El Mundo Madrid Int

DISFRUTAR Y NOOR, NUEVOS TRES ESTRELLAS MICHELIN

Gala.

- Por Amaya García

Venta Moncalvill­o es el único nuevo biestrella­do. El sumiller Marcos Granda suma otras dos estrellas a las cinco que ya tiene, una en Marcos (Gijón) y otra en Toki (Madrid)

as estrellas Michelin han vuelto a brillar en Barcelona. En una noche cargada de emociones, la guía francesa ha subido a dos restaurant­es españoles al olimpo gastronómi­co. Noor, en Córdoba, y Disfrutar, en la Ciudad Condal, han conseguido la tercera estrella Michelin. La gala arrancaba pasadas las 19.20 horas con un auditorio lleno y Andreu Buenafuent­e como maestro de ceremonias en el Auditori Fòrum del Centro Internacio­nal de Convencion­es de Barcelona (CCIB). Este año ha sido máximo el secretismo desde la guía. Los teléfonos de los cocineros echaban humo estos últimos días, pero sin ninguna certeza de lo que depararía la gala. En Andalucía ha brillado Noor, el proyecto de Paco Morales y cuya cocina dirige con Paola Gualandi, un concepto gastro-cultural donde intentan crear un lugar para que disfrute todo tipo de personas. Abierto en 2016, ya el año pasado sonó en las quinielas para la tercera estrella, pero ha habido que esperar un año para conseguirl­o. El chef andaluz se inspira en la historia y la cultura andalusí, cuyo hito capital fue el Califato de Abderramán III, que convirtió Córdoba en la ciudad más culta y avanzada de su época. La labor de investigac­ión con documental­istas, historiado­res, arqueólogo­s y diseñadore­s arropa todo el proceso creativo del espacio. Disfrutar es el segundo gastronómi­co que ha convencido en esta edición a los inspectore­s. Oriol Castro, Eduard Xatruch y Mateu Casañas, los tres formados en su día en ElBulli, lideran sin duda uno de los restaurant­es más creativos de España, donde combinan a la perfección sofisticad­as técnicas, productos de temporada y un recetario mediterrán­eo revisado. Hasta hoy, este selecto club de las tres estrellas lo integraban 13 gastronómi­cos y todos mantienen la máxima distinción: Arzak (San Sebastián, Guipúzcoa); Lasarte (Barcelona); Martín Berasategu­i (Lasarte-Oria, Guipúzcoa); El Celler de Can Roca (Girona); ABaC (Barcelona); Cenador de Amós (Villaverde de Pontones, Cantabria); Akelarre (San Sebastián, Guipúzcoa); Aponiente (El Puerto de Santa María, Cádiz); Quique Dacosta (Dénia, Alicante); DiverXO (Madrid), Azurmendi (Larrabetzu, Vizcaya), Atrio

L(Cáceres), y Cocina Hermanos Torres (Barcelona).

A la lista de biestrella­dos sube sólo un restaurant­e este año: Venta Moncalvill­o, el comedor de Ignacio Echapresto, chef que dejó el yunque por los fogones. Ubicado en un pequeño pueblo riojano de 50 habitantes, el cocinero y su hermano Carlos, al frente de la sala y la bodega, han reestructu­rado la propuesta desde la sostenibil­idad para dar más protagonis­mo al huerto. Sus platos suelen combinar solo dos o tres elementos. «Es un proyecto que empezó hace 28 años y no sabíamos dónde íbamos a acabar. Esto es la hostia», ha dicho un emocionado Ignacio en el escenario. Entre los 31 restaurant­es que consiguen la primera estrella se encuentran Marcos, en Gijón, y Toki, en Madrid, ambos proyectos liderados por el sumiller y empresario Marcos Granda, que ya tiene siete estrellas; NM, de Oviedo; Terra, en Fisterra (Galicia); Txispa, en Axpe (País Vasco); Canfranc Express, en Canfranc-Estación (Aragón); Casa Bernardi, en Benissa; Fraula, en Valencia; Kabo, en Pamplona; Orobianco, en Calpe; Quirat, en Barcelona; Suto, en Barcelona: Barro, en Ávila; y Erre de Roca, en Miranda de Ebro.

En Madrid debutan en la Michelin interesant­es propuestas, como OSA, el proyecto de Sara Peral y Jorge Muñoz que abrió hace unos meses apostando por una cocina de identidad, con muchos valores y contracorr­iente. También lo hacen Cebo, del tándem formado por Juan Sahuquillo y Javier Sanz; Desde 1911, restaurant­e de Pescadería­s Coruñesas; El Club Allard, con Martin Berasategu­i y José María Goñi; Santerra, el gastronómi­co de Miguel Carretero y el ya mencionado Toki, con Tadayoshi Motoa en la barra. A Andalucía viajan cinco estrellas: a Back, en Marbella; a Malak y Radis, ambos gastronómi­cos de Jaén; a Tohqa, en El Puerto de Santamaría y a Vandelvira, en Baeza. También en las islas Baleares y Canarias se amplía la lista con Andreu Genestra, en Mallorca; Bevir, en Las Palmas de Gran Canaria; Haydée, en La Orotava; Omakase by Walt, en Ibiza; Sa Clastra, en Es Capdellà (Mallorca); Taste 1973, en Playa de las Américas; y Unic, en Sant Josep de sa Talaia (Ibiza). Las 12 estrellas verdes se las otorgaron a Andreu Genestra, Barro, Béns d'Avall, Ca Na Toneta, Casa Marcial, Molino de Alcuneza, El Molino de Urdániz, Castelló D'Empuries, EsTragón, Hábitat Cigüeña Negra, L'Algadir del Delta y Monte.

Entre las novedades de esta XXIV edición, que era la primera vez que se hacía sin Portugal y el nuevo galardón al mejor sumiller, que se le otorgó a Josep Pitu Roca, de El Celler de Can Roca. El reconocimi­ento al trabajo en sala se lo llevó Joan Carles Ibáñez, de Lasarte Barcelona. El de chef mentor recayó en Juan Mari Arzak, una de las grandes figuras de la cocina vasca. Recogió el premio en el escenario su hija Elena. Por su parte, el Young Chef Award se lo dieron a Martina Puigvert, de Les Cols, el dos estrellas Michelin de Olot.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain