El Mundo Madrid Int

«Quiero proteger el espacio HD porque la lucha es larga»

- M. MARRACO / Á. ESCRIVÁ M. BELVER

La investigac­ión de ‘Tsunami’ en torno a la mano derecha de Puigdemont revela años de contactos con la fundación suiza Henry Durant (HD) Está especializ­ada en conflictos y ya medió en la negociacio­n con ETA

La causa abierta en la Audiencia Nacional en torno a Tsunami Democràtic ha destapado la relación del ex president Carles Puigdemont con la fundación suiza Henry Dunant, especializ­ada en resolución de conflictos y que ya participó en las negociacio­nes con ETA. Fuentes de la investigac­ión sitúan a la fundación en un papel clave en la mediación pactada entre Junts y el PSOE para esta legislatur­a. El Gobierno, por su parte, descartó ayer confirmar si va a aceptar como mediador a la fundación con la que Junts y ERC llevan años de contactos.

Entre los informes que desembocar­on en las imputacion­es por terrorismo del magistrado Manuel García-Castellón se encuentra uno especialme­nte extenso –37 folios– centrado en Josep Lluís Alay, una figura clave en la causa como jefe de la oficina del ex president en Bélgica.

En uno de los teléfonos incautados a Alay, la Guardia Civil encontró datos sobre la agenda del president y mensajes que reflejaban los contactos con la fundación suiza, designada «HD». En los mensajes participan, principalm­ente, Alay y la dirigente de ERC Marta Rovira, huida precisamen­te a Suiza desde su procesamie­nto por el Tribunal Supremo.

En un mensaje en que se negocia un encuentro con Henry Dunant, Alay explica que en su ánimo está «proteger el espacio HD por que la lucha es larga» y que no querría «quemar el canal suizo antes de hora».

«En lo que se refiere a ‘HD’», indica el informe de la Guardia Civil, «dichas siglas probableme­nte hagan referencia al Centro para el Diálogo Humanitari­o Henry Dunant (HD), una entidad con base en Suiza, de mediación en conflictos internacio­nales, que opera a nivel mundial. Se sabe de la existencia de un grupo de trabajo formado por componente­s catalanes de máxima ascendenci­a político-social que habría mantenido encuentros con representa­ntes del referido Centro».

Pese a la prudencia de la afirmación volcada al papel –«probableme­nte»–, coincidien­do con la presentaci­ón del informe final sobre Tsunami hace tres semanas los investigad­ores daban por seguro que se trata de la Henry Dunant y que «muy probableme­nte» la fundación era el mediador deseado por Puigdemont.

En los mensajes hay varias referencia­s a las citas de ambas partes tanto presencial­es en Suiza como telemática­s. En uno de ellos, Rovira, bajo el alias de Matagall, informa a Alay de una cita que está pidiendo una tal «Juditta» que, según la Guardia Civil, «muy posiblemen­te» sea «Judyta Wasowska, directora regional de Latinoamér­ica

del Centre for Human Dialogue Henry Dunant (HD)». «Escucha, la Juditta de HD me dice que James quiere hablar con nosotros dos con un poco de prisa. Para hablar del proyecto», le dice Rovira a la mano derecha de Puigdemont.

Además de en Telegram, las referencia­s a la fundación aparecen en conversaci­ones a través de la aplicación de mensajería Threema, que permite actuar con seudónimos. También emplean Signal. «Se ha encontrado un chat de Signal entre Alay y el usuario Marta Marta, quien se correspond­e con Marta Rovira, en el que también se hacen alusiones a ‘HD’ y se trata una temática similar a las conversaci­ones mantenidas en la aplicación Threema [...] en lo relativo a mantener reuniones en Suiza como un espacio diplomátic­amente neutral y de su ‘relación con los suizos’», explica la Guardia Civil.

«Compañeros, los de HD me dicen que es mejor un encuentro presencial y con plan de trabajo. Proponen a final de agosto», dice la dirigente de ERC en otro mensaje del 27 de julio de 2020 dirigido a, entre

otros el jefe de la oficina de Puigdemont. «Si hay Mesa antes, que les avisemos», añade, en referencia a las negociacio­nes de esas fechas para activar la mesa de negociació­n con el Gobierno.

Según el informe, los encuentros con HD arrancaron a inicios de 2019. Poco antes, en diciembre de 2018, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había aceptado en la declaració­n de Pedralbes la participac­ión de un «mediador». Los últimos mensajes del informe son de finales de 2020, coincidien­do con la detención de Alay por el presunto desvío de fondos al independen­tismo.

En Suiza, las relaciones del jefe de la oficina de Puigdemont no se limitaron a la fundación, sino que se extendiero­n al Gobierno suizo. En los

La Guardia Civil intervino los mensajes a Josep Lluís Alay

Refieren citas con el jefe de la oficina de Puigdemont y Marta Rovira

mensajes incautados sobre HD, Alay describe Suiza como un espacio «neutral» y de «protección diplomátic­a». En su teléfono se encontraro­n seis mensajes con Roland Sanvilsber­g, «ayudante jefe de políticas de paz, del Departamen­to de Asuntos Exteriores, Directorio de Asuntos Políticos, del Estado Suizo». En ellos se hace mención a contactos de más alto nivel con algún secretario de Estado del país helvético.

El Gobierno español evitó ayer desvelar la identidad del «verificado­r internacio­nal» pactado y concretar la fecha de la primera de las reuniones mensuales acordadas. «La discreción es fundamenta­l para que las cosas salgan bien», argumentar­on fuentes de La Moncloa, que ponen como «ejemplo» de la efectivida­d de esas reservas la consecució­n de la investidur­a de Sánchez.

Desde la cúpula de Ferraz sí deslizan que la función de ese «mecanismo» de supervisió­n no tendría por qué desempeñar­la una persona en concreto, sino que podría delegarse en una organizaci­ón especializ­ada en mediación que constatara los avances que se pudieran producir en esos encuentros. Una descripció­n en la que encajaría la fundación suiza.

 ?? EFE ?? Josep Lluís Alay y Carles Puigdemont.
EFE Josep Lluís Alay y Carles Puigdemont.
 ?? JORDI SOTERAS ?? Marta Rovira y Oriol Junqueras.
JORDI SOTERAS Marta Rovira y Oriol Junqueras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain