La irrup­ción del ‘big da­ta’ en el sec­tor de la sa­lud

El Economista - Sanidad - - SANIDAD OPINIÓN 30 -

La cre­cien­te in­for­ma­ti­za­ción de los pro­ce­sos ha pro­vo­ca­do que em­pre­sas y to­do ti­po de or­ga­ni­za­cio­nes ha­yan acu­mu­la­do en los úl­ti­mos años una can­ti­dad in­gen­te de da­tos. Es­to nos ha lle­va­do a de­no­mi­nar a nues­tros tiem­pos co­mo la era del Big Da­ta, donde se re­quie­ren nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra ges­tio­nar el in­gen­te va­lor que ya no so­lo se in­tu­ye. Si bien es­te fe­nó­meno afec­ta a to­dos los sec­to­res, el Sec­tor Sa­lud es uno en el que la in­ci­den­cia y la po­ten­cia­li­dad es es­pe­cial­men­te re­le­van­te, de­bi­do en­tre otras co­sas a la im­plan­ta­ción y des­plie­gue de la His­to­ria Clí­ni­ca Elec­tró­ni­ca (EHR), a la ex­plo­sión en la ge­ne­ra­ción de da­tos ge­nó­mi­cos y al he­cho de que la ma­yo­ría de los da­tos ge­ne­ra­dos en el sec­tor son fun­da­men­tal­men­te no es­truc­tu­ra­dos.

El enor­me vo­lu­men de da­tos exis­ten­te in­clu­ye re­gis­tros mé­di­cos, da­tos per­so­na­les y de ges­tión, imá­ge­nes, po­so­lo­gía, da­tos pro­ce­den­tes de “ómi­cas” y cien­tos más. Más

re­cien­te­men­te, ali­men­tan es­te ex­po­nen­cial cre­ci­mien­to las imá­ge­nes en 3D, lecturas de nue­vos sen­so­res bio­mé­tri­cos o los ob­te­ni­dos des­de dis­po­si­ti­vos wea­ra­bles en­tre otros mu­chos nue­vos orí­ge­nes que apa­re­cen con­ti­nua­men­te. Pa­ra com­pli­car­lo aún más, la ma­yor par­te de los da­tos de sa­lud ha­bían si­do tra­di­cio­nal­men­te es­tá­ti­cos. Pe­ro es­ta ten­den­cia es­tá cam­bian­do y aho­ra la ve­lo­ci­dad de ge­ne­ra­ción va en au­men­to co­mo su­ce­de, por ejem­plo, con las su­per­vi­sio­nes pe­rió­di­cas, ta­les co­mo me­di­cio­nes de glu­co­sa, pre­sión ar­te­rial o to­da la mo­ni­to­ri­za­ción rea­li­za­da en las uni­da­des de cui­da­dos in­ten­si­vos, por men­cio­nar só­lo al­gu­nos ejem­plos.

En la mis­ma me­di­da en la que evo­lu­cio­na la na­tu­ra­le­za de los da­tos lo de­ben ha­cer las técnicas de aná­li­sis. Ya no po­de­mos ha­blar so­lo de los da­tos es­truc­tu­ra­dos co­mo los re­co­gi­dos en los his­to­ria­les mé­di­cos elec­tró­ni­cos. Ca­da vez más, los da­tos es­tán en for­ma­tos mul­ti­me­dia y no es­truc­tu­ra­dos. La enor­me va­rie­dad pro­vo­ca que la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.