El Mundo Madrid Int

Fondos europeos «en riesgo»

- VÍCTOR MONDELO ANÁLISIS

El PP Europeo advierte a Sánchez desde Barcelona que su «ataque al Estado de Derecho» con la amnistía podría «bloquear» la llegada de los fondos Feijóo pide a la UE «no normalizar» lo que ocurre en España

Contundent­e advertenci­a del Partido Popular Europeo (PPE) al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante la cercana aprobación de la Ley de Amnistía para anular las penas y las investigac­iones contra los independen­tistas catalanes, incluidas las relacionad­as con delitos de corrupción y terrorismo.

El vicepresid­ente de los populares en el Parlamento Europeo, Siegfried Muresan, avisó ayer desde Barcelona al presidente del Gobierno de que «corre el riesgo de bloquear los fondos europeos» porque su «ataque al Estado de Derecho» es también un «ataque a las normas europeas».

«No queremos que esto ocurra, pero la Ley de Amnistía es un ataque y un riesgo clarísimo», añadió el también eurodiputa­do rumano, quien constató la existencia de «una mayoría parlamenta­ria [la que el PSOE forma con Sumar y las fuerzas independen­tistas catalanas y vascas] que cree que puede hacer lo que le plazca sin respetar las normas del juego democrátic­o».

Muresan defendió que «España necesita un presidente que tenga la confianza de Europa y que Pedro Sánchez la ha perdido y no la va a recuperar nunca jamás». «Necesita un presidente que resuelva problemas, no que los genere», abundó, para después llamar a la reacción de la ciudadanía española ante la aprobación de la medida de gracia para los secesionis­tas: «Decid alto y claro que no aceptáis el ataque al Estado de Derecho. Creo que ganará el Estado de Derecho, que ganará España y os pido que vosotros también lo creáis conmigo».

El posicionam­iento de Siegfried Muresan tuvo lugar en el marco de una conferenci­a del PPE celebrada ayer en la capital catalana para apoyar la recuperaci­ón económica y censurar la estrategia política del Gobierno español con la amnistía.

En el foro participar­on, también, el ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Antonio Tajani, y líder del

Partido Popular Europeo en la Eurocámara, Manfred Weber.

Weber acusó a Pedro Sánchez de «mentir al pueblo español por no decir antes de las elecciones que iba a conceder una amnistía» para personas vinculadas a «corrupción, violencia y terrorismo».

Ya el pasado miércoles, en un debate monográfic­o sobre la ley de amnistía forzado por el PP y Ciudadanos, la Comisión Europea avisó oficialmen­te al Gobierno de España de que estudiará si la amnistía es legal «con detenimien­to, independen­cia y objetivida­d». Pero el PP no se conforma y sigue buscando un respaldo sin fisuras de la UE a su lucha contra la amnistía.

Ello llevó al presidente de los populares españoles, Alberto Núñez Feijóo, a insistir en que «no se puede normalizar en España lo que no se admite en otros estados miembros». del parlamento rumano, Livlu Dragnea, acusado de malversaci­ón de fondos públicos. Y también a la que estaba considerad­a como marioneta de Dragnea, la primera ministra también socialista Viorica Dancila.

El holandés, que ya había advertido en declaracio­nes públicas al igual que el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, no se anduvo con rodeos ante las normas de urgencia que quería aprobar el Gobierno que permitían amnistiar a, entre otros, el hombre fuerte del partido, e incluso investigar a los jueces. «Estas medidas son un riesgo de crear de facto impunidad para delitos incluidos los de corrupción, cuando Rumanía, Feijóo sostuvo que «las democracia­s europeas cometerían un error si vieran el problema de la amnistía como una cuestión doméstica», pues consideró que debería existir un interés europeo en evitar una medida que supone «la quiebra de la seguridad jurídica, el acoso a los jueces y el establecim­iento de reglas arbitraria­s que conducen a la inestabili­dad económica y social». «Y esa inestabili­dad será la del conjunto de Europa», auguró para tratar de implicar a la Unión. Una Europa que, zanjó Núñez Feijóo, «se fundamenta en el imperio de la ley, no en su burla, y se edifica sobre la superación de los nacionalis­mos insolidari­os».

como cualquier otro Estado miembro, tiene la obligación de garantizar que su sistema judicial es eficaz al perseguir delitos graves». Bucarest intentaba el perdón –como en el caso catalán– de delitos de malversaci­ón de fondos públicos, pero Timmermans recordó que estaba en juego «la protección efectiva de los intereses financiero­s de la Unión Europea».

A la vista de este peligro, el PSOE ha excluido expresamen­te de la amnistía los desvíos de fondos europeos y sólo perdona cuando se trata de dinero de los contribuye­ntes españoles, pero es dudoso que esa cautela baste. «El caso de Rumanía es menor comparado con el alcance y los efectos de

También la vicepresid­enta del Partido Popular Europeo en la Eurocámara, la española Dolors Montserrat, interpeló a Europa para que escuche «la preocupaci­ón de las calles, de los jueces y fiscales de todas las organizaci­ones y de las asociacion­es empresaria­les también españolas contra un pacto de lawfare que acaba con la independen­cia judicial, con la separación de poderes y con el estado de derecho en España». Así se refería Montserrat no sólo a la ley de amnistía que ya avanza en su tramitació­n en el Congreso, sino al pacto de investidur­a entre el PSOE y Junts, que da por buena la existencia de una persecució­n judicial orquestada contra los independen­tistas catalanes, y establece las comisiones de investigac­ión del Congreso como medios para señalar a los magistrado­s y ampliar el número de beneficiar­ios de la medida de gracia a hechos que ni siquiera guardan relación directa con el proceso separatist­a.

la amnistía y no creo que la UE vaya a ser menos enérgica en el caso de España», afirma a este diario Javier Zarzalejos, el eurodiputa­do del PP promotor –junto al presidente del Partido Popular Europeo, Manfred Weber– de una enmienda a la nueva directiva anticorrup­ción para prohibir las amnistías a malversado­res. El ponente negociador en nombre de este partido, el portugués Nuno Melo, ya declaró a EL MUNDO que la enmienda se basa precisamen­te en este precedente rumano. «Se equivocan los que creen que este asunto no tiene recorrido en la UE», afirma Zarzajelos.

En la misiva de Timmermans las coincidenc­ias son múltiples, porque también afeó al Gobierno rumano que intentara aprobar la amnistía sin «consulta pública» ni informes de organismos relevantes. También protestó porque el Gobierno rumano intentaba al tiempo suavizar el castigo a este tipo de delitos acortando el período de prescripci­ón y de cárcel. También en el caso del líder socialista que buscaba la amnistía no se beneficiab­a él mismo, sino el partido, como en la reciente rebaja del delito de malversaci­ón aprobada en la pasada legislatur­a por el PSOE.

Timmermans concluyó su dura carta con la amenaza de que «como guardián de los Tratados» estaba dispuesto a activar el artículo 258 y lanzar un dictamen contra Rumanía por violación del Estado de Derecho así que ofrecía arreglarlo «con un constructi­vo diálogo». Finalmente, no fue necesario. La amnistía no llegó a producirse y Dragnea entró semanas después en prisión.

La CE ya alertó de que vigilará la amnistía «con detenimien­to»

 ?? ??
 ?? ?? enviada Timmermans
Carta de Frans 2019. 10 de mayo de al Gobierno el
enviada Timmermans Carta de Frans 2019. 10 de mayo de al Gobierno el
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain