Eu­ro­pa dis­cu­te un re­cor­te del 14% a la po­lí­ti­ca agra­ria

Se de­be a la pér­di­da de la apor­ta­ción de Reino Uni­do

El Economista - - PORTADA - PÁG. 29

El adiós de Reino Uni­do a la Unión Eu­ro­pea de­ja ya sen­tir sus efec­tos. La pér­di­da de su con­tri­bu­ción obli­ga a la UE a de­ba­tir un re­cor­te del 14% en los fon­dos de la po­lí­ti­ca agra­ria.

Ya es­tá lis­to el bo­rra­dor del pre­su­pues­to de la UE so­bre el que par­ti­rá la dis­cu­sión de los lí­de­res la pró­xi­ma se­ma­na. Co­mo se es­pe­ra­ba, los fon­dos pa­ra el cam­po y la po­lí­ti­ca de Cohe­sión se lle­van la peor par­te, sen­tan­do las ba­ses pa­ra una ba­ta­lla cam­pal en­tre los Es­ta­dos miem­bros pa­ra las cuen­tas de 20212027. Se ale­ja así aún más la po­si­bi­li­dad de lle­gar a un acuer­do en la cum­bre que arran­ca­rá el jue­ves. Aun­que, co­mo di­jo ayer un al­to car­go eu­ro­peo, “los lí­de­res han lim­pia­do su agen­da pa­ra que­dar­se en Bru­se­las”.

El pre­si­den­te del Con­se­jo Eu­ro­peo, Char­les Mi­chel, pu­so so­bre la mesa un vo­lu­men de gas­to inferior al de la Co­mi­sión Eu­ro­pea en casi 40.000 mi­llo­nes de eu­ros. El ti­mo­nel de las cum­bres pro­po­ne de­di­car 1.094 mil mi­llo­nes (en pre­cios de 2018) pa­ra los pró­xi­mos sie­te años, un 1,074% del PIB co­mu­ni­ta­rio. De es­ta ma­ne­ra se vuel­ve prác­ti­ca­men­te a la pro­pues­ta rea­li­za­da por Fin­lan­dia el pa­sa­do di­ciem­bre, du­ran­te su pre­si­den­cia ro­ta­to­ria, y que pro­vo­có so­no­ras pro­tes­tas tan­to en­tre la ma­yo­ría que de­fien­de un pre­su­pues­to am­bi­cio­so, en­tre ellos Es­pa­ña, y los con­tri­bu­yen­tes ne­tos, que quie­ren li­mi­tar el gas­to al 1% del PIB co­mu­ni­ta­rio.

So­lo se sa­brá al fi­nal de la ne­go­cia­ción si nues­tro país se con­vier­te por pri­me­ra vez en con­tri­bu­yen­te ne­to al pre­su­pues­to co­mu­ni­ta­rio, co­mo es pro­ba­ble en una ma­yo­ría de es­ce­na­rios, o si su sal­do con­ti­nua­rá sien­do po­si­ti­vo.

Es­ta ne­go­cia­ción del mar­co fi­nan­cie­ro plu­ri­anual es pro­ba­ble­men­te la madre de todas las ba­ta­llas en Bru­se­las, no so­lo por el vo­lu­men del pre­su­pues­to, sino tam­bién so­bre cómo re­par­tir­lo. Y es­te año las cuen

tas re­sul­ta­rán más di­fí­ci­les de ce­rrar, por cul­pa del agu­je­ro de en­tre 10.000 y 12.000 mi­llo­nes de eu­ros anua­les que de­ja la sa­li­da del Reino Uni­do.

Las gran­des per­de­do­ras se­rán la Po­lí­ti­ca Agrí­co­la Co­mún y de Cohe­sión, las dos prio­ri­da­des pa­ra Es­pa­ña. Estas par­ti­das ab­sor­ben tra­di­cio­nal­men­te al­go más de dos ter­cios del pre­su­pues­to co­mu­ni­ta­rio. Pa­ra com­pen­sar en par­te la sa­li­da de Lon­dres, y ha­cer hue­co pa­ra nue­vas prio­ri­da­des co­mo mi­gra­ción o De­fen­sa, Mi­chel pro­po­ne 329.300 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra la PAC, lo que re­pre­sen­ta un re­cor­te del 13,9% (53.000 mi­llo­nes de eu­ros), en com­pa­ra­ción con el mar­co fi­nan­cie­ro del pe­rio­do que ter­mi­na (20142020), ex­clu­yen­do al Reino Uni­do. Si se com­pa­ra con es­te mar­co sin ex­cluir a Lon­dres, el re­cor­te llegaría has­ta el 19,7% (81.000 mi­llo­nes de eu­ros).

Cohe­sión tam­bién per­de­ría una par­te importante de re­cur­sos. Pa­sa­ría de los 367.700 mi­llo­nes de gas­to ac­tual (ex­clu­yen­do al Reino Uni­do) a 323.200 mi­llo­nes, un 12,1% menos.

En am­bos ca­sos, las cifras son in­fe­rio­res a las del bo­rra­dor que pre­sen­tó la Co­mi­sión en ma­yo de 2018, cuan­do arran­ca­ron las ne­go­cia­cio­nes del pró­xi­mo pre­su­pues­to plu­ri­anual.

Las crí­ti­cas no tar­da­ron en lle­gar ayer desde el Par­la­men­to Eu­ro­peo, que pro­pu­so in­clu­so un pre­su­pues­to más am­bi­cio­so que la Co­mi­sión (1,3% del PIB eu­ro­peo), y desde las ca­pi­ta­les que de­fien­den apre­tar in­clu­so aún más el pu­ño. “No pue­de ser un pun­to de par­ti­da pa­ra el com­pro­mi­so”, di­jo un di­plo­má­ti­co.

Un al­to car­go eu­ro­peo de­fen­dió el do­cu­men­to de Mi­chel apun­tan­do a los cam­bios que se han in­tro­du­ci­do más allá de los to­ta­les pa­ra fa­ci­li­tar el ac­ce­so a fon­dos. En el ca­so de la PAC, el bel­ga pro­po­ne in­tro­du­cir más flexibilid­ad pa­ra que se pue­dan trans­fe­rir fon­dos en­tre el pi­lar I (las ayu­das di­rec­tas al cam­po) y el pi­lar II (los fon­dos de desa­rro­llo ru­ral).

En el ca­so de los fon­dos de Cohe­sión, Mi­chel dis­mi­nu­ye la par­ti­da re­ser­va­da pa­ra las re­gio­nes más desa­rro­lla­das en unos 7.000 mi­llo­nes de eu­ros, mien­tras que aña­de prác­ti­ca­men­te la mis­ma can­ti­dad a la ci­fra de­di­ca­da a las menos desa­rro­lla­das (cu­yo PIB es inferior al 75% de la me­dia eu­ro­pea), has­ta de­jar­lo en los 200.000 mi­llo­nes de eu­ros.

Char­les Mi­chel pro­po­ne un gas­to inferior al de la Co­mi­sión en casi 40.000 mi­llo­nes

EFE

El pre­si­den­te del Con­se­jo Eu­ro­peo, Char­les Mi­chel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.