 3 EL ALTA LA BAJA -

El vuel­co elec­to­ral en An­da­lu­cía pue­de aca­bar tam­bién con la me­di­da es­tre­lla apli­ca­da por el Go­bierno so­cia­lis­ta de es­ta re­gión des­de el año 2012: la com­pra de me­di­ca­men­tos pa­ra las far­ma­cias por el mé­to­do de subas­ta. Un sis­te­ma cri­ti­ca­do des­de su na­ci­mien­to tan­to por los pro­pios far­ma­céu­ti­cos y las aso­cia­cio­nes de pa­cien­tes co­mo por los la­bo­ra­to­rios y las com­pa­ñías de dis­tri­bu­ción. Aho­ra, si el Par­ti­do Po­pu­lar, Ciu­da­da­nos (Cs) y Vox se po­nen de acuer­do pa­ra al­can­zar el Go­bierno de la Jun­ta de An­da­lu­cía, el sis­te­ma de subas­tas po­dría te­ner los días con­ta­dos, ya que los tres par­ti­dos se han mos­tra­do has­ta aho­ra con­tra­rios a es­te mo­de­lo. Y to­do el sec­tor far­ma­céu­ti­co se lo re­cor­da­rá na­da más po­ner los pies en San Tel­mo.

Des­de ha­ce seis años, el Eje­cu­ti­vo an­da­luz com­pra una bue­na par­te de los me­di­ca­men­tos ge­né­ri­cos pa­ra sur­tir a sus far­ma­cias a com­pa­ñías de la In­dia y Ban­gla­desh y al­gún pe­que­ño la­bo­ra­to­rio es­pa­ñol pa­ra aho­rrar unos cén­ti­mos de eu­ro en ca­da ca­ja. La Con­se­je­ría ha ad­ju­di­ca­do du­ran­te es­tos seis años to­das las pre­sen­ta­cio­nes de me­di­ca­men­tos ge­né­ri­cos que se ven­den en las far­ma­cias a lo lar­go de 14 con­cur­sos de ad­ju­di­ca­ción, a los que nin­guno de los gran­des la­bo­ra­to­rios, ni na­cio­na­les ni mul­ti­na­cio­na­les, se han pre­sen­ta­do en nin­gu­na oca­sión. La Jun­ta te­nía pre­vis­to aho­rrar con es­te sis­te­ma de subas­ta unos 800 mi­llo­nes de eu­ros, pe­ro des­de su pues­ta en mar­cha, el aho­rro real ha si­do de al­go me­nos de 220 mi­llo­nes. Pe­ro la prin­ci­pal con­se­cuen­cia de es­te mo­de­lo de com­pra ha si­do el des­abas­te­ci­mien­to con­ti­nuo de me­di­ca­men­tos. En in­nu­me­ra­bles oca­sio­nes, los la­bo­ra­to­rios ad­ju­di­ca­ta­rios han de­ja­do sin abas­te­cer a bue­na par­te de las far­ma­cias y en otras oca­sio­nes han re­nun­cia­do di­rec­ta­men­te a cum­plir con el su­mi­nis­tro. La Con­fe­de­ra­ción Em­pre­sa­rial de Ofi­ci­nas de Far­ma­cia de An­da­lu­cía ha si­do la or­ga­ni­za­ción más be­li­ge­ran­te. Se­gún los far­ma­céu­ti­cos an­da­lu­ces, las subas­tas “dis­cri­mi­nan a los ciu­da­da­nos an­da­lu­ces y, co­mo se ha de­mos­tra­do, de­te­rio­ran la ca­li­dad de la asis­ten­cia, al ser ne­ce­sa­rio mo­di­fi­car la me­di­ca­ción a los pa­cien­tes, por los fre­cuen­tes fal­tas de exis­ten­cias.

En es­tos años, el sis­te­ma uti­li­za­do por An­da­lu­cía ha de­mos­tra­do que, ade­más de no ga­ran­ti­zar el su­mi­nis­tro, im­po­ne li­mi­ta­cio­nes a los tra­ta­mien­tos que los mé­di­cos pue­den pres­cri­bir. Es cier­to que el aho­rro en gas­to sa­ni­ta­rio es ne­ce­sa­rio, pe­ro no a cual­quier pre­cio y con sis­te­mas que po­nen en ries­go la sa­lud de los an­da­lu­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.