El Mundo Madrid Int

Un «conflicto institucio­nal» que frene la amnistía

Vox solicita informes del CGPJ y busca el choque entre el Congreso y el Senado

- VICENTE COLL

«Tenemos que hacer todo lo posible». Una vez pasada la investidur­a, Vox concentra su presión en el Senado como «dique de contención» que evite el avance de la amnistía pactada por Pedro Sánchez con el independen­tismo. Los de Santiago Abascal apremian al Partido Popular para que desista en su empeño por dilatar el recorrido parlamenta­rio de la norma y aproveche su mayoría en la Cámara Alta para oponerse directamen­te a su tramitació­n como prueba inequívoca de su inconstitu­cionalidad.

Es esta la piedra angular de la estrategia jurídica de Vox en estos momentos. Fuentes de la formación aseguran que el objetivo es desencaden­ar una situación sin precedente­s: que la negativa de la Mesa del Senado a tramitar la amnistía abra un «conflicto institucio­nal» entre el Congreso y el Senado que bloquee el avance de la ley y «adelante» la intervenci­ón del Tribunal Constituci­onal, que en este caso debería –en base al artículo 2.1.d de la ley orgánica que lo regula– pronunciar­se sobre la capacidad de la Cámara Alta para tomar esta decisión y no todavía sobre el fondo de la cuestión, que es la constituci­onalidad del texto.

Vox va preparando el terreno para ambas opciones. En las últimas horas el partido ha solicitado tanto a la Mesa del Congreso como a la del Senado que pida al CGPJ sendos dictámenes sobre el borrador de la ley de amnistía. En el Senado, además, ha reclamado un informe sobre la norma al letrado mayor del Senado, después de que su homólogo en el Congreso consideras­e que no se detectaba una «palmaria inconstitu­cionalidad» en el texto. Peticiones todas ellas que complement­an a la amenaza de querella que Vox mantiene sobre aquellos miembros de la Mesa de ambas cámaras que den el visto bueno a la tramitació­n de la ley de amnistía.

La operación no es sencilla, pero Vox se ampara en que las mesas del Congreso y el Senado, más allá de aspectos técnicos, deben garantizar la constituci­onalidad de la iniciativa­s que llegan al plano parlamenta­rio para dar luz verde a su tramitació­n. En casos anteriores los letrados advirtiero­n a la Mesa de la inconstitu­cionalidad de las proposicio­nes registrada­s en el Congreso.

En Bambú consideran que el plan de Génova –retrasar la tramitació­n de la norma en el Senado gracias a la modificaci­ón del reglamento de la cámara– sólo servirá para «dilatar la agonía» y «entra en el juego» de La Moncloa, que busca ahora abrir un debate profundo acerca de la constituci­onalidad o no de la amnistía, cuando «no hay duda alguna» de que excede los límites de la Constituci­ón, claman en Vox. De ahí la necesidad de aplacar «desde el minuto uno» la norma desde el punto de vista institucio­nal al descartar su tramitació­n, que no es lo mismo que vetarla, remarcan estas mismas fuentes.

Pero en el PP no parecen asumir esta estrategia en la Cámara Alta. Lo más probable es que la formación admita a trámite la ley, la dilate gracias al nuevo reglamento del Senado y luego trate de tumbarla por to

das las vías posibles. Una hoja de ruta insuficien­te para los de Abascal: «Hay motivos jurídicos suficiente­s», dicen, para no tramitar la amnistía en el Senado en los próximos días.

Vox tilda de «constantes y permanente­s» las conversaci­ones con los populares en las últimas semanas. En especial en segundos niveles, entre las cúpulas de ambos partidos

tanto en el Congreso como en el Senado. A pesar de todo, los caminos de ambas formacione­s parecen seguir muy distanciad­os. «No entendemos nada, el pueblo español no entiende nada», lamentaba ayer el secretario general de Vox, Ignacio Garriga, sobre la hoja de ruta contra la amnistía de Alberto Núñez Feijóo, al que pidió que «no se deje engañar»

por un PSOE que vuelve a emplear la bandera de España en sus actos pocos días después de consumar sus pactos con formacione­s como ERC, Junts o EH Bildu para lograr los apoyos necesarios para su investidur­a. «Vox hará todo lo que esté en su mano para que no quede ni una acción sin revertir», prometió el número dos del partido.

 ?? GEMA GARCÍA / EFE ?? El secretario general de Vox, Ignacio Garriga, ayer durante una rueda de prensa en la sede.
GEMA GARCÍA / EFE El secretario general de Vox, Ignacio Garriga, ayer durante una rueda de prensa en la sede.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain