Una he­rra­mien­ta pa­ra me­dir el va­lor de la in­no­va­ción

El Economista - Sanidad - - SANIDAD OPINIÓN 14 -

El nue­vo ro­se­bud, una vez más, ha que­da­do en uno de los ca­jo­nes de la enor­me có­mo­da de las nor­ma­ti­vas pen­dien­tes del Pa­seo del Pra­do. Tras man­te­ner al sec­tor far­ma­céu­ti­co en vi­lo du­ran­te al­gu­nos días, la con­vo­ca­to­ria de elec­cio­nes ge­ne­ra­les im­pe­di­rá que sal­ga ade­lan­te Val­ter­med (Va­lor Te­ra­péu­ti­co de los Me­di­ca­men­tos). Se­gún pu­di­mos co­no­cer a tra­vés de las re­des so­cia­les, el área de Far­ma­cia del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad, Bie­nes­tar So­cial y Con­su­mo ha­bía pues­to en mar­cha un gru­po de tra­ba­jo jun­to a las Co­mu­ni­da­des Au­tó­no­mas, un nue­vo sis­te­ma pa­ra me­dir el be­ne­fi­cio te­ra­péu­ti­co de fár­ma­cos de al­to im­pac­to en la prác­ti­ca clí­ni­ca. El ob­je­ti­vo era dis­po­ner de in­for­ma­ción óp­ti­ma pa­ra la ade­cua­da to­ma de de­ci­sio­nes en la ges­tión ma­cro, me­so y mi­cro de la pres­ta­ción far­ma­céu­ti­ca.

Sin em­bar­go, lo úni­co cier­to es que la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca ya no pien­sa en Val­ter­med, sino en cuán­tas Co­mi­sio­nes In­ter­mi­nis­te­ria­les de Pre­cios se po­drán ce­le­brar an­tes de los co­mi­cios, por­que la lis­ta de es­pe­ra de ex­pe­dien­tes pen­dien­tes de re­vi­sión y ne­go­cia­ción de pre­cio y fi­nan­cia­ción es in­gen­te. Tras va­rios me­ses de re­tra­so, el nue­vo pa­rón su­po­ne un va­ra­pa­lo pa­ra un sec­tor al que ca­da vez se le ha­ce más di­fí­cil ex­pli­car la si­tua­ción de in­cer­ti­dum­bre más allá de los Pi­ri­neos.

Ya son va­rias oca­sio­nes, en los úl­ti­mos años, que el sec­tor asis­te al anun­cio de una in­no­va­do­ra he­rra­mien­ta pa­ra me­dir el va­lor te­ra­péu­ti­co de los me­di­ca­men­tos de al­to im­pac­to. Des­de la pu­bli­ca­ción del In­for­me Abril, en 1991, han si­do nu­me­ro­sos los in­ten­tos de re­for­mar nues­tro sis­te­ma sa­ni­ta­rio pa­ra ha­cer­lo más efi­cien­te, más trans­pa­ren­te y más par­ti­ci­pa­ti­vo. Sin em­bar­go, prác­ti­ca­men­te to­dos han fra­ca­sa­do sal­vo el Real De­cre­to 16/2012.

Ya por aque­llos años, la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Car­te­ra Bá­si­ca del SNS y Far­ma­cia anun­cia­ba la pró­xi­ma apro­ba­ción de un Real De­cre­to que mo­di­fi­ca­ría el sis­te­ma ac­tual de eva­lua­ción y fi­ja­ción de pre­cios. Nin­gún di­rec­tor/a ge­ne­ral del ra­mo con­si­guió sa­car­lo ade­lan­te. Más ade­lan­te, lle­gó el mo­men­to del In­no­vó­me­tro, que me­di­ría el gra­do de in­no­va­ción de un me­di­ca­men­to. In­clu­so se lle­ga­ron a im­ple­men­tar pi­lo­ta­jes con al­gu­nos fár­ma­cos que es­ta­ban en fa­se de ne­go­cia­ción de fi­nan­cia­ción en la Co­mi­sión Interminis­terial de Pre­cios. Nun­ca lle­gó a ver la luz…

Otro nue­vo cam­bio po­lí­ti­co im­pe­di­rá que Val­ter­med sea una reali­dad. Aho­ra só­lo nos que­da es­pe­rar cuál se­rá el nom­bre de la pró­xi­ma he­rra­mien­ta que, por fin, per­mi­ta me­dir el va­lor de la in­no­va­ción y apor­te cla­ri­dad, cri­te­rios y trans­pa­ren­cia a las de­ci­sio­nes de la Co­mi­sión Interminis­terial de Pre­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.