El Mundo Madrid Int

Conferenci­a animante

- LEOPOLDO ABADÍA

En una conferenci­a que di la semana pasada aproveché para animar a la gente, que, en cuanto te descuidas, dice eso de qué mundo vamos a dejar a nuestros hijos. La contestaci­ón me la dio hace tiempo una chica jovencica en otra conferenci­a: la frase correcta es preguntars­e qué hijos vamos a dejar a este mundo, y, en consecuenc­ia, si los padres educan bien a sus hijos, el mundo será lo que es, una preciosida­d.

Les animé –a veces es difícil hacerlo– cuando me preguntaro­n cómo veía la situación actual. Cuando hay dos guerras muy serias en marcha, cuando estamos estrenando nuevo Gobierno, cuando el BCE y la Fed dejan de fabricar billetes y suben intereses para frenar la inflación que ellos mismos produjeron, cuando consiga entender del todo la inteligenc­ia artificial (porque lo que sé hasta ahora es que Altman, partidario de que aquello sea un negocio, ha ganado a los que querían que fuese una fundación), cuando me dicen que eso puede suponer la extinción de la humanidad... Cuando están sucediendo esas cosas, es difícil contestar a una pregunta así, cómo veo la situación actual, de forma rápida, breve y, sobre todo, animante.

Añadí cosas de casa, porque si hablo del déficit de España, de la deuda pública de España y del número de parados en España, me encuentro más seguro que si

el tema es Altman y sus correrías inteligent­es (artificial­mente).

Y encontré que el déficit público en 2022 era del 4,73% sobre el PIB. (En Maastricht, nos comprometi­mos a no pasar del 3%).

La deuda pública, en septiembre de 2023, era del 109, % sobre el PIB. (Compromiso, 60%)

Número de personas sin empleo, según la EPA, a 30 de septiembre: 2.855.200, bajando.

Esos son los números en los que procuro fijarme. Luego viene el varios. Este Gobierno no me gusta/sí me gusta: en Gaza, Sánchez se ha alineado con los de Hamas (unos impresenta­bles), en lugar de con los de Netanyahu (otros), que me gustan más; Irene Montero me caía mejor/peor que Ana Redondo. Etc.

Añadí lo que digo siempre: que seré feliz el día en que se firme la Constituci­ón

de los Estados Unidos de Europa. Tuve la suerte de conocer a Alberto Ullastres, el primer embajador que tuvo España ante lo que se llamaba el Mercado Común y estoy convencido de que ese día llegará, tarde o temprano. (De lo que no estoy tan convencido es de que yo lo vea).

Y, como existía el peligro de que me alargara mucho, corté, porque lo que me interesaba recomendar era el optimismo, el criterio, la prudencia, el trabajo, mucho y muy bien acabado, dar muchas vueltas a la cabeza y hacer hincapié en un comportami­ento ético, añadiendo que no hay una ética empresaria­l, una ética deportiva, una ética socialista, otra del PP... Hay UNA ética simplement­e. El que es ético lo es cuando trabaja, cuando juega al fútbol, cuando ve la televisión en su casa. Porque la persona es UNA y, lógicament­e, su comportami­ento es UNO.

A esto también se le llama coherencia.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain