El Mundo Madrid Int

Madrid y Londres vuelven a hablar sobre Gibraltar

El uso conjunto del aeropuerto y los controles aún frenan el acuerdo del Peñón

- PABLO R. SUANZES

El Gobierno español y el británico recuperaro­n ayer las conversaci­ones sobre Gibraltar intentando aproximar posiciones para un acuerdo que sirva para garantizar «una zona de prosperida­d» tras la salida de Reino Unido de la UE y la firma de un acuerdo comercial entre toda la UE y Londres, que no cubre al Peñón mientras no haya un acuerdo bilateral con Madrid. José Manuel Albares y el nuevo titular británico, David Cameron, hablaron por teléfono el lunes y se vieron ayer en los márgenes de la reunión ministeria­l de la OTAN. Un encuentro para dar un «impulso político», sin ninguna negociació­n concreta, sin papeles encima de la mesa y sin atreverse nadie a decir cuándo se podría rubricar. Fue una breve charla que busca reactivar las negociacio­nes, que llevan tiempo encalladas por dos asuntos: el uso conjunto del Aeropuerto y qué funcionari­os tienen que hacer controles de seguridad, si los españoles o miembros de Frontex, como prefieren los ingleses.

Las posiciones todavía están distantes. España puso sobre la mesa puntuales, la mayor parte está acordado. Es un mantra pero nada está acordado hasta que todo lo está, porque lo que está encima de la mesa es un acuerdo global, de todos los aspectos de la vida cotidiana de Gibraltar y el Campo de Gibraltar para que haya una zona de prosperida­d compartida», dijo Albares. «Se trata de encontrar fórmulas eficaces para ese objetivo que todos queremos», reiteró, sin aportar un «horizonte temporal».

En Londres son más escépticos. Coinciden en los avances, y han celebrado que no haya cambios de calado, algo que temían ante un posible cambio de Gobierno, liderado por el PP y con Vox en el Consejo de Ministros, puesto que la posición sobre el Peñón hubiera sido diferente y el entendimie­nto mucho más complicado. Pero dicho eso, y tras el parón desde verano, destacan que las diferencia­s son importante­s. «On est nulle part», dicen fuentes diplomátic­as en una frase también recurrente en Bruselas. No tan cerca como se debería, aseguran, por las «obsesiones» españolas.

«Hay una parte que debe cerrarse con la Comisión y vamos a tener elecciones en junio para el Parlamento Europeo y poco después una nueva Comisión… un punto final, por tanto, debería ser el arranque de la campaña. Pero sinceramen­te confío en que dado que tratamos aspectos muy precisos y puntuales podamos llegar a un punto definitivo y global antes», zanjó Albares.

 ?? E.M. ?? José Manuel Albares y David Cameron, ayer, en Bruselas.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantuvo ayer una conversaci­ón con el jefe de Gobierno marroquí, Aziz Akhannouch, con el que acordó «explorar las nuevas oportunida­des que ofrece esta relación renovada» de «amistad» entre ambos países.
En la conversaci­ón, según ha trascendid­o, no se abordó la reunión que aún tiene pendiente Sánchez con el rey de Marruecos, Mohamed VI, que no acudió a la última cumbre hispano-marroquí.
E.M. José Manuel Albares y David Cameron, ayer, en Bruselas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantuvo ayer una conversaci­ón con el jefe de Gobierno marroquí, Aziz Akhannouch, con el que acordó «explorar las nuevas oportunida­des que ofrece esta relación renovada» de «amistad» entre ambos países. En la conversaci­ón, según ha trascendid­o, no se abordó la reunión que aún tiene pendiente Sánchez con el rey de Marruecos, Mohamed VI, que no acudió a la última cumbre hispano-marroquí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain