Opor­tu­ni­da­des de de­sa­rro­llo

El Economista - Sanidad - - SANIDAD 14 TECNOLOGÍA -

datos clí­ni­cos. Ri­chie Et­wa­ru ad­mi­te que no se ha va­lo­ra­do to­da­vía es­te mer­ca­do pe­ro cal­cu­la que el cos­te de un pa­que­te de datos mé­di­cos del pa­cien­te po­dría os­ci­lar en­tre 220 y 400 dó­la­res. El pa­pel de su com­pa­ñía se­ría el de ac­tuar co­mo in­ter­me­dia­rio y fa­ci­li­ta­dor de es­te mer­ca­do, con una par­ti­ci­pa­ción del 25 por cien­to del pre­cio de ven­ta.

Has­ta que la tec­no­lo­gía y el mer­ca­do ofrez­can a los con­su­mi­do­res el po­der de de­ci­dir quién ac­ce­de y con qué ob­je­ti­vo a sus datos mé­di­cos, es­tos se­gui­rán sien­do un bien muy pre­cia­do por hac­kers. El úl­ti­mo in­for­me de Proof­point so­bre el sec­tor sa­lud ad­vier­te pre­ci­sa­men­te de un in­cre­men­to de ci­be­ra­ta­ques a com­pa­ñías del sec­tor, co­mo hos­pi­ta­les, ase­gu­ra­do­ras o far­ma­céu­ti­cas, con cam­pa­ñas de co­rreos elec­tró­ni­cos ma­li­cio­sos pa­ra ro­bar datos sen­si­bles. En con­cre­to, re­gis­tran un au­men­to del 300 por cien­to de los ata­ques por co­rreo di­se­ña­dos pa­ra si­mu­lar que han si­do en­via­dos por al­guien a quien co­no­ce la per­so­na que los re­ci­be. El 95 por cien­to de las com­pa­ñías no­ti­fi­ca­ron ade­más co­rreos don­de se ha­bía fal­si­fi­ca­do su pro­pio do­mi­nio de con­fian­za pa­ra di­ri­gir­se a pa­cien­tes y so­cios co­mer­cia­les. abu­so, se­gún se re­co­ge en un in­for­me de Cis­co so­bre la di­gi­ta­li­za­ción de la in­dus­tria de sa­lud. “Pa­ra em­peo­rar las co­sas, al­gu­nas ve­ces pue­den pa­sar años an­tes de que us­ted se dé cuen­ta de que al­go an­da mal”, ad­vier­te John Cham­bers, pre­si­den­te de Cis­co. Y es que “exis­ten dos ti­pos de com­pa­ñías: aque­llas que han si­do ata­ca­das, y aque­llas que aún no lo sa­ben”, sos­tie­ne.

El Po­ne­mon Ins­ti­tu­te es­ti­ma que las bre­chas de datos le cues­tan a la in­dus­tria de la sa­lud 6.200 mi­llo­nes de dó­la­res al año. En un es­tu­dio re­cien­te, ca­si el 90 por cien­to de las ins­ti­tu­cio­nes de sa­lud en­cues­ta­das ha­bía su­fri­do una bre­cha de datos en los dos úl­ti­mos años y el 45 por cien­to su­frió más de cin­co bre­chas en el mis­mo pe­rio­do.

A di­fe­ren­cia de Es­ta­dos Uni­dos, don­de se re­co­no­ce abier­ta­men­te el pro­ble­ma, en Es­pa­ña no hay datos so­bre el al­can­ce del ro­bo de datos per­so­na­les de sa­lud.

El de­sa­rro­llo del sis­te­ma de block­chain se­ría “muy útil en sa­ni­dad, ya que el va­lor apor­ta­do al pa­cien­te de­pen­de de múl­ti­ples or­ga­ni­za­cio­nes y es­tá es­pe­cial­men­te pre­pa­ra­do pa­ra res­pon­der al re­to de la des­cen­tra­li­za­ción de datos mé­di­cos y de la in­ter­ac­ción de múl­ti­ples agen­tes en los re­sul­ta­dos de sa­lud”, apun­tan los ex­per­tos que han ela­bo­ra­do el in­for­me Diez te­mas can­den­tes de la sa­ni­dad es­pa­ño­la 2019.

En Es­pa­ña hay tam­bién ini­cia­ti­vas de in­te­rés de block­chain en sa­lud, se­gún se re­co­ge en el in­for­me. Ade­más del gi­gan­te tec­no­ló­gi­co, hay tam­bién star­tups en Es­pa­ña que han apos­ta­do por es­ta tec­no­lo­gía, co­mo Ad­di­tum Block­chain. Pre­si­di­da por Ja­vier Co­lás, ex CEO de Med­tro­nic en Es­pa­ña, es­ta em­pre­sa tra­ba­ja ya en ám­bi­tos co­mo el diag­nós­ti­co y se­gui­mien­to de los pa­cien­tes con cán­cer de ma­ma, la pre­ven­ción de la ampu­tación del pie dia­bé­ti­co o del de­te­rio­ro cog­ni­ti­vo a tra­vés de la crea­ción de he­rra­mien­tas que per­mi­tan iden­ti­fi­car a to­dos los agen­tes que par­ti­ci­pan en la crea­ción o des­truc­ción de va­lor pa­ra ha­cer un se­gui­mien­to y tra­za­bi­li­dad del va­lor que apor­tan en ca­da pro­ce­so, en­tre otras apli­ca­cio­nes.

De lo que no ca­be du­da es que se tra­ta de un área de opor­tu­ni­dad pa­ra nue­vas star­tups, se­gún los ex­per­tos de The Va­lley.

ISTOCK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.