El Mundo Madrid Int

Gamesa hace temblar a los gigantes renovables

- CÉSAR URRUTIA / PAULA MARÍA

Contacta con algunos de sus clientes y les comunica que ya no garantiza la entrega de sus pedidos en los plazos previstos Siemens presenta hoy su plan de ajuste

La principal apuesta de energía renovable que ha hecho España en las dos últimas décadas, la eólica, tiene hoy a mediodía una cita con Siemens Energy, matriz alemana de Siemens Gamesa, para conocer el alcance de la reestructu­ración que la alta dirección del grupo se propone acometer en el fabricante con sede en Vizcaya, primer proveedor del despliegue de parques en todo el país. Los defectos de fabricació­n que están obligando a reparar aerogenera­dores ya entregados y a revisar los plazos de envío de máquinas que aún no han salido de la fábrica tienen en jaque al sector: desde promotores de proyectos eólicos hasta grandes fondos de capital riesgo, pasando por los bancos que financian inversione­s y las administra­ciones que autorizan los parques.

Para hacerse una idea de lo que representa Siemens Gamesa, basta recordar que España es uno de sus mayores mercados internacio­nales, donde genera alrededor de 5.000 empleos. Sus aerogenera­dores mueven unos 15 gigavatios (GW) instalados, el 53% de la capacidad total desplegada en el país. Así, la empresa ha sido un motor a la hora de convertir España en líder mundial en renovables y esta relación ha sido, a su vez, clave para hacer de Gamesa el tercer mayor fabricante global de aerogenera­dores.

Ahora, esta relación hace temblar a todo el sector. Christian Bruch, presidente ejecutivo de Siemens Energy, aseguró la semana pasada que los problemas de calidad de Siemens Gamesa están prácticame­nte delimitado­s a sus plataforma­s terrestres de las gamas 4.X y 5.X y que el diagnóstic­o técnico está casi terminado. Mientras las ventas de la segunda se han suspendido, las de la primera –una de las más exitosas del mercado– sufren ahora cambios por parte del proveedor. Falta saber qué coste acarreará el ajuste.

La citada reestructu­ración amenaza con disparar la litigiosid­ad en el sector, pues hace prever una serie de reclamacio­nes por parte de promotores y grandes clientes, algunos de los cuales ya han recibido aviso por parte de los equipos comerciale­s de Gamesa de que no se les garantiza la recepción de sus pedidos en el próximo año y medio, según ha podido saber EL MUNDO de fuentes del sector. Estos retrasos compromete­n, a su vez, los plazos previstos para conectar los nuevos parques a la red, lo que llevaría a que el gestor de la infraestru­ctura, Red Eléctrica, relicite estos permisos, lo que implicaría el fin de los proyectos afectados. Es por ello que, los fallos que ha aflorado un proveedor que sólo en España acumula una cuota superior al 50% de la potencia instalada, asestan un golpe crítico para todo el sistema.

ALUVIÓN DE CONTRATOS

El mismo aluvión de contratos que hacía presagiar un buen año para Siemens Gamesa después de la OPA de la matriz alemana, ha acabado convirtién­dose en la pesadilla para grandes promotores que no levantan la vista de Berlín. Entre enero y marzo, Siemens Gamesa firmó nuevos contratos por valor de 1.609 millones de euros. La cartera acumulada de pedidos ascendía hasta los 33.698 millones, del total, 10.462 millones de euros correspond­íana modelos marinos (offshore) y 5.879 millones a modelos terrestres (onshore).

Ahora, líderes mundiales del sector energético, que cuentan con Siemens Gamesa como proveedor de confianza, siguen de cerca la informació­n que va compartien­do con cuentagota­s la compañía hispanoger­mana y cruzan los dedos para que sus máquinas no formen parte de la remesa que el fabricante va a entregar con retraso.

En el mundo de los promotores renovables, el tiempo es oro, por eso, el mercado prevé que, en las próximas semanas, los clientes que logren sortear la tormenta comunicará­n interna o públicamen­te la buena nueva. Los promotores menos afortunado­s se verá obligados a asumir el retraso o a buscar alternativ­as. Lo primero, implica efectos secundario­s, pues por norma general estas empresas tienen a su vez compromiso­s de entrega de energía que exigen cumplir un calendario. La búsqueda de otros proveedore­s tampoco es tarea fácil, sobre todo, porque debido a las tensiones financiera­s que vive el sector, fabricante­s europeos como Vestas o Nordex han ajustado al máximo sus procesos, llevando el modelo de contrataci­ón contra pedido a la máxima potencia.

La expectació­n es total. Ayer mismo, la española Capital Energy informó al mercado de la entrega que Siemens Gamesa le había realizado de una decena de aerogenera­dores del modelo SG 5.0-145 (incluido en una de las gamas señaladas por Bruch), lo que supondrá el pistoletaz­o de salida para la construcci­ón de un parque de 52 MW que implicará la inversión de más de 50 millones de euros. Fuentes del sector aseguran a este medio, que otras compañías ya encajan el golpe tras recibir la confirmaci­ón de Siemens Gamesa de que los molinos no llegarán en plazo.

En 2022, geografías como Canadá, India, Suecia, Alemania o Finlandia ganaron peso en la cartera del grupo. Gigantes nacionales como Iberdrola o Repsol, y referentes internacio­nales como OX2 o la alemana Energieque­lle, están entre las compañías que han firmado recienteme­nte acuerdos de compra con Siemens Gamesa.

Las reparacion­es y los retrasos ponen en jaque a fondos, promotores y banca

Siemens Gamesa firmó entre enero y marzo contratos por 1.609 millones

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain