BAN­KIA, UNA SA­LI­DA A BOL­SA PO­LI­TI­ZA­DA

La Au­dien­cia Na­cio­nal ab­suel­ve a los 34 acu­sa­dos por con­tar con el vis­to bueno de to­dos los re­gu­la­do­res

El Economista - - POR­TA­DA - Eva Díaz MA­DRID. Fuente: Au­dien­cia Na­cio­nal.

La Au­dien­cia Na­cio­nal ab­sol­vió ayer a los 34 acu­sa­dos de los de­li­tos de fal­se­dad de cuen­tas y es­ta­fa a los in­ver­so­res por la sa­li­da a bol­sa de Ban­kia. “Los de­li­tos bri­llan por su au­sen­cia”, es­pe­tó el fa­llo. La Sec­ción Cuar­ta de los Pe­nal de la Au­dien­cia Na­cio­nal de­fen­dió que la con­for­ma­ción de Ban­kia y su sal­to al par­qué es­tu­vo en to­do mo­men­to mo­ni­to­ri­za­do y ava­la­do por los su­per­vi­so­res y las au­to­ri­da­des eco­nó­mi­cas y que es di­fí­cil que “an­te el be­ne­plá­ci­to de las mis­mas”, el ban­co re­ce­la­ra de lle­var a ca­bo la ope­ra­ción.

El fa­llo ex­po­ne que fue el Ban­co de Es­pa­ña el que apro­bó en ju­nio de 2010 el Plan de In­te­gra­ción de las sie­te ca­jas que con­for­ma­ron Ban­kia y su sal­to al par­qué, que fue ace­le­ra­do por los cam­bios re­gu­la­to­rios que for­zó el Go­bierno en el Real De­cre­to-Ley de fe­bre­ro de 2011 en el que exi­gía ma­yo­res re­qui­si­tos de ca­pi­tal a las en­ti­da­des no co­ti­za­das. Ade­más, re­se­ña que el or­ga­nis­mo en­ca­be­za­do por Mi­guel Án­gel Fer­nán­dez Or­dó­ñez re­mi­tió en ma­yo de 2011 una car­ta a la en­ton­ces mi­nis­tra de Eco­no­mía, Elena Sal­ga­do, en la que ex­pu­so los pla­nes pa­ra la en­ti­dad, que és­ta au­to­ri­zó.

Ba­jo es­tas pre­mi­sas, la Au­dien­cia de­ter­mi­nó que el sal­to al par­qué es­tu­vo ava­la­do y apro­ba­do por el Ban­co de Es­pa­ña, la Co­mi­sión Na­cio­nal del Mer­ca­do de Va­lo­res (CNMV), el Frob y la Au­to­ri­dad Ban­ca­ria Eu­ro­pea (EBA) y fue con­si­de­ra­do co­mo la me­jor al­ter­na­ti­va pa­ra la via­bi­li­dad de la en­ti­dad por las au­to­ri­da­des eco­nó­mi­cas, mien­tras que el rol de Ra­to fue eje­cu­tar la ope­ra­ción.

La Sa­la ha ar­ti­cu­la­do el fa­llo en tres blo­ques. En el pri­me­ro ana­li­za la crea­ción de BFA, ma­triz de Ban­kia, y sus cuen­tas de 2010. El se­gun­do ver­sa so­bre la sa­li­da a bol­sa y su fo­lle­to in­for­ma­ti­vo. El ter­ce­ro, so­bre la fal­se­dad de cuen­tas de BFA y Ban­kia de 2011.

La Jus­ti­cia con­si­de­ra que las cuen­tas de BFA de 2010 eran ve­ra­ces y que, en el ca­so que con­tra­rio, An­ti­co­rrup­ción ha­bría te­ni­do que pe­dir la impu­tación de las sie­te ca­jas que con­for­ma­ron la en­ti­dad, al­go que no hi­zo. So­bre Ban­kia y la sa­li­da a bol­sa, ar­gu­men­ta que el ban­co “era via­ble” en ese mo­men­to y es­pe­ta que la in­via­bi­li­dad de la que se le acu­sa se sus­ten­ta en los co­rreos del ins­pec­tor del Ban­co de Es­pa­ña, Jo­sé An­to­nio Ca­saus, en­via­dos en la pri­ma­ve­ra de 2011 a sus com­pa­ñe­ros de Ins­pec­ción, po­si

De­li­to de fal­se­dad de cuen­tas y es­ta­fa a los in­ver­so­res en la sa­li­da a bol­sa per­so­nas fí­si­cas

Ex­di­rec­ti­vos y ex­vo­ca­les de Ban­kia en­tre 2010 y 2011, jun­to a un so­cio au­di­tor de De­loit­te

La Fis­ca­lía, La Abo­ga­ción del Es­ta­do y las acu­sa­cio­nes par­ti­cu­la­res y po­pu­la­res:

Ex­pre­si­den­te de Ban­kia Pe­ti­ción de pe­na: 8,5 años de cár­cel

Res­to de las acu­sa­cio­nes par­ti­cu­la­res y po­pu­la­res a:

Ex­con­se­je­ro de Ban­kia Ex­mi­nis­tro de In­te­rior Pe­ti­ción de pe­na: Has­ta 10 años de cár­cel ción que sin em­bar­go no plas­mó en los in­for­mes ofi­cia­les. Ade­más, se­ña­la que la in­for­ma­ción in­clui­da en el fo­lle­to “era su­fi­cien­te” pa­ra que los in­ver­so­res se for­ma­sen un cri­te­rio ra­zo­na­do so­bre el va­lor de

Ex­vi­ce­pre­si­den­te de Ban­kia Pe­ti­ción de pe­na: Cin­co años de cár­cel

Ex­con­se­je­ro de Ban­kia Ex­se­cre­ta­rio de Es­ta­do de In­dus­tria Pe­ti­ción de pe­na: Has­ta 10 años la com­pa­ñía. Res­pec­to a la in­for­ma­ción no fi­nan­cie­ra del fo­lle­to, in­di­ca que se des­cri­ben has­ta 36 ries­gos, des­ta­ca­dos en el primer pun­to. Fi­nal­men­te, res­pec­to al de­li­to de fal­se­dad de cuen­tas de BFA y Ban­kia de 2011, de­ter­mi­na que di­chos es­ta­dos fi­nan­cie­ros no pue­den con­si­de­rar­se co­mo tal por­que no ha­bían si­do ve­ri­fi­ca­dos por el au­di­tor ni apro­ba­dos en jun­ta.

Ata­que a la Fis­ca­lía Por otro la­do, la Au­dien­cia cri­ti­ca el pa­pel de la Fis­ca­lía por ha­ber aña­di­do en sus con­clu­sio­nes fi­na­les el de­li­to de fal­se­dad de cuen­tas so­bre Ra­to y tres di­rec­ti­vos más e in­ci­de en que an­te unas acu­sa­cio­nes tan “va­gas”, “im­pre­ci­sas”, “ge­né­ri­cas”, “huér­fa­nas de prue­bas” y “a buen se­gu­ro, por­que no exis­ten” im­po­si­bi­li­tó a los acu­sa­dos su de­re­cho a de­fen­der­se. Así, se­ña­la que du­ran­te el jui­cio, ni la Fis­ca­lía ni el res­to de acu­sa­cio­nes hi­cie­ron men­ción a los impu­tados. “Na­die los nom­bró, ni pa­ra bien ni pa­ra mal, de ma­ne­ra que la ma­yo­ría de las per­so­nas acu­sa­das ca­ye­ron en el ol­vi­do”, apun­tó.

Fi­nal­men­te, ta­chó de “dis­cri­mi­na­to­rio” el tra­to al ex­mi­nis­tro Án­gel Ace­bes, acu­sa­do de fal­se­dad con­ta­ble co­mo ex­con­se­je­ro de BFA, cuan­do su en­tra­da al car­go fue pos­te­rior a la sa­li­da a bol­sa del ban­co. La sen­ten­cia pue­de re­cu­rrir­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.