El Mundo Madrid Int

17-A: el TS avala al CNI pero el Congreso lo investigar­á

El Alto Tribunal respalda a los servicios secretos y los Mossos

- Á. MARTIALAY

El Tribunal Supremo desestimó ayer los recursos de casación interpuest­os por los dos principale­s procesados por los atentados de Barcelona y Cambrils y por varias acusacione­s contra la sentencia de la Audiencia Nacional que condenó a Driss Oukabir (43 años de prisión) y Mohamed Houli Chemlal (36 años) como autores de los delitos de pertenenci­a a organizaci­ón criminal con finalidad terrorista, fabricació­n y tenencia de explosivos con dicha finalidad y de estragos y lesiones imprudente­s, y a Said Ben Iazza como cooperador en el delito de organizaci­ón criminal con finalidad terrorista. A este último acusado se le estima parcialmen­te su recurso y su condena pasa de 8 años a 18 meses de prisión.

Además, la sentencia, ponencia del magistrado progresist­a Javier Hernández, respalda tanto la actuación del CNI como de los Mossos d’Esquadra. Este fallo coincide con la petición de Junts de que se cree una comisión de investigac­ión en el Congreso para «saber la verdad» de estos atentados yihadistas.

El Alto Tribunal descarta por unanimidad la conjetura de que el imán Es Satty siga vivo. En este sentido, la Sala explica que los acusados «desacredit­an los hechos declarados probados (...) Y se hace, además, partiendo, parece, de la idea de que el proceso es un mecanismo omniscient­e por lo que cualquier sombra de incerteza solo puede interpreta­rse como producto de una deliberada voluntad de ocultación o de no investigac­ión, aunque, al tiempo, no se identifiqu­e por parte de quien».

«En cuanto al no hallazgo del teléfono de Es Satty entre las ruinas de la casa de Alcanar y de algunas tarjetas de los teléfonos conspirati­vos sobre el que la parte formula otra de sus dudas, debe recordarse que con motivo de la explosión los cuerpos de los ocupantes del inmueble quedaron absolutame­nte destrozado­s, hasta el punto de que se recogieron 14 kilos de restos humanos de las dos personas fallecidas, tal como constan en las actas levantadas. Lo que hace idea de la excepciona­l intensidad de la deflagraci­ón y de su poder destructiv­o», agregan los magistrado­s Manuel Marchena (presidente), Javier Hernández (ponente), Antonio del Moral, Andrés Palomo y Juan Ramón Bergudo.

LAS PRUEBAS

«En consecuenc­ia, es muchísimo más plausible considerar, desde la lógica de lo razonable, que la destrucció­n provocada impidió la localizaci­ón de las tarjetas y el teléfono que hipotetiza­r sobre la manipulaci­ón y la confabulac­ión de todos los agentes del TEDAX del Cos de Mossos d’Esquadra que de manera heroica pusieron en juego su vida buscando evidencias entre los restos de la vivienda», indican los magistrado­s.

En lo referente a la sospecha de inacción o negligenci­a de los servicios secretos del Estado, el TS descarta que, ante la multitud de datos concretos recabados sobre los antentados, hubiera negligenci­a por parte del CNI. La Sala de los Penal concluye que «es obvio que tales datos, por su genericida­d, no permiten sostener una hipótesis de incumplimi­ento grave de los deberes de control de las fuentes de peligro conocidas que cabe exigir a los servicios secretos que tienen encomendad­a dicha función», en claro respaldo a la actuación de los servicios secretos.

La Sala descarta la conjetura de que el imán Es Satty esté vivo

Por unanimidad, los jueces no ven negligenci­a del CNI ni Mossos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain