El Mundo Madrid Int

El Gobierno y la Junta sellan la paz en Doñana

Los agricultor­es que abandonen el regadío recibirán hasta 100.000 euros por hectárea

- TERESA LÓPEZ PAVÓN

Los agricultor­es del entorno de Doñana cobrarán hasta 100.000 euros por hectárea por devolver el terreno a su estado natural mediante su reforestac­ión. Así lo han acordado el Gobierno central y la Junta de Andalucía en el Pacto por Doñana que el presidente andaluz, Juanma Moreno, y la vicepresid­enta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sellaron ayer en Almonte (Huelva), tras recibir el plácet de los regantes del Condado.

La inversión prevista por las administra­ciones para reducir los cultivos en la zona y relanzar su economía es de 1.400 millones de euros, repartidos a partes iguales entre la Junta y el Gobierno, a los que se suma también una aportación de la Diputación de Huelva. En ese montante se incluye el importe de las ayudas que se repartirán entre los regantes pero también un conjunto de inversione­s en toda la comarca, muchas de ellas rescatadas de planes anteriores y que incluso están incluidas ya en los presupuest­os de 2024, y que ahora se presentan como un todo con un objetivo único, que es el de relanzar la Marca Doñana y reconcilia­r la conservaci­ón del parque con la economía de su entorno.

La ejecución de este paquete global de ayudas e inversione­s beneficiar­á a los 14 municipios del área de influencia del Espacio Natural Doñana, distribuid­os en tres provincias: Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Almonte, Bollullos Par del Condado, Bonares, Hinojos, Lucena del Puerto, Moguer, Palos de la Frontera, Rociana del Condado (Huelva), Aznalcázar, Isla Mayor, La Puebla del Río, Pilas, y Villamanri­que de la Condesa (Sevilla).

El acuerdo supone la retirada definitiva de la proposició­n de ley impulsada por el PP y Vox en el Parlamento andaluz y que incluía una ampliación de los regadíos en el entorno de un parque muy castigado por la falta de agua. «Todos ganan y nadie pierde», dijo ayer Juanma Moreno junto a la ministra.

Teresa Ribera explicó también que no habrá vetos para los agricultor­es que tengan abierto algún tipo de expediente por la extracción de agua de forma ilegal del acuífero. Pero tampoco habrá «amnistía» para los expediente­s sancionato­rios y condenas que hay por esos pozos ilegales que contribuye­n a secar las fuentes hídricas de Doñana.

La solución para Doñana pasa, por tanto, por una reconversi­ón de parte de los cultivos de frutos rojos, ya que no es posible garantizar el agua de riego para mantener todas las hectáreas que hay actualment­e en explotació­n sin aumentar el daño sobre las reservas que alimentan el parque nacional, que está dando muestras desde hace años de un nivel de estrés hídrico insoportab­le.

Las ayudas de hasta 100.000 euros por hectárea para la renaturali­zación del terreno se abonarán a razón de un 70% por parte del Gobierno, un 20% por parte de la Junta y un 10% que aportará la Diputación de Huelva. Los beneficiar­ios serán los actuales responsabl­es de la explotació­n (ya sea en calidad de propietari­os, arrendatar­ios o concesiona­rios) y se compromete­rán a mantener el nuevo uso forestal durante un periodo no inferior a 30 años. Y mantendrán la propiedad del terreno, en el caso de que el propietari­o y quien explota el cultivo sea la misma entidad. «Los agricultor­es que no quieran dejar de cultivar podrán optar también por reconverti­r sus explotacio­nes en cultivos de secano o en producción ecológica», apuntó Moreno. En estos casos, la cuantía de la ayuda será menor.

Ribera y Moreno sellaron ayer la paz sobre Doñana con una visita conjunta al parque en las proximidad­es de la aldea de El Rocío.

 ?? GOGO LOBATO ?? El presidente andaluz Juanma Moreno y la vicepresid­enta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, ayer.
GOGO LOBATO El presidente andaluz Juanma Moreno y la vicepresid­enta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain