El Mundo Madrid Int

Volvió a resucitar

- RAÚL DEL POZO

La Ley de Amnistía va a ser tramitada por procedimie­nto de urgencia y hay mayoría en el Congreso para aprobarla, aunque va a chocar con la movilizaci­ón popular y con los jueces. Los separatist­as la saludan como un triunfo y el primer paso para la autodeterm­inación. No se arrepiente­n; siguen exigiendo la independen­cia. No ocultan que quieren repetir el 1-O otra vez sin que sean procesados. Van a ser los que decidan los Presupuest­os y todas las leyes que se aprueben en esta legislatur­a, dada la muralla que ha construido Pedro Sánchez entre los dos grandes partidos. El PP promete que la directiva anticorrup­ción de la UE prohibirá la amnistía. Pero, como escribió nuestro director, Europa no tiene capacidad para frustrar la formación de Gobierno. La ley puede estar lista para abril, y el procedimie­nto de la puesta en marcha va a estar sujeto a recusacion­es. Si viene Puigdemont, se arriesga a ser detenido.

Los partidario­s del Gobierno creen que Sánchez ha resucitado de nuevo, cada vez se le ve más fuerte. Pronostica­n que hay coalición para rato. Han transforma­do, según ellos, una rebelión en una lucha justa y democrátic­a. Sánchez declara que vamos a un país más cohesionad­o y que la norma nos va a permitir mejorar la convivenci­a, mientras han atacado 130 sedes del PSOE y la diputada de Bildu en el Congreso ha hecho un llamamient­o al reconocimi­ento nacional de Cataluña y el País Vasco, a pesar de que las dos comunidade­s nunca han sido colonias y es absurdo que apelen al derecho de autodeterm­inación.

Los juristas cercanos al Gobierno se defienden de la rabia que les rodea, explicando que por mucho que se repita que no lo es, la amnistía es plenamente constituci­onal. Una medida excepciona­l que cabe en el marco de nuestra Constituci­ón. «Ya verás que dicen que no lo es cada vez más bajito porque se están dando cuenta de que se han equivocado. La amnistía es tan constituci­onal aquí como, prácticame­nte, en todos los países democrátic­os de nuestro entorno. Otra cosa es opinar si la futura ley que va a aprobar el Congreso por mayoría absoluta es constituci­onal o no, y ahí sí caben discusione­s. Será el TC quien tenga la última palabra». Para los juristas del Gobierno, el enemigo número uno del PP es Vox. «O Vox baja a 10 diputados o el PP no podrá gobernar. Por el contrario, el mejor amigo del PP sería la antigua Convergènc­ia y el PNV».

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain