El Mundo Madrid Int

Italia suspira de alivio

Un sufrido empate ante Ucrania la lleva a la Eurocopa sin pasar por la repesca

- INMA LIDÓN

Un profundo suspiro de alivio se exhaló desde Turín hasta Catania. Italia estará en la Eurocopa de Alemania sin tener que pasar por una estresante repesca. Extraño era ya ver a los vigentes campeones sufriendo en un grupo en el que Inglaterra se despegó, pero donde les costó deshacerse de Ucrania, Malta y Macedonia del Norte, el ogro que les dejó sin el Mundial de Qatar en una repesca. Esa es la losa que arrastran los italianos que, pese a sus cuatro Copas del Mundo, las últimas dos las han visto por la tele. Desde 1958 no les ocurría algo así. Perderse también la cita europea hubiera sido una catástrofe.

Ucrania saltó campo con los jugadores envueltos en su bandera nacional y la grada del BayArena de Leverkusse­n entregada. Dio el primer susto a Italia con un potente disparo de Tsygankov que atrapó Donnarumma. Suficiente para recordarle­s a los azurri dónde estaban y qué se jugaban. Despertó Chiesa para convertirs­e en la pesadilla de una defensa que trataba de ser seria y resistir. Engatilló una asistencia de Zaniolo desde el segundo palo, pero la pelota se le fue por encima del larguero. No podía mantener su acoso el equipo de Spalletti porque de cada robo ucraniano nacía una ocasión. Tuvo que aparecer la mano de Donnarumma para desviar el golpeo de Sudakov.

El duelo era de ida y vuelta, aunque si el juego pasaba por Chiesa se electrizab­a. Probó Barella desde la frontal y el cancerbero Trubin evitó que Di Marco marcara en una jugada hilvanada, cómo no, por Chiesa.

El paso por el vestuario animó a los ucranianos, que se sacudieron el dominio y, con poco que perder, se lanzaron. A bocajarro volvió a salvar Donnarumma el fallo de su defensa que a punto estuvo de aprovechar Mudryck. Hasta un penalti le pidieron los eslavos a Gil Manzano en el 90, pero Italia se sostuvo. Respiró, como también lo hizo la República Checa con su victoria 3-0 ante Moldavia que la mete directa en la Euro, donde también estará la Eslovenia de Jan Oblak tras ganar 2-1 ante Kazajistán.

La plaza directa que queda la quiere Croacia y se la jugará hoy contra Armenia. Necesita el equipo de Modric mantener los dos puntos de ventaja que tiene sobre Gales,

que cierra esta clasificac­ión recibiendo a Turquía, con el billete para Alemania en el bolsillo.

Los deberes los han hecho ya 19 seleccione­s que se sumarán a la anfitriona y esperan a Croacia o a Gales. Son España, Escocia, Francia, Países Bajos, Inglaterra, Turquía, Albania, Bélgica, Austria, Hungría, Serbia, Dinamarca, Rumanía, Suiza, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, Italia y la República Checa. A otras tres les costará un esfuerzo extra llegar a la máxima competició­n europea de seleccione­s.

Tendrán que hacerlo vía repesca con un playoff que se diputará entre el 21 y el 26 de marzo. En el sorteo de este jueves, doce seleccione­s se dividirán en tres grupos de cuatro equipos que disputarán dos semifinale­s y una final. Los tres ganadores completará­n los 24 clasificad­os. Por este calvario tendrán que pasar algunas con pedigrí como Polonia o Grecia además de Georgia, Bosnia, Israel, Kazajistán, Finlandia, Luxemburgo, Islandia, Estonia, Ucrania y Gales o Croacia.

 ?? L. KUEGELER / AFP ?? Chiesa, ayer, en un momento del partido ante Ucrania.
L. KUEGELER / AFP Chiesa, ayer, en un momento del partido ante Ucrania.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain