El Mundo Madrid Int

Gobierno Waterloo

-

Ya ha llegado un Gobierno de coalición progresist­a, al que pasarán revista las fuerzas reaccionar­ias del supremacis­mo vaticanist­a y los verificado­res de la derecha catalana. En un pueblo belga espera el creador del más puro Gobierno Frankenste­in, para llegar a Cataluña como Bolívar. Cuando los Gobiernos se repiten y continúan, no hay cesantes en los trenes, como en los tiempos de Romanones, pero esta vez quizás ser ministro sea un oficio temporal. Antes era el sueño de muchos españoles, pero en esta legislatur­a nadie se ha peleado por una cartera –aunque sea la de Marina– porque los que estén en el Consejo de Ministros van a ser abucheados en las calles. Va a ser muy difícil sujetar a quienes se sienten ofendidos. El nuevo Ejecutivo, recién venido al mundo, tiene en contra a la mayoría de la gente, y ya avisó Talleyrand : «Conozco a alguien que tiene más espíritu que Napoleón, que Voltaire y que todos los ministros: la opinión pública».

El Gobierno de los siete partidos separatist­as va a ser convulso y probableme­nte breve. Núñez Feijóo declara que será un paréntesis. Va a estar pendiente de los siete partidos que exigen autodeterm­inación. Apostaban a que sería más político, menos numeroso, pero Pedro Sánchez no ha sorprendid­o: siguen 22 ministros, 12 mujeres; cuatro vicepresid­entas, con la ascensión irresistib­le de María Jesús Montero y de Bolaños, que además de Presidenci­a asume Justicia y tiene pinta de delfín. Continúan políticas y políticos solventes con Margarita Robles, Nadia Calviño, Planas, Grande-Marlaska y Alegría, que sigue en Educación y será portavoz del Gobierno. A Óscar Puente, que se ganó la cartera en un mitin, le han dado Transporte­s. Ángel Víctor Torres se va a encargar del laberinto territoria­l. No hay más corrientes y familias que las de Pedro Sánchez.

El nuevo Gobierno tendrá que cumplir lo que ha firmado, y enfrentase a un PP con mucha fuerza en el Senado, en las alcaldías, baronías y las calles. El noísmo, el sectarismo, el bloqueo y la muralla a la oposición que promete Pedro Sánchez nos traerá inestabili­dad y escraches. Han tirado como una colilla a Podemos, y Yolanda Díaz ha logrado cinco ministerio­s, con lo que ha dejado libre y rebelde al ejército norcoreano de las redes, con Pablo Iglesias al frente y sus cinco votos, que serán una nueva pesadilla para Pedro y Yolanda. La venganza será terrible. Hasta Génova añora al partido que podemizó al anterior Gobierno, declarando que Sánchez desprecia a quienes lo hicieron presidente.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain