El Mundo Madrid Int

La crisis en Gaza no puede rebajar el apoyo a Ucrania

-

LA CRISIS en Gaza no puede desviar el foco de Occidente sobre Ucrania, una guerra existencia­l en la que Europa se juega su propia seguridad y la defensa de su modelo democrátic­o, basado en los valores del humanismo liberal y el respeto al Estado de Derecho. La OTAN subrayó ayer la importanci­a de ese compromiso cerrando filas con Kiev pese al profundo desgaste que acusan los aliados debido al enquistami­ento de un conflicto que dura ya 21 meses, y debido también a la crisis en Oriente Próximo, que está drenando cada vez más esfuerzos diplomátic­os. Con todo, la Alianza Atlántica ha lanzado un mensaje de firmeza para disipar el temor a que el cansancio de sus miembros, en especial de EEUU, acabe forzando una paz con Rusia a cualquier precio.

La Administra­ción de Joe Biden –sumida en una compleja ofensiva política para desescalar la tensión en

Oriente Próximo– apuntaló su compromiso ucraniano enviando a Bruselas al jefe de la diplomacia, Antony Blinken, que viajó a la capital belga para reunirse con los cancillere­s de la OTAN. EEUU muestra de esta forma la solidez de su alianza con el Gobierno de Volodimir Zelenski de cara a unos meses de invierno en los que relanzará su ofensiva y en los que Vladimir Putin apostará por eternizar el conflicto a la espera de un giro en Washington si Donald Trump gana las elecciones.

El viaje de Blinken, que hoy visita Macedonia para asistir a la cumbre de la Osce, posee un gran simbolismo en medio de la campaña para las presidenci­ales y cuando Biden batalla por lograr que sus rivales republican­os aprueben en el Congreso otro paquete de 61.000 millones de ayuda militar a Ucrania. La iniciativa del Gobierno estadounid­ense se ha visto lastrada por la crisis de Gaza, que ha abierto una brecha no sólo con la oposición, sino en el propio Partido Demócrata, fracturado entre quienes defienden un apoyo sin matices al aliado israelí tras el ataque de Hamas y un ala izquierdis­ta que pide contención para proteger a los civiles palestinos. La dimensión de la crisis en la Franja había suscitado inquietud sobre la capacidad estadounid­ense para sostener el nivel de ayuda a la seguridad que ha brindado a Ucrania desde la invasión de febrero de 2022, que asciende a unos 40.000 millones de dólares.

Europa acusa también ese cansancio, que está

El compromiso de la OTAN refuerza la relevancia de una guerra en la que Occidente se juega su modelo democrátic­o

siendo rentabiliz­ado por un preocupant­e eje eurófobo y próximo a Putin al que acaban de incorporar­se los Países Bajos. La victoria del ultraderec­hista Geert Wilders es otra prueba de la creciente integració­n de estas fuerzas antes marginales a los Gobiernos europeos, en una tendencia que está poniendo a prueba la resistenci­a de las costuras institucio­nales de la UE y de los consensos en política exterior. El compromiso con Ucrania es uno de los más importante­s. Nuestro futuro en libertad es lo que está en juego.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain