La ban­ca de­ja de ven­der de­pó­si­tos pa­ra evi­tar el co­bro a par­ti­cu­la­res

San­tan­der, Cai­xa­Bank, Ban­kia, Li­ber­bank y Kut­xa­bank los re­ti­ran del ca­tá­lo­go

El Economista - - PORTADA - PÁG. 6

La ban­ca de­ja de ven­der de­pó­si­tos an­te el es­ce­na­rio de ti­pos en ne­ga­ti­vo. Con­cre­ta­men­te, cin­co en­ti­da­des fi­nan­cie­ras (San­tan­der, Cai­xa­Bank, Ban­kia, Li­ber­bank y Kut­xa­bank) han re­ti­ra­do es­te pro­duc­to de sus es­ca­pa­ra­tes en un con­tex­to en el que el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo (BCE) le co­bra di­ne­ro a los ban­cos por co­lo­car sus ex­ce­den­tes y an­te el vér­ti­go, y el pro­ble­ma de ima­gen, de tras­la­dar es­tos cos­tes a los par­ti­cu­la­res. La ban­ca co­men­zó a ini­cios de es­te año a co­brar por los de­pó­si­tos a los clien­tes ins­ti­tu­cio­na­les y gran­des com­pa­ñías, sin em­bar­go, los má­xi­mos eje­cu­ti­vos ban­ca­rios siem­pre han re­cha­za­do de pleno que es­te cos­te va­ya a lle­gar a apli­car­se a los clien­tes par­ti­cu­la­res.

La ban­ca de­ja de ven­der de­pó­si­tos an­te el es­ce­na­rio de ba­jos ti­pos de in­te­rés y cu­ya subida se ale­ja ca­da vez más en el tiem­po. Con­cre­ta­men­te, cin­co en­ti­da­des ban­ca­rias (San­tan­der, Cai­xa­Bank, Ban­kia, Li­ber­bank y Kut­xa­bank) han re­ti­ra­do es­te pro­duc­to de sus es­ca­pa­ra­tes en los úl­ti­mos me­ses en un con­tex­to en el que el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo (BCE) le co­bra di­ne­ro a las en­ti­da­des por co­lo­car sus ex­ce­den­tes y an­te el vér­ti­go de tras­la­dar es­tos cos­tes a los par­ti­cu­la­res. La ban­ca co­men­zó a ini­cios de es­te año a co­brar por los de­pó­si­tos a los clien­tes ins­ti­tu­cio­na­les y gran­des com­pa­ñías, sin em­bar­go, los má­xi­mos eje­cu­ti­vos ban­ca­rios siem­pre han re­cha­za­do de pleno que es­te cos­te va­ya a lle­gar a apli­car­se a los par­ti­cu­la­res.

Va­rias en­ti­da­des, co­mo el San­tan­der o Ban­kia no han te­ni­do nin­gún re­pa­ro en ad­mi­tir que se es­tá co­bran­do a las gran­des com­pa­ñías por el di­ne­ro depositado. Asi­mis­mo, la en­ti­dad en­ca­be­za­da por Ana Bo­tín dio un pa­so más es­te ve­rano al anun­ciar la in­ten­ción de co­men­zar a co­brar tam­bién a las em­pre­sas por las cuen­tas inope­ra­ti­vas, es de­cir, aque­llas que no rea­li­zan mo­vi­mien­tos, si los ti­pos de in­te­rés si­guen ba­jan­do. Pre­ci­sa­men­te, el ex­vi­ce­pre­si­den­te del BCE, el es­pa­ñol Luis de Guin­dos, ase­gu­ró en una en­tre­vis­ta pu­bli­ca­da es­te miér­co­les por la agen­cia Mar­ket News, que el or­ga­nis­mo po­dría ba­jar aún más los ti­pos pa­ra im­pul­sar la eco­no­mía, aun­que apun­tó a la ne­ce­si­dad de que los Es­ta­dos to­men me­di­das fis­ca­les pa­ra em­pu­jar a la par des­de los dos ám­bi­tos.

Ban­kia ha abier­to es­ta se­ma­na una nue­va ven­ta­na más en lo re­fe­ren­te al co­bro de los de­pó­si­tos tras ad­mi­tir que tam­bién les tras­la­da­rá el cos­te a los clien­tes de ban­ca pri­va­da, con­ti­nuan­do el ca­mino ya abier­to por otras en­ti­da­des en paí­ses co­mo Sui­za, Ale­ma­nia o Di­na­mar­ca. El ban­co pre­si­di­do por Jo­sé Ignacio Goi­ri­gol­za­rri pre­ten­de apli­car un in­te­rés de has­ta un 0,5 por cien­to por el di­ne­ro que guar­dan es­tos clien­tes que ope­ran co­mo per­so­nas ju­rí­di­cas o fa­mily of­fi­ces.

Es­cue­ta ofer­ta El res­to de en­ti­da­des que aún man­tie­nen de­pó­si­tos tie­nen sus par­ti­cu­la­ri­da­des. La re­mu­ne­ra­ción de los mis­mos no su­pera el 0,2 por cien­to TAE y, los que lo ha­cen es por­que ofre­cen un de­pó­si­to vin­cu­la­do a otros pro­duc­tos co­mo pla­nes de pen­sio­nes. Asi­mis­mo, ca­be des­ta­car que Ban­kin­ter so­lo ven­de de­pó­si­tos en mo­ne­da ex­tran­je­ra (li­bras o dó­la­res) con ren­ta­bi­li­da­des que pue­den al­can­zar has­ta el 1,96 por cien­to TAE en fun­ción de la mo­ne­da y el pla­zo. Otros ban­cos que man­tie­nen es­te pro­duc­to aún en su es­ca­pa­ra­te, co­mo Uni­ca­ja o Iber­ca­ja, so­lo lo co­mer­cia­li­zan por el ca­nal di­gi­tal. La es­ca­sa ren­ta­bi­li­dad que pue­den ofre­cer las en­ti­da­des a los clien­tes en es­tos pro­duc­tos ha he­cho que los usua­rios ya no los de­man­den (aun­que al­gu­nos si­guen man­te­nien­do los ni­mios in­tere­ses co­mo re­cla­mo pa­ra la cap­ta­ción de nue­vos usua­rios), pro­vo­can­do un re­le­van­te tras­va­se de los de­pó­si­tos a cuen­tas vis­ta o fon­dos de in­ver­sión.

De he­cho, al­guno de los ban­cos que aún man­tie­ne un de­pó­si­to a pla­zo en­tre su por­ta­fo­lio ase­gu­ra que su re­ti­ra­da se­rá cues­tión de po­co tiem­po.

Bús­que­da de in­gre­sos El pro­lon­ga­do es­ce­na­rio de ti­pos de in­te­rés ne­ga­ti­vos, que ade­más el BCE ha en­du­re­ci­do aún más en los úl­ti­mos me­ses an­te los in­di­ca­do­res que apun­tan a una re­ce­sión a la vuel­ta de la es­qui­na, pre­sio­na a la ba­ja los már­ge­nes de las en­ti­da­des, que tra­tan de com­pen­sar la as­fi­xia de in­gre­sos a tra­vés del co­bro de co­mi­sio­nes. Las en­ti­da­des aún son te­me­ro­sas a la ho­ra de ad­mi­tir abier­ta­men­te que tie­nen que co­brar a los clien­tes co­mi­sio­nes por los ser­vi­cios que dan, sin em­bar­go, ese men­sa­je ca­da vez re­po­sa más en el am­bien­te. BBVA, de he­cho, ha si­do uno de los úl­ti­mos ban­cos que ha en­du­re­ci­do las con­di­cio­nes de vin­cu­la­ción de los clien­tes si no quie­ren pa­gar co­mi­sio­nes, en el ca­so de los me­nos vin­cu­la­dos (es de­cir, que no ten­gan la nó­mi­na en el ban­co ni al­can­cen un nú­me­ro de re­ci­bos do­mi­ci­lia­dos) ten­drán que asumir ma­yo­res cos­tes por el man­te­ni­mien­to

Las en­ti­da­des exi­gen ma­yor vin­cu­la­ción a los usua­rios si quie­ren evi­tar co­mi­sio­nes

de la cuen­ta co­rrien­te y de la tar­je­ta. El San­tan­der, por su par­te, apues­ta por la es­tra­te­gia con­tra­ria, avan­zar en la vin­cu­la­ción de los clien­tes pa­ra apor­tar­le va­lor que per­mi­ta el co­bro de los ser­vi­cios.

Has­ta el mo­men­to, la ban­ca es­pa­ño­la es una de las que me­nos co­mi­sio­nes co­bra a los clien­tes (so­lo su­pe­ra­da por Reino Uni­do) fren­te a la me­dia eu­ro­pea, has­ta un 58 por cien­to me­nos. No obs­tan­te, el ac­tual es­ce­na­rio de ti­pos irá equi­li­bran­do la ba­lan­za.

ELI­SA SENRA

Una ca­lle con va­rias su­cur­sa­les.

Fuen­te: ela­bo­ra­ción pro­pia. (*) So­lo en mo­ne­da ex­tran­je­ra.

Ofer­ta ban­ca­ria ac­tual en de­pó­si­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.