El Economista

LAGARDE SUBIRÁ MEDIO PUNTO EL INTERÉS DEL DINERO EN 4 MESES

El BCE está listo para poner el precio del dinero en positivo. Prevé subir 25 puntos básicos en julio y en septiembre

- Víctor Blanco Moro

El Banco Central Europeo (BCE) va a subir los tipos de interés antes de cerrar por agosto, si nada se tuerce. Salvo una sorpresa mayúscula en la evolución de la inflación y de los datos macroeconó­micos, parece que la entidad ya ha tomado la decisión de empezar a subir el precio del dinero en las próximas reuniones. La última publicació­n en el blog del BCE, una entrada escrita por la presidenta de la institució­n, Christine Lagarde, lo confirma.

La francesa ha reconocido en el blog que “las compras de deuda terminarán al principio del tercer trimestre, lo que nos permitirá subir los tipos en julio”, añadiendo también que el organismo prevé “acabar con los tipos negativos al final del tercer trimestre”. De este modo, la presidenta del BCE confirma lo que muchos esperaban, ya que la institució­n lleva semanas lanzando mensajes para ir preparando a los mercados. La era de los tipos negativos va a terminar pronto, y los inversores se tendrán que despedir de ella, al menos durante un tiempo.

“La dinámica desinflaci­onista del pasado es poco probable que regrese”, ha destacado Lagarde en su publicació­n. Por esta razón “es apropiado que la política monetaria de la eurozona vuelva a una configurac­ión normal”, explica.

Una vez los tipos de interés hayan dejado atrás el terreno negativo, Lagarde reconoce que la política monetaria del BCE entrará en territorio inexplorad­o, y que sus decisiones sobre el precio del dinero dependerán de cómo vayan evoluciona­ndo las expectativ­as de inflación de los mercados con el paso del tiempo.

Estas expectativ­as que marcan los inversores, de hecho, son las que han llevado al BCE a convencers­e de que ha llegado el momento de meter mano a los tipos de interés. “Con las perspectiv­as de inflación aumentando notablemen­te frente a los niveles prepandemi­a, ya es apropiado que ajustemos las variables nominales, que incluyen los tipos de interés”, señala Lagarde. Hay que recordar que las expectativ­as de los inversores han aumentado mucho en los últimos meses, pasando del entorno del 0,5% en el peor momento de la pandemia, en 2020, hasta el 2,20% actual. Incluso han llegado a rozar el 2,5% en el mes de abril, ya 50 puntos básicos por encima del objetivo de inflación del BCE, en el 2%. François Villeroy de Galhau, uno de los miembros prominente­s del Consejo de Gobierno de la entidad, ha apoyado las palabras de Lagarde, comparecie­ndo en el Foro de Davos, donde ha reconocido que las subidas de tipos “en julio y septiembre probableme­nte ya son una cuestión cerrada”, señala.

Lagarde ha puesto la marca en el

Villeroy de Galhau cree que las subidas en julio y septiembre están “cerradas”

calendario para julio, antes de la reunión habrá otro encuentro oficial, en junio, en el que el organismo probableme­nte dará más detalles sobre la inminente subida de tipos, y cómo podría evoluciona­r su política en los meses posteriore­s.

 ?? elEconomis­ta ??
elEconomis­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain