Com­pra pú­bli­ca sa­ni­ta­ria: una cues­tión de va­lor

El Economista - Sanidad - - SANIDAD OPINIÓN 10 -

Los nue­vos per­fi­les de pa­cien­tes, las nue­vas con­duc­tas so­cia­les y eco­nó­mi­cas, la re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca y la trans­for­ma­ción de la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca su­po­nen un re­to pa­ra el sis­te­ma sa­ni­ta­rio y exi­gen plan­tear nue­vas for­mas de en­fo­car la com­pra pú­bli­ca sa­ni­ta­ria: una vi­sión ale­ja­da de la ad­qui­si­ción de un pro­duc­to o fár­ma­co a pre­cio fi­jo, que in­cor­po­re cri­te­rios de va­lor aña­di­do co­mo so­lu­cio­nes que res­pon­dan a la co­yun­tu­ra ac­tual y que ase­gu­ren re­sul­ta­dos de sa­lud a me­dio pla­zo que re­dun­den en la sos­te­ni­bi­li­dad del sis­te­ma sa­ni­ta­rio pú­bli­co.

En Es­pa­ña, du­ran­te 2018, el gas­to far­ma­céu­ti­co cre­ció un 4,6 por cien­to, si­tuán­do­se en 17.482 mi­llo­nes de eu­ros, ci­fra que as­cien­de a los 22.094 mi­llo­nes aña­dien­do el con­su­mo en pro­duc­tos sa­ni­ta­rios. Así, el gas­to far­ma­céu­ti­co hos­pi­ta­la­rio cre­ció un 8 por cien­to, pe­ro es­te im­pac­to pre­su­pues­ta­rio no re­dun­dó en me­jo­ras cua­li­ta­ti­vas del sis­te­ma. Pa­ra in­cre­men­tar las ga­ran­tías de éxi­to en los pro­ce­sos de com­pra de me­di­ca­men­tos de­be­mos cen­trar­nos en las ne­ce­si­da­des del sis­te­ma en su con­jun­to y no en el pro­duc­to en sí. Una vi­sión mul­ti­dis­ci­pli­nar evi­ta­rá el pen­sa­mien­to de si­los y pro­pi­cia­rá la par­ti­ci­pa­ción de to­dos los agen­tes in­vo­lu­cra­dos en el pro­ce­so asis­ten­cial.

En es­te en­fo­que, el pa­pel del clí­ni­co es cla­ve, ya que co­no­ce la pa­to­lo­gía, las ne­ce­si­da­des del pa­cien­te, las dis­tin­tas op­cio­nes te­ra­péu­ti­cas y, en de­fi­ni­ti­va, el con­jun­to del pro­ce­so asis­ten­cial, apor­tan­do un gran va­lor. Es­te acer­ca­mien­to ne­ce­si­ta de una pla­ni­fi­ca­ción es­tra­té­gi­ca de la com­pra pú­bli­ca, asig­nan­do lí­de­res pa­ra la ges­tión del pro­ce­so, in­tro­du­cien­do una cul­tu­ra de crea­ti­vi­dad en las or­ga­ni­za­cio­nes y con­tan­do con los me­dios téc­ni­cos y hu­ma­nos ne­ce­sa­rios. Así, se abre un aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des de mo­de­los de com­pra que aban­do­nen la ob­se­sión por el pre­cio uni­ta­rio y evo­lu­cio­nen ha­cia con­tra­tos más acor­des con las ver­da­de­ras ne­ce­si­da­des del sis­te­ma sa­ni­ta­rio.

No es un mo­de­lo nue­vo. La Uni­ver­si­dad de Ari­zo­na ana­li­zó du­ran­te vein­te años 18.000 pro­yec­tos de di­ver­sas in­dus­trias por va­lor de 6.400 mi­llo­nes de dó­la­res, con­clu­yen­do que la com­pra ba­sa­da en va­lor ge­ne­ra aho­rros del 30 por cien­to en el cos­te to­tal del pro­yec­to. Con­ti­nuar con un mo­de­lo en el que pri­man cri­te­rios eco­no­mi­cis­tas, que no in­clu­ye la vi­sión del clí­ni­co y que no in­cor­po­ra as­pec­tos don­de las com­pa­ñías se di­fe­ren­cien apor­tan­do ser­vi­cios de va­lor aña­di­do, tie­ne un ele­va­do cos­te de opor­tu­ni­dad pa­ra ge­ne­rar los aho­rros y la sos­te­ni­bi­li­dad que se quie­ren ob­te­ner.

El re­to no es sen­ci­llo: se ne­ce­si­ta un cam­bio cul­tu­ral en las or­ga­ni­za­cio­nes sa­ni­ta­rias y la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca. Si am­bos en­tien­den que tra­ba­jar en es­ta di­rec­ción es más efi­cien­te, es­to re­dun­da­rá en la ren­ta­bi­li­dad y la sos­te­ni­bi­li­dad a me­dio pla­zo y per­mi­ti­rá que los pa­cien­tes en Es­pa­ña ten­gan una me­jor sa­ni­dad ba­sa­da en va­lor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.