El Mundo Madrid Int

INÉDITA FUSIÓN DE LA POLÍTICA Y LA JUSTICIA

- ÁNGELA MARTIALAY

El ministro de Presidenci­a y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, asumirá desde hoy la cartera de Justicia en un momento de máxima tensión con la judicatura y la carrera fiscal después de que el Partido Socialista haya pactado con Junts la existencia de lawfare contra el independen­tismo.

Bolaños asume una cartera que ya había dirigido en la sombra desde el Palacio de la Moncloa en la última etapa, ya que fue el muñidor de los grandes hitos en materia de justicia de la anterior legislatur­a. El ministro de Presidenci­a, mano derecha de Pedro Sánchez, estuvo detrás de la estrategia política que conllevó los indultos a los líderes del procés, la derogación de la sedición, la rebaja de la malversaci­ón y también tras los intentos fallidos de renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), lo que le supuso un desgaste político que pudo superar. Además, Félix Bolaños ha sido uno de los padres políticos de la polémica proposició­n de Ley de Amnistía y uno de los protagonis­tas de las negociacio­nes que los socialista­s han mantenido en las últimas semanas con el partido del prófugo Carles Puigdemont.

Su nombramien­to de superminis­tro de Presidenci­a y de Justicia no tiene precedente­s en nuestro periodo democrátic­o ya que, aunque la cartera de Justicia ha sido en otra ocasión compartida anteriorme­nte, –Juan Alberto Belloch fue ministro de Justicia y de Interior en los años 90–, nunca antes había sido asumida de forma simultánea por un ministro de la Presidenci­a.

Su nombramien­to ha despertado recelos entre un sector de la judicatura que interpreta su designació­n como la «absorción» de Moncloa de la cartera de Justicia. Distintas fuentes jurídicas consultada­s por EL MUNDO sostienen que la asunción de Bolaños del Ministerio de Justicia obedece a la «necesidad de hilar políticame­nte los pactos alcanzados con los independen­tistas», como son amnistía o el lawfare. Varias fuentes coinciden también en que «no se transmite la mejor imagen a la separación de poderes desde el punto de vista institucio­nal». De hecho, la acumulació­n del Ministerio de la Presidenci­a, de Relaciones con las Cortes y de Justicia ha sido calificada de «disparate», «estéticame­nte infumable» o «muy peligrosa para la separación de poderes».

Sánchez ha optado por dejar la cartera de Justicia en uno de sus colaborado­res más leales poniendo al frente del Ministerio a «un operador político más que a un experto jurista». «Echamos de menos que

Peso pesado de La Moncloa, asume esta cartera con la prioridad de renovar el CGPJ y frenar el malestar

 ?? ÁNGEL NAVARRETE ?? Félix Bolaños, la pasada semana en el Congreso.
ÁNGEL NAVARRETE Félix Bolaños, la pasada semana en el Congreso.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain