El Mundo Madrid Int

El Barça vuelve a octavos

Tras dos campañas ausente de los cruces, gana con tantos de los ‘Joaos’

-

2-1. Un triunfo sufrido en extremo que les permite sellar su tan deseado pase a los octavos de final de la Champions y, casi con toda seguridad, asegurarse también el primer puesto de su grupo.

El Barça saltó al terreno de juego hecho un manojo de nervios. El triunfo del Shakhtar ante el Amberes obligaba más que nunca a sellar la victoria y, por mucho que Xavi acumulara talento en la medular y arriesgara con una defensa de tres, con Cancelo ejerciendo como extremo izquierdo, los azulrgana no lograban salir con claridad desde la zaga ni llevar auténtico peligro al área del Oporto, descontand­o algún que otro balonazo.

El conjunto portugués olió la sangre. Por eso, sin prisa, apostó por incomodar a los locales y esperar, agazapado, su oportunida­d. A la primera, vio como su tanto era invalidado por fuera de juego. A la segunda, en cambio, logró su objetivo, aprovechan­do, para ello, un nuevo desajuste en tareas defensivas de los barcelonis­tas

Pepé, cuando el duelo se disponía a cumplir su primera media hora de juego, cazó un rechace de Iñaki Peña para anotar el 0-1 y lanzar un jarro de agua helada sobre el Barça. Pero, tal y como admite Xavi, la urgencia espolea la reacción de los suyos. Y Cancelo, segurament­e el más insistente de los atacantes barcelonis­tas, se encargó de poner la igualada en el luminoso casi después del saque de centro. El portugués, con una brillante acción personal tras asistencia de Pedri y deshacerse del intento de dos defensores por frenar su avance, estrelló al fin el balón en la red. El 1-1 reanimó a los locales. Tanto, que aumentaron su acoso a la meta rival y a punto estuvieron de llevarse un 2-1 al descanso. En justicia, también podría haber caído el 1-2. El portero azulgrana, con una plástica intervenci­ón a remate de Varela, se encargó de evitarlo.

Los azulgrana, de nuevo, saltaron al terreno de juego mucho más enchufados tras el descanso. Joao Félix, nada más arrancar la segunda parte, envió un primer aviso al travesaño y, casi acto seguido, tuvo la oportunida­d de poner por delante a los suyos tras asistencia de Cancelo. El Oporto, no obstante, lejos de amilanarse, también tuvo una clara opción para echar sal en las heridas barcelonis­tas en una acción en la que Araujo, quién si no, se jugó el todo por el todo para evitar que el balón fuera entre palos e, incluso, rascó una falta a favor de los suyos.

A la tercera, en cambio, sí llegó la vencida para el ex rojiblanco. Con Cancelo, cómo no, como asistente. Joao Félix, con ese tanto, además, exorcizó unos demonios que le venían persiguien­do desde septiembre. El 2-1, por supuesto, serenó al Barça. Tanto, que empezó a rondar el tercero de la velada con tanta insistenci­a como poca puntería para acabar sumando su tan ansiada victoria y el regreso a octavos de final tras dos temporadas ausente.

 ?? JOAN MONFORT / AP ?? Joao Félix muestra el escudo del Barcelona tras marcar el segundo gol de su equipo, ayer, ante el Oporto, en Montjuïc.
JOAN MONFORT / AP Joao Félix muestra el escudo del Barcelona tras marcar el segundo gol de su equipo, ayer, ante el Oporto, en Montjuïc.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain